Todos queremos un país con

Seguridad, educación, empleo, salud
y crecimiento económico.

Conferencia Acuerdo de Chapultepec, XXIII Congreso Nacional de Ingeniería Civil

México, D. F. a 3 de marzo de 2006.

Presentación:
Estimados colegas, señores congresistas, llegó el momento de estar aquí en una reunión por todos esperada, por la calidad de ingeniero civil que nos acompaña esta mañana, es el ingeniero Carlos Slim Helú, para el cual pedimos un aplauso.

El Colegio de Ingeniero Civiles agradece mucho al ingeniero Slim el que haya aceptado esta invitación de venir a compartir aquí con sus colegas, con los ingenieros civiles, que estamos muy orgullosos, por nuestros 60 años de haber sido fundado nuestro colegio, uno de los mejores colegios de este país.

Para presentar al ingeniero Slim me permito también presentar a otro gran ingeniero, expresidente de nuestro colegio, ingeniero con toda la experiencia, ingeniero destacado en muchas especialidades y ámbitos nacionales e internacionales, el ingeniero Guillermo Guerrero Villalobos, quien también amablemente ha aceptado conducir esta importante reunión. Esperemos que todos estemos con atención a lo que el ingeniero Slim nos va a comentar.

Guillermo Guerrero Villalobos (GGV):
Buenos días a todos, Carlos Slim es ingeniero civil por la Universidad Nacional Autónoma de México y profesor de la Facultad de Ingeniería cerca de seis años. Su incursión en las finanzas y en los negocios empieza en 52 como un inversionista; ya en 65 es el fundador de Inversora Bursátil, de Casa de Bolsa Inmobiliaria Carso.

Después es el Presidente del Congreso de Administración de Inversora Bursátil; en 76, Presidente del Consejo de Administración de Galas de México; en 80, Vicepresidente de la Bolsa Mexicana de Valores; en 81, Presidente del Consejo de Administración de Cigatam, y en 84 es Presidente de la Asociación Mexicana de Casas de Bolsa.

En 85, distinguido con la medalla de honor al mérito empresarial de la Cámara de Comercio; en 90, Presidente del Consejo de Administración de Teléfonos de México y Consejero de la Fundación UNAM; en 81, Presidente del Consejo de Administración de Radiomóvil Dipsa; en 94, distinguido con el Golden Plate Award otorgado por American Academy of Achievement.

Desde 1995, Presidente del Consejo Directivo de la Fundación Telmex; en 95, Vocal de Patronato del Hospital Infantil de México Doctor Federico Gómez; en 96, Presidente del Consejo de Administración de Carso Global Telecom; en 96-98, primer Presidente del Consejo Latinoamericano de Consejo de Administración de la Bolsa de Valores de Nueva York, y desde entonces es miembro de dicho comité. En 98, Presidente Honorario Vitalicio del Consejo de Administración de Grupo Carso; Presidente Honorario Vitalicio del Consejo de Administración del Grupo Financiero Inbursa.

En 2001, Presidente del Consejo de Administración de América Móvil y Presidente del Consejo Ejecutivo para la Restauración del Centro Histórico de la Ciudad de México; en 2002, distinguido con la condecoración del Comendador Leopoldo II otorgada por el Gobierno de Bélgica. Es consejero de SBC communication, Phillips Morris Company y Alcaltel.

He tratado de hacer un muy reducido y apretado el resumen, perdón, de su actividad profesional y en el mundo de los negocios, pero ante los impresionantes logros del ingeniero Carlos Slim en el mundo de las finanzas, la industria extractiva y de manufactura, los bienes raíces, las telecomunicaciones, el comercio, los servicios, la cultura y las artes, así como la filantropía tanto en el país como en el extranjero, pudiera imaginarse que no ha tenido tiempo de hacer ingeniería, sin embargo, esto no es así, ya que en todas sus actividades utiliza su buen juicio y su preparación de ingeniero.

Actualmente en esta etapa de su vida está delegando gran parte de sus compromisos y concentra su esfuerzo, sus capacidades y su visión a impulsar el desarrollo de proyectos de infraestructura en Latinoamérica, creando Impulsora del Desarrollo y del Empleo en América Latina, IDEAL, y Carso Infraestructura y Construcciones, y apoya la creación de los mecanismos necesarios para el financiamiento de estos proyectos, eliminado este obstáculo que se antoja insuperable.

Ello con el objetivo de impulsar la infraestructura física como carreteras, energía, puertos, aeropuertos, obras hidráulicas, etcétera, para impulsar el desarrollo, así como infraestructura de salud y educación para mejorar el nivel de vida de la población; promover el capital humano para crear a mediano y largo plazo nuevas generaciones de ingenieros de calidad mundial que puedan hacerse cargo del desarrollo de la infraestructura del país y de competir en el mundo globalizado.

Es por ello que me complace introducir la presentación en este Congreso de Carlos Slim y darle la bienvenida a uno de los miembros más distinguidos de nuestro Colegio y de la ingeniería mexicana.

Carlos Slim Helú (CSH):
Buenos días, me da mucho gusto participar en este XXIII Congreso Nacional de Ingeniería, agradezco mucho a los organizadores la invitación, cuando Andrés Moreno me invitó, no sé, hace muchos meses, ocho, diez meses, decía yo: No sé si vamos a estar vivos, vamos a esperarnos para después, y como en la escuela, acabé dejando las cosas a que pasará el tiempo, había hecho un borrador, luego ayer en la noche traté y cambié casi todo, entonces les ruego me disculpen si estoy un poco desordenado en la presentación, inclusive iba a presentar una tabla, pero como la cambiamos también, entonces les voy a pedir a que me ayuden con su imaginación a tratar de visualizar esa tabla que platicaré después.

Desde que el ser humano dejó de ser nómada, cazador, y recolector, y nos asentamos en fértiles valles, abundantes de agua, flora y fauna, que eran verdaderos paraísos terrenales, el capital físico ha sido, es y será una condición necesaria para el desarrollo, y es a la vez causa y efecto del mismo.

El hombre sedentario inició así la civilización, y la infraestructura física sería lo indispensable. esa infraestructura física es el factor y huella del esplendor que muchos pueblos dejaron durante los últimos cinco mil años. Tenemos así la huella de Mesopotamia, Egipto, Grecia, los Fenicios, Fenicia, Roma, Europa, Bizancio, etcétera, por supuesto en Asia, en India. Todo ha sido, la huella de su esplendor, de su desarrollo y de sus avances lo han dejado a través de la construcción y de su infraestructura y, por supuesto, en Mesoamérica, pues todas las culturas lo han sido así, desde la Olmeca, los Mayas, Aztecas, etcétera, han dejado esas grandes huellas.

Y evidentemente se han construido viviendas, se han construido templos, caminos, diques, presas, canales, acueductos, almacenes, fuertes, fortalezas, murallas, espacios para convivir, espacios para gobernar, para educar, para asuntos religiosos, para comerciar, astilleros, puertos, etcétera, hasta las grandes ciudades modernas y su espectacular arquitectura e ingeniería.

No cabe duda que para hablar de la formación y desarrollo de capital físico nos podríamos quedar horas hablando de todo lo que se ha hecho y todo lo que significó eso en el desarrollo de la civilización, y por supuesto en el desarrollo de los grandes países, como decía hace un momento, como un factor, como una causa y como un efecto de lo mismo.

Pero creo que deberemos abocarnos a hablar fundamentalmente de México, de México que hoy cuenta, a pesar de los grandes rezagos, con un entorno externo-interno muy favorable y debemos ya pensar en pasar de la estabilidad y del ajuste, que ya va a cumplir casi 25 años, al desarrollo acelerado, sostenido, sustentable y con empleo.

Y lo que debemos hacer es que todos estos rezagos, volverlos oportunidad, formando y desarrollando capital humano y físico. Miren, tenemos muchos rezagos, hay que aprovechar o hacer que esos rezagos se vuelvan oportunidad de inversión, oportunidad de crecimiento, oportunidad de empleo e impulso al desarrollo.

Y creo que somos los ingenieros los que debemos y vamos a plantear un ambicioso programa de construcción y modernización de nuestra infraestructura, con transformaciones sustanciales a la brevedad posible, esto en los próximos días hemos estado trabajando con todas las organizaciones de ingenieros y pues la propuesta es plantear, los ingenieros, de manera muy ambiciosa, la eliminación de esos rezagos e impulsar el gran desarrollo que a nuestro país le hace falta en toda la infraestructura.

Es notable que además de que están los proyectos, lo han estado viendo ustedes en las reuniones anteriores y creo que en la próxima se va a tratar específicamente de los grandes proyectos prioritarios urgentes de características nacionales y de grandes efectos para el desarrollo, tenemos los proyectos, tenemos la ingeniería y tenemos los recursos financieros que están disponibles y que lo importante va a ser que nos limiten a la capacidad que tengamos para realizarlos.

También hay que destacar, ustedes lo saben muy bien, que tenemos ingeniería de clase mundial, que además absorbe y desarrolla tecnología muy rápido, aunque para los grandes retos que significan estas grandes inversiones inmediatas, es con un sentido de urgencia y quizás con un sentido de emergencia, que podamos hacer que estos recursos de clase mundial de la ingeniería mexicana, que no van a ser suficientes para ese reto, tenemos que impulsarlos en ese sentido, aceleradamente, incorporar a esa ingeniería de clase mundial a las nuevas generaciones.

Sigo en este sentido, hago un paréntesis, estamos planteando para la semana próxima, vamos a hacerlo, crear un fondo de apoyo a la ingeniería mexicana para impulsar, un poco apoyar de manera inicial el desarrollo de la ingeniería mexicana.

Me dice Guillermo que aproveche para invitarlos el 7 de marzo en el Palacio de Ingeniería, a las 6:00 de la tarde, en donde va a tener efecto de este evento. Y lo interesante de este fondo es que se haría con fondos públicos y privados, estaría manejado por un consejo técnico que sería el que manejaría los recursos para ver que se hagan de la manera más eficiente ,y evidentemente la idea es que ese fondo sea recuperable para poder ir creciendo y financiar otros proyectos más adelante.

Bueno, sabemos que la construcción de operación de la infraestructura no es solo una condición necesaria para el desarrollo, para el crecimiento, nos hace más competitivos, es un gran generador de empleos y, sin duda, fortalece de manera importante y equilibra el desarrollo nacional, regional y rural.

Sabemos, lo han estado viendo en estas reuniones, que las necesidades de inversión anual para la formación y desarrollo de capital son importantes, y en todos los sectores, aquí les voy a pedir el que usen la imaginación para tratar de verlas más claras y dimensionarlas, jerarquizarlas, lo mejor es plantearlas para decidir su ejecución por sector y ver cómo es posible que se financie, entonces les quería pedir aquí su imaginación, es una tablita de cinco columnas, imagínese una tabla de cinco columnas para que se despierten los que no están, una tabla de cinco columnas, en la primera estarían los sectores, el sector energético, la vivienda, la energía eléctrica, la salud, la educación, el agua y medio ambiente, el turismo, comunicaciones y telecomunicaciones, incluyendo en comunicaciones y telecomunicaciones el transporte aéreo, el carretero, los ferrocarriles, las telecomunicaciones, los puertos y los aeropuertos.

Aquí los dos sectores que más recursos necesitan para su inversión son Pemex, primero que nadie, y la vivienda en segundo término. Estos sectores si los sumamos todos y las cifras que yo tengo son poco aproximadas y recabadas por mí, quieren decir que no están bien, entonces las que les van a explicar más adelante van a ser más precisas, son del orden de un poco más del 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), un poco más de 65 mil millones de dólares anuales.

Se puede hacer paulatinamente, de manera creciente, empezar con menos y acabar con más, pero yo creo que hay un sentido de urgencia que no debemos desaprovechar dado todo el entorno interno y externo, ¿qué quiere decir entorno interno y externo?, bueno, por entorno interno tenemos tasas de interés bajas, muy bajas, fijas. en pesos. a largo plazo; entonces, el poder tener tasas de interés fijas, estables, a largo plazo, es el mayor y el mejor estimulante para la inversión. Entonces, aprovechar que además es un mercado muy profundo donde hay muchos recursos y donde se puede disponer de recursos con facilidad a diez años y hasta 30, 20 o 30 años ya en menores cantidades, pero son recursos sumamente abundantes, entonces no creo yo que debamos hacer un programa paulatino, tenemos que hacer un programa muy acelerado, muy rápido de inversión. Esto es en lo que se refiere al mercado financiero del sector interno.

En el sector externo también hay abundancia, una abundancia enorme de ahorro disponible en los bancos, en los mercados, que las tasas también son bajas, los plazos son largos y hay muchísimo dinero, entonces debemos aprovechar que hay mucho dinero a tasas buenas y a largo plazo, para financiar en pesos y dólares según el sector; por ejemplo, el sector petrolero puede financiarse todo en dólares porque está ligado al dólar, pero yo diría que todos aquellos sectores cuyos ingresos estén en pesos deberían financiarse en pesos, por ejemplo, la energía eléctrica debería financiarse en pesos porque cada devaluación, hay una presión sobre los precios enorme. Yo creo que no hay duda que Pemex requiere, puede financiarse así, pero nosotros deberíamos de aprovechar la disponibilidad enorme de pesos.

En el caso de Pemex, la inversión debe ser del orden del 18 y quizás 20 mil millones de dólares. En esta, inversión aparte de todo lo que es investigación y desarrollo que hay que seguirlo apoyando, tenemos grandes necesidades de inversión en exploración, sobre todo en aguas profundas; de explotación, los niveles actuales han subido ligeramente en cuanto se refiere al petróleo, por el potencial, la explotación puede ser un 50 por ciento más que el actual, eso le daría a Pemex con autonomía y con las inversiones necesarias le permitiría que si el petróleo está a muy buen precio, pues venda lo que produzca y si no pues cierra la llave y guarda las reservas si en un momento dado el petróleo tenga esa situación.

Da la impresión, por lo que dicen las gentes, que ya es difícil pensar en un petróleo bajo, de hecho todavía no alcanza el precio de 81, todavía sigue estando por abajo del precio de 81 en dólares constantes, creo que daría como 90 o cien dólares el precio actualizado del 81, y está en 62, 63.

Bueno, también aparte de exploración necesitamos hacer la refinación, un elemento fundamental es el  gas; otro elemento, la petroquímica, la modernización de toda la estructura, los ductos, y también investigar o estar atento de las investigaciones que se hacen sobre energía renovable, el metano que sale de la caña de azúcar, se está estudiando también el maíz, se habla del hidrógeno, etcétera, pero lo que no cabe duda es que necesitamos Pemex, que es una empresa extraordinaria, darle toda la fortaleza que requiere porque no tenemos en el país la posibilidad de buscar una riqueza semejante a ésta, ni tampoco aprovechar para que sea una palanca de desarrollo nacional.

Estas inversiones en Pemex, desgraciadamente, aunque se han estado aumentando y a pesar del aumento de precios del petróleo, que son 32 mil millones de exportación a un precio de 38 dólares, pues esos 32 mil millones de dólares de petróleo, y ese incremento sustancial del precio sobre el presupuesto que originalmente iba ser de 23, se cambió a 27, desgraciadamente no se le ha dejado a Pemex, y casi todo lo ha hecho con Pidiregas, lo cual además revalúa el tipo de cambio innecesariamente y nos lleva a tener reservas inútiles y costosas en el banco central.

Bueno, entonces volviendo, Pemex necesita del orden de 18 mil, al menos, millones de dólares, y por varios años; en vivienda probablemente estemos hablando del orden de 16 mil millones de dólares; en energía eléctrica quizás seis mil, es la segunda columna, la inversión anual, dos mil en salud, cuatro mil en educación, agua y medio ambiente seis mil, turismo tres mil; transporte aéreo, carretero, ferrocarriles, cinco mil; telecomunicaciones cuatro mil, puertos dos mil  500, aeropuertos mil 500; entonces, alrededor de 65 mil millones de dólares, un poco más.

Pero ya estamos haciendo parte de esa inversión, así Pemex que invirtió 12 necesita sólo seis adicionales; si vemos que el petróleo estaba a 27 y ahora anda a 50, son 23 dólares, son casi 40 millones de dólares diarios, son 15 mil millones más de precio sobre el presupuesto del año pasado, no recuerdo este año cómo quedó, pero necesitamos seis mil más, o sea que debería ser con sus propios recursos, y por supuesto, yo creo que Pemex debe seguir siendo una empresa del Estado, aprovechar la riqueza, que siga siendo del Estado todo lo que es el petróleo y el gas, pero hay muchas otras cosas que no necesitan ser del Estado, no va a ser dueño de todas las gasolineras, ni de todos los camiones transportistas, ni de todos los barcos, ni de todos los ductos, ni de toda la petroquímica, etcétera. Entonces dentro de las necesidades de inversión de Pemex cabe de manera sustancial la inversión privada.

Luego, en vivienda comentaba, se ha analizado, se calcula que hacen falta de 800 a 900 mil al año, aparte de los rezagos y de mejorar la calidad que hay. Aquí lo interesante que aunque quizás lo que falte adicional sea alrededor de seis mil millones, pues todo esto con los recursos del Infonavit y con los recursos de la banca privada, los enganches, etcétera, no requiere el sector público invertir salvo en el estímulo, el apoyo a la vivienda muy marginada, y yo creo que esa vivienda marginada si se regulariza y se le dan los servicios, tendrá la suficiente garantía para ser sujeta de crédito, de manera que las necesidades de financiamiento serán menores.

Antes de seguir con los otros, debo decir que más o menos el cálculo es que hay que incrementar en 4 por ciento del PIB la inversión, alrededor de 4 por ciento del PIB, pero al mismo tiempo, si vemos que el petróleo de 27 a 50 da 23 dólares, hacíamos la cuenta hace un rato de que eran 45 millones de dólares, son 16 mil millones de dólares, es más del 2 del PIB, o sea que el puro sobreprecio del petróleo da 2 por ciento del PIB, nada más para empezar a manejar cifras relativas.

La energía eléctrica, pues yo creo que una de las cosas más importantes, teniendo en cuenta que ya se ha invertido y hay suficiente capacidad, necesitamos mejorar la calidad de la energía eléctrica, necesitamos modernizar las plantas obsoletas que son varias, yo creo que es muy importante modernizar esas plantas; subir la productividad, cuidar la continuidad del servicio porque la interrupción del servicio es uno de los grandes frenos a la inversión y al desarrollo, que tenga una gran calidad y continuidad el servicio y, por supuesto, los precios hacerlos competitivos y transparentar los subsidios, porque cuando no hacen reformas fiscales suben el precio de la electricidad, que ha subido cuarenta y tantos por ciento en términos reales en estos años.

Y yo creo que debe tener precios competitivos, ser muy eficiente, alta productividad, y si no renueva las plantas viejas no va a tener esa capacidad de esa productividad, y transparentar los subsidios, bueno, si va a haber subsidios cruzados, decidir como se van a pagar, si los paga el consumidor de alto consumo o si los va a pagar el gobierno de los fondos para apoyo social, etcétera.

En el caso de la energía eléctrica también creo que hay que eficientar mucho la generación privada, todos generamos energía en todos lados, desde el coche hasta en el reloj que traemos, etcétera; hay que buscar que no haya un gran desperdicio, ver qué se puede hacer para optimizar la energía, y lo que están provocando los altos precios de la CFE y de la Compañía de Luz en algunos sectores es que se hagan plantas de generación ineficientes para las horas pico, entonces, ese tipo de cosas yo creo que hay que estudiarlas porque acaba costándole a todo el país.

Bueno, en el caso de salud y educación probablemente falten tres mil millones; el turismo creo que es muy importante, la inversión y la infraestructura turística y telecomunicaciones pues prácticamente no hace falta nada, y lo que hiciera falta es privado; aeropuertos es privado, los transportes aéreos son privados, el turismo es privado, entonces vemos que casi todo, o buena parte de lo que falta se hace con recursos privados, pero además, en toda la inversión pública, por ejemplo, en las carreteras y otras, en educación y salud, se puede hacer financiamiento privado para dar servicios públicos, esto es los llamados PPS aquí, los PPP, es la asociación pública privada, de manera que el servicio público lo presta el gobierno, lo prestan los gobiernos estatales, municipales o federal, y la inversión es privada, esto puede ser en cárceles, mercados, escuelas, hospitales, oficinas de gobierno, bueno, acabamos de terminar la Secretaría de Relaciones Exteriores bajo ese esquema en el que se va al Centro Histórico, es financiada por una institución de crédito, lo paga como renta y al cabo de ciertos años es federal, pero no entró en el presupuesto.

Entonces estoy hablando de 4 por ciento de inversión del PIB. Creo que de todos los sectores que mencioné, yo diría que el sector energético, Pemex es el más importante desde el punto de vista generación de riqueza nacional, ahí cada peso que invirtamos se paga con una velocidad enorme, estamos importando 12 millones de dólares de petrolíferos, lo cual no entiende uno, creo que son siete mil de gas, gasolina, etcétera, esa es la más rentable, pero en donde hemos tenido más descuido, creo yo, es en la cuestión de agua y medio ambiente, sobre todo en agua.

Las necesidades de inversión en agua, yo hablaba de seis mil millones, yo creo que se necesitan invertir seis mil millones adicionales a lo que se pueda estar haciendo, y el problema que ocurre es que en virtud de las cuentas públicas, es muy difícil que se pueda hacer inversión dentro del presupuesto teniendo cero déficit fiscal, porque por definición la cuenta presupuestal es de ingreso y egreso y se confunde el gasto con la inversión, quiere decir que si invertimos cinco mil millones más de dólares en Pemex, más, en un año se van al déficit, porque es una inversión de capital, se invierta en donde se invierta y por productivo que sea, entonces es indispensable combinar con inversión social y privada.

Estamos hablando del 4 por ciento del PIB; para no tardarme más en esta tabla, estaba yo hablando del 4 del PIB, de lo cual el sector público puede participar, en ese 4, de acuerdo con la sanidad de sus finanzas públicas. Si los precios del petróleo están muy altos y bien, bueno, pues Pemex es autosuficiente con mucho. Nada más para dar algún dato, el aumento de las contribuciones de Pemex al gobierno, adicionales a las que había en 2001, por ejemplo, esas aportaciones adicionales son iguales al 4 por ciento del PIB que se requiere invertir, entonces las finanzas dan.

Pero además, buena parte de esto se puede hacer con recursos privados, y creo que se debe hacer con recursos privados.

Platicábamos ayer con un grupo de ingenieros, y concretamente con Felipe Ochoa, le planteaba yo la conveniencia de por que no hacia algún trabajito ahí de su especialidad, y ahora me ofrezco hacerlo con él, -vamos hacerlo-, le comentaba que valdría la pena hacer una matriz como la insumo-producto, -eso es una matriz de efectos interindustriales-, y que hiciéramos una matriz con las inversiones y sus efectos si se hace en México y sus efectos si es llave en mano, dejar de ser un país llave en mano, dejar de ser un país llave en mano por muchos motivos, uno de ellos nos lo va a decir esa matriz y otro porque no formamos capital humano, no desarrollamos nuestra ingeniería.

En las sociedad agrícolas se luchaba y había grandes guerras por la tierra y por la mano de obra esclava, tributaria, siervo; en la sociedad del conocimiento se lucha por el conocimiento y ya no se explota la mano de obra, se explota el mercado. Entonces, de alguna forma hoy la soberanía es conocimientos y mercado.

Bueno, el planteamiento que hacía con Felipe es: Vamos hacer dos matrices, una de qué significa hacer de todo este sector de inversión, no solamente el adicional, sino el anual, ese 8 por ciento del PIB, qué repercusiones tiene cuantitativas y también cualitativas, si el proyecto se hace aquí, si la ingeniería es fundamentalmente mexicana, si la construcción es fundamentalmente mexicana, si los equipos son básicamente mexicanos, pero además hechos en México. Es decir, la inversión puede ser extranjera pero hecho acá, como hacen los chinos y como hacen los brasileños, hecho aquí, por ellos, o por mexicanos, por quien sea, pero con ingeniería mexicana y con construcción mexicana y fabricación mexicana, esa sería un matriz con efectos equis.

Obviamente habría un incremento en el empleo, en los impuestos, en la repercusión en los otros sectores industriales, económicos, muy diferentes a que nos llegue todo empaquetado y que quedemos ajenos al conocimiento y al desarrollo.

Aquí, insistiendo, debemos evitar ser un país llave en mano, y que los concursos favorezcan la ejecución externa, hay que cambiar el embudo de lado, decíamos ayer, la ley del embudo hay que cambiarla de lado, lo más elemental es cambiar de lado el embudo.

Yo creo que el desarrollo de la ingeniería y la construcción nos va a liberar al desarrollo, creo que es una decisión fundamental que hay que tomar, y que hay que afrontar, de alguna forma,-el martes se platean los proyectos, pero también el compromiso de la ingeniería de hacerle frente-, lo hemos constatado, la historia de la ingeniería lo demuestra, ha construido el país, construyó el país durante muchos años y estamos perdiendo quizás una, dos, o tres generaciones de ingenieros por falta de trabajo.

Está también, como decía, en esa matriz, consume mayoritariamente insumos nacionales, grandes efectos intereconómicos, nacional, regional, rural; genera mucho empleo formal, temporal y permanente; dinamiza la economía nacional, privilegia la economía real sobre la financiera y convierte el ahorro nacional en inversión productiva y no para financiar el gasto corriente. Esta matriz, ya me dijo Felipe que sí, -no sé cuándo la tengamos, pero yo creo que va a ser sumamente importante-.

Para crecer más hay que invertir más, y si lo hacemos en infraestructura, en México, el esfuerzo es inmediato y detona más inversión en otros sectores, y dejemos de creer, - es muy importante esto -, que sólo podemos hacerlo con recursos fiscales, la realidad es contraria a esta afirmación en razón de lo que mencionaba, las cuentas públicas son de flujo, y se confunde el gasto con  inversión, independientemente de la rentabilidad de la misma. Entonces, tenemos que darnos cuenta, inclusive, yo creo que hay que hacer una reforma fiscal, no recaudatoria necesariamente, debe ser una reforma fiscal que tape hoyos, que sea eficiente, que facilite la administración, la recaudación, que la fortalezca y baje el costo de la misma, pero debe ser una reforma fiscal que tenga como instrumento de política económica el desarrollo, que sea su objetivo fundamental, que no se confunda el instrumento que es la reforma fiscal o la política económica o la política fiscal, con un objetivo. El objetivo debe ser el crecimiento acelerado, sostenido y con empleo.

Creo que si los muy favorables entornos que mencionaba, externos e internos, prevalecen y no cometemos errores importantes, en los próximos cinco años podemos romper la fuerza de atracción gravitacional del subdesarrollo con una velocidad de escape de alrededor de nueve a diez mil dólares per capita, dependiendo del nivel de evaluación del tipo de cambio y un crecimiento superior al 5 por ciento.

Estamos en una situación de estabilidad, los resultados de esa estabilidad son sustanciales, son muy importantes, ha sido un gran logro, han sido importantes en los fondos de retiro de los trabajadores; tenemos una situación de estabilidad envidiable y un entorno externo-interno envidiable, - como comentábamos -, no solamente en los mercados financieros, sino también los precios del petróleo, las remesas de mexicanos, el superávit turístico, pero también tenemos con Estados Unidos 65 mil millones de superávit comercial, y hay que buscar e inducir ya inversión extranjera al estilo chino y brasileño, etcétera, en el que traen a empresas que no van a pagar sueldos de maquila, que no solamente es mano de obra no calificada, sino empresas de mano de obra calificada donde hay transferencia de tecnología y de conocimiento, creo que eso es lo óptimo.

Entonces podemos empezar a romper esa barrera del subdesarrollo, tenemos las bases, se ha dado en este gobierno una estabilidad envidiable y las condiciones externas e internas, y debemos entrar a esa etapa virtuosa de crecimiento acelerado, sostenido, con empleo y con la formación y desarrollo de capital humano y físico. Sabemos que necesitamos tener energía eléctrica, y que necesitamos tener puertos y que tenemos que tener tal, pero es muy diferente si se hace con ingeniería mexicana o construcción mexicana hecha en México, construcción hecha en México, y equipo, sería deseable.

Vale la pena porque creo que es oportuno, comentar que en España, por ejemplo, - lo decía ayer el ingeniero Quintana -, pues sí es muy importante para ellos hacer cosas en todos lados pero en sus mercados que nadie se meta, o en sus empresas que nadie se meta.

Nosotros intentamos hace varios años comprar diez megahertz que había de espectro para entrar a competir en la telefonía móvil, diez megahertz son insuficientes, lo ideal sería tener 40 o 50, o mínimo 25 o 30, pero con diez sentimos que era una posibilidad porque el precio de España era dos veces y medio el precio de México, entonces había un gran espacio por el precio. Hablamos desde la más alta autoridad hasta el Ministro de Telecomunicaciones y había esos diez megahertz, planteamos que nuestra propuesta era vender a la mitad de lo que se vendía en España, - toda la telefonía celular es carísima en Europa, es  más del doble que la de aquí, dos veces y cuarto porque ya se bajó el euro, vale 24 a 25 centavos de dólar, y en algunos países todavía más -, y nuestra entrada era a base de ofrecer en un nicho porque los diez megahertz no nos permitía entrar de forma masiva, y lo que acabaron haciendo es subastar los diez megahertz de una manera en que la dividían entre los tres porque la propuesta es que ganaba no el que ofreciera mejor precio o condiciones, sino el que invirtiera más, pues como ellos ya estaba invirtiendo, la iban a ganar quienes ya estaban, ningún nuevo, con diez megahertz iba a invertir tanto como lo que estaban invirtiendo ellos, y además inversión en zona rural.

Eso puede ser un poco sofisticado y discutible, pero ahora vemos como aun siendo la Unión Europea no están permitiendo que los alemanes compren la empresa española, ¿verdad?, Endesa, está frenando a ser comprada por el grupo alemán, es como si un estado de la Unión Americana no aceptara que estuviera otro estado de la Unión Americana, eso a pesar de la Unión Europea.

Bueno, entonces aquí lo único que señala es el celo explicable de que cuiden que en su país se desarrolle el conocimiento. Quiero volver a repetir, en la sociedades agrícolas la lucha era por la tierra y por la mano de obra explotable, que era a través de la esclavitud, etcétera, o como el Imperio Azteca, tributarios, tributos, y en la sociedad actual, en la nueva civilización del conocimiento lo importante es el conocimiento y el mercado de los consumidores.

Es muy importante estar muy claros de esto porque el conocimiento siempre pasa por la ingeniería, el conocimiento se logra no sólo con la academia, no sólo con las escuelas, por doctorados que se hagan, sino es muy importante que se logre en el trabajo, el empleo es fundamental, podemos venir muy bien preparados, salir de la escuela como grandes ingenieros, pero hasta que no entramos a trabajar no lo hacemos de manera importante y si el trabajo se va a hacer fuera, pues nunca vamos a aprender nada.

No cabe duda que la ingeniería mexicana es de clase mundial lo ha demostrado históricamente, no es una baladronada, pero sí es preocupante que por la falta de trabajo de los últimos 20 años, digamos, no se han desarrollado nuevas generaciones de ingeniería, la matrícula está estancada, no se sabe, creo que ayer hablaban de diez mil o 20 mil o 15 mil ingenieros, bueno, son insuficientes, pero además esos no encuentran trabajo. Entonces lo que necesitamos es no solamente aumentar la matrícula y apoyar con becas la educación, necesita haber trabajo para todos esos ingenieros.

Y es ahí donde digo que los ingenieros debemos trabajar con un sentido de urgencia y multiplicar a esos ingenieros que rápidamente absorben la tecnología; por ejemplo, ahorita se está hablando de un proyecto que es el más importante, voy a dar otro ejemplo, yo diría que una de las cosas más importantes que ha conseguido Panamá en su historia probablemente fue recuperar el Canal, no por soberanía, por nacionalismo, sino por economía, los ingresos fundamentales del país es el Canal de Panamá, anda ya en el orden de mil millones de dólares, que para el tamaño de Panamá es muy grande, ya están buscando aumentar esos ingresos a través de la ampliación del Canal para construir el Pos-Panamá, está saturado el canal; conforme el comercio avance y sabemos que seguirá avanzando por la globalización en la comunicación, pues para pasar de un lado a otro no hay muchas alternativas, es el Canal cuando están al sur de Brasil pues abajo de Africa, de otra forma alterna son los puertos de Estados Unidos que están saturados y creo que ya está saturado hasta Vancouver; en México, Manzanillo y un poco Lázaro Cárdenas.

Ayer también hablando con Felipe yo veía muy limitado lo del Transístmico, pero sus observaciones fueron muy importantes, también es muy importante el desarrollo del Puerto de Colones de Baja California y todo apunta a que se va a hacer un concurso para que lo gane un extranjero, lo cual creo es un grave error, ahí no es que nos vengan a hacer el favor de instalarse o de invertir, es dar la entrada para que puedan cruzar del Pacífico al Medio Este, Oeste o al Este americano, es decir, está planteándose un paquete en que todo va aparentemente destinado a eso, lo cual creo es seguir en la llave en mano, seguir en la falta de desarrollo de nuestra ingeniería y de nuestra economía y de nuestro futuro, muchas gracias.

GGV:
Agradecemos la interesante, provocativa y, diría yo, muy nacionalista presentación del ingeniero Carlos Slim. Tenemos como media hora, se pretende abrir un lapso para preguntas y respuestas, vamos a tratar de juntarlas por temas, y si ustedes están de acuerdo se leerían las que tienen el mismo tema para que el ingeniero nos haga favor de contestarlas.

Estas tienen que ver con las ciudades, Luis Javier Castro Castro pregunta: Ingeniero Slim, yo pienso que si nuestras ciudades no tienen infraestructura urbana y servicios de calidad mundial, nuestro país no será competitivo en las ligas mayores, ¿usted qué opina?

CSH:
No cabe duda que necesitamos eso, necesitamos tener servicios de calidad mundial, y de precios mundiales, no nada más de calidad, sino que también sean muy competitivos los precios respecto a lo que se da.

Ahora, yo quiero hacer aquí una observación sobre la competitividad, esa calificación que nos dan a México no es cierta, y no es cierta por dos motivos, no me acuerdo qué es, cincuenta y tantos, 53, no sé, eso no es competitividad, eso es facilidad para hacer negocios, son otras cosas, no es competitividad; ¿por qué lo afirmo?, lo afirmo por dos cosas, y lo seguiré afirmando: primero, porque tenemos un superávit de 65 mil millones con Estados Unidos; segundo, porque Estados Unidos es el segundo lugar en competitividad y con un déficit importando más del doble de lo que exporta, no puede ser un país competitivo, y tercero, porque China está en cuarenta y tanto. Ni China esta en cuarenta y tanto, ni Estados Unidos está en segundo.

Entonces, lo que creo que esto es indudable, yo diría que de todos los sectores de la primera columna que mencionaba, hay dos en los que estamos muy atrasados, uno de ellos es el agua y el medio ambiente. El agua en todos sus definiciones, agua potable, saneamiento de agua, redes de agua, desperdicio de la red del agua, drenajes, redes de drenaje, falta de drenaje, tratamiento de agua que no se hace, etcétera. No mencioné la energía eléctrica, hay que buscar la energía renovable y el agua tiene una característica maravillosa, es renovable y reciclable, no le puedo uno pedir nada más a un producto, a un bien y, sin embargo, como siempre abundó, no hemos podido hacer las inversiones para manejarla con eficacia.

El agua para regulación, para evitar tanto conflicto o catástrofe, no hay duda, pero yo quiero que ese rezago nos demos cuenta que es una oportunidad, es una oportunidad porque eso significa inversión y empleo. En los Estados Unidos están inventando cómo ante una posible recesión se le devuelve el dinero al consumidor para que compre, para que invierta, aquí lo que podemos hacer es hacer mucha inversión, mucha inversión en infraestructura que detona además el desarrollo.

GGV:
Armando Serral de Castrejón dice, para desconcentrar esta gran urbe que está al borde del colapso del tráfico, agua y demás, ¿cuál sería tu propuesta para crear polos de desarrollo y su consecuente incremento de infraestructura física en ciudades del interior de la República?

CSH:
Bueno, lo del agua eso es porque no se ha invertido, pero en México llueve tres o cuatro veces lo que se consume, la red sepulta el 40 por ciento, se pierde en la red, en algunos lados el 50; no hay tratamiento, ni siquiera primario del agua que sale del Valle; no se regresa parte del agua que va que puede ser ocho o diez metros cúbicos, no hay lagunas de infiltración, las presas de regulación no infiltran, en fin, hay que invertir y hay que solucionar, ahí es del tipo de servicios públicos que yo veo claramente que hay que subsidiar con los subsidios cruzados al bajo consumidor y cobrar marginalmente al alto consumidor, y en lugar de decir: no usen agua, provocar que usen agua, es como si en Telmex dijeran no hablen por teléfono porque se saturan las centrales hay que invertir. Entonces lo que hay que hacer es que se pague el agua después del servicio para cierto nivel, 30 metros cúbicos, por ejemplo, y que ya empiece a costar 15 o 20 pesos el siguiente y si el costo es diez y se recicla y se renueva, pues caray, maravilloso.

Ahora, lo del transporte, y no estoy justificando el tamaño de la ciudad, falta transporte público de calidad, otra vez infraestructura, en Inglaterra, o en Londres o en Nueva York, pues hay transporte público, nadie lleva el coche, aquí todo mundo trae coche para arriba y para abajo porque no puede moverse de otra forma, es importante que pudiéramos tener servicio de gran calidad, esto no implica que no haya que impulsar otros polos de desarrollo, otras ciudades que ya están empezando a tener los mismos problemas, pero sobre todo ciertas localidades de concentración de servicios, en donde hay miles y miles de poblados diseminados, o sea, no podemos darle a todos los poblados diseminados del país, que son varias decenas, creo que son centenas de miles de poblados, servicios, entonces hay que buscar zonas de concentración para los servicios educativos, de salud, etcétera, y que se vayan formando.

Ahora, la única forma de que la gente no venga a la ciudad o no vaya a las ciudades y no se mueva hacia Estados Unidos, es que tenga oportunidad de empleo y la educación para que el empleo sea mejor remunerado.

GGV:
Están llegando muchas preguntas y algunas son sobre el mismo tema o semejantes, valdría la pena tratar de contestar varias juntas si a ti te parece.

Mauricio Llamas Arteaga, Erick López preguntan que ¿cómo es posible privatizar sin afectar la inflación? toda la inversión lleva un gasto y recuperarla a corto plazo significa subir el precio y el mejor ejemplo es Chile.

CSH:
Bueno, eso es absurdo, es decir, privatizar debería ser disminuir precios, ¿por qué?, ¿qué es lo que pasa en algunos casos?, que se privatiza algún sector subsidiado, entonces cuando se privatiza el gobierno dice: Ya no me subsidies, o como el caso de Telmex, dicen: Quita los subsidios cruzados porque ese fue el consejo externo, creo que es un error de consejo, entonces baja la larga distancia y sube el servicio local, o por ejemplo; lo del agua, el agua no estoy hablando de que se privatice o no, lo que se debe hacer es ver con subsidios cruzados de manera que el consumidor, sea del gobierno, sea municipal o sea privada, que haya un subsidio cruzado al consumidor de equis cantidad, por decir, 30 metros cúbicos, o 40, no sé cuál sea la dotación razonable de una vivienda, por arriba de 30 vale 15 pesos y arriba de cien, 20 por ejemplo. Entonces al que consume 60 le va a costar siete pesos el metro cuando cuesta 12 o diez, no sé; entonces no hay una relación, y eso se puede ver, por ejemplo, con las líneas aéreas, las líneas aéreas son monopólicas y carísimas y medio pierden dinero, creo, cuando menos eso da la impresión por los resultados, en cambio las nuevas están vendiendo a la mitad de precio, perdón, al 40 por ciento, 35 por ciento del precio, entonces no significa la privatización para nada al revés, si fuera eso, quiere decir que es más eficiente el gobierno, debe seguir operándola si fuera así, por ningún motivo la privatización significa aumento de precio, a menos de que sea un servicio subsidiado y que se establezca que se quita el subsidio.

Por eso hablaba yo en CFE, hagan subsidios transparentes, si se va a subsidiar al pequeño consumidor, al sector agrícola, a tal, bueno, ese subsidio es tanto, que lo transparenten y se pague, y que no hagan incompetitiva la industria nacional porque la energía eléctrica es muy cara.

GGV:
Existen los recursos y se han detectado las necesidades de inversión, ¿qué hace falta para que se integren todos los sectores de la sociedad y lleven a cabo los proyectos?, pregunta Eric López.

CSH:
Yo creo que no nos habíamos puesto de acuerdo, el Gobierno está muy interesado y ha apoyando este fondo para apoyar la ingeniería mexicana. Los proyectos están, los recursos están y la ingeniería está, pero muchas veces la inercia hace que los funcionarios públicos vean las cosas y no vean el cambio; por ejemplo, en el pasado, en la crisis del 95 o en el 88 o en los 80, pero sobre todo en la crisis del 95, no había recursos para financiar, ni recursos internos ni recursos externos, entonces se acudió al financiamiento de proveedores llave en mano de Pidiregas, pero hace muchos años que ya tenemos recursos y ya están abiertos los mercados, ya hay que cambiarlos ¿no?. Cuando no hay mercado, no hay ahorro, no hay financiamiento, no hay flujo de recursos ni internos ni externos, pues no queda de otra más que hacerlo con llave en mano o con Pidiregas o como se le quiera llamar. Cuando está como está ya desde hace unos años, los recursos disponibles nacionales y extranjeros, bueno, pues lo único que hay que hacer es que el gobierno, las empresas del gobierno, sobre todo, en sus concursos, no excluyan a los mexicanos a través de concursos que van calificados solamente para que sea un externo, por ejemplo, o que las compras promuevan que sean nacionales, o que inviten a los proveedores para que sean calificados a que se vengan a México.

Si hay tratados comerciales que exigen que sea abierto, pues hay que hacerlo abierto, pero pues no hay tratados con muchos países que son nuestros grandes proveedores de equipo y maquinaria. Entonces las compras que hacemos todas las empresas, nos incluimos las telecomunicaciones, deberíamos de buscar que como era en los 60, cuando fue el desarrollo este y sin proteccionismos, sino con precios competitivos, invitar a que se vengan a instalar acá, no importa que la empresa sea china o americana o europea, el caso es que haga su trabajo con ingeniería mexicana, con producción nacional, etcétera.

Les quiero dar otra información de una plática que teníamos ayer sobre el tamaño de las empresas, éstas son las empresas de construcción del mundo, de las empresas mexicanas la más grande en cuanto a su ventas es ICA, pero hay empresas en otros lados que venden cinco, dos, diez veces más, entonces necesitamos hacer cuatro, cinco o seis grandes empresas de construcción mexicanas y, por supuesto, muchas de ingeniería mexicana, muchas empresas de ingeniería mexicana, especializadas, generales, etcétera, pero en construcción necesitamos tener más empresas, ese es otro factor importante para poder hacer muchas de las construcciones que hay, que no sólo estén los ingenieros, - sino que la crisis que se pasó en los 90, después del 94 en las constructoras nacionales, que ya pasó además-, que se fortalezcan cinco o seis o se desarrollen cinco o seis empresas constructoras, que sean por lo pronto muy fuertes para competir acá y, por supuesto, que se hagan fuertes para competir fuera.

Aquí tengo algunas de diez mil, 21 mil, 22 mil, 25, 28, 14 mil, diez, ocho, cinco, 13, 11, seis, diez de ventas millones; ICA, mil 1700. Hay que hacer que haya empresas muy fuertes mexicanas, varias, cinco, cuatro, seis, constructoras grandes, muy grandes, competitivas internacionalmente, y otras medianas de todos los tamaños y, por supuesto grupos, de ingeniería mexicana.

GGV:
¿Dejar de ser un país llave en mano equivaldría a la política de sustitución de importaciones implantada en los 70?, Ricardo Gracilazo.

CSH:
Creo que el dejar de ser llave en mano significa, por ejemplo, fraccionar los concursos, hablaba del Puerto de Colones, si el concurso es de que maneje el puerto ligado al ferrocarril, ligado a esto, ligado al otro y al tal y al tal, bueno, pues se achica, esa es una, y otro, por el sentido de la pregunta, por ningún motivo estoy planteando yo que se vuelva un proteccionismo y que se cierre el país a una ingeniería mexicana y a ver a dónde da y que todo se haga así, se tiene que hacer competitiva, pero que el financiamiento, por ejemplo, no sea un factor de decisión y que si se va a hacer un proyecto importante, pues se pueda fraccionar.

Por ejemplo, el más importante de todo lo que se ha hecho históricamente y probablemente se vaya a hace es éste del puerto, que son como seis mil millones de dólares y que seguramente va a crecer mucho, en donde lo que se está ofreciendo es un lugar estratégico nacional, yo diría más estratégico que el Istmo de Tehuantepec, hoy, para llevar mercancía a tales lados eso es nuestro.

Recuerdo de cuando estaba viendo una cosa del meteorito que cayó en Yucatán que nunca me he aprendido el nombre, Chichilu, en Yucatán los mexicanos estaban buscando recursos, necesitaban cualquier cantidad para saber si realmente había el meteorito, porque ya sabiendo que sí había el meteorito se conseguían recursos de muchos lados, y los canadienses querían obtener el control del proyecto, entonces les dijeron a los del Instituto de Geología, de la UNAM, y a varios que ellos tenían el dinero y dijeron los mexicanos: Pero nosotros tenemos el meteorito, y obviamente se hizo acá.

Nosotros tenemos el lugar, nosotros tenemos la demanda, nosotros tenemos la necesidad de ese proyecto, hay que hacerlo, no cabe duda, pero cómo es la mejor forma de hacerlo en México, para que esos recursos se queden acá y para que se forme esa ingeniería y se trabaje lo recordamos, fue muy bueno porque fue una vacuna, lo de los coreanos, que creo que venía y no sólo venían creo que colando los pilotos en los barcos y mandaban soldadores que estaban haciendo el servicio militar y no sé qué tantas cosas, sino que luego nos demandaron además.

Pero además, el que se haga aquí va a dejar también Impuesto Sobre la Renta, no sólo empleo, ingeniería, por eso es tan importantes esa matriz, para ver los efectos interindustriales, para que al medir la cosa económica no se diga: No, éste me cobra diez, y éste me cobra nueve, no, ya con esa matricita va a decir: El que me cobra diez me deja otros seis y el que me cobra nueve me deja cero, seis más, entonces ya uno dejó 15 y otro diez, entonces para hacer las evaluaciones mejor, aparte del asunto cualitativo que yo diría que en esta nueva civilización es fundamental, es desarrollar conocimiento, e insisto, el conocimiento pasa por la ingeniería.

Estamos hablando del conocimiento científico, de tecnología, por supuesto, en humanidades somos muy destacados, pero eso esta digo, seguiremos siendo y hay que apoyar todo ese desarrollo, pero toda la competitividad económica viene por ese lado, seguramente también por los abogados de derecho internacional, suena más complicado.

GGV:
Hay algunas preguntas que esas sí quiero que las contestes, no me las dejes a mí, ¿quién favorece a las compañías extranjeras?, se ha mencionado mucho esto, pero no se dice quién, es un ingeniero Navarrete Reyes de Pemex.

CSH:
Creo que son muchos factores; uno, son las circunstancias; comentaba en 96, 95, si queríamos inversión y necesitábamos inversión y no había recursos nacionales, pues había que buscar al proveedor que en forma de un financiamiento atado nos lo hiciera, en algunos casos pues las facilidades llave en mano, en otros casos es las cuentas públicas, las cuentas públicas son un demonio porque esas cuentas públicas que requieren, entre comillas, ser sanas porque da cero, o 0.40, que son una mentira, es distinto si se hace con ingresos extraordinarios del petróleo, si todo se va a gasto o si todo se va a inversión, entonces hay que buscar el asunto cualitativo, es cero con cero inversión y porque hay petróleo, es fatal, es menos uno porque hay diez de inversión, pues es muy bueno, pero ese tipo de factores son camisas de fuerza.

Después, costumbres, por ejemplo, el Consenso de Washington, decía ayer el Presidente Lagos, no, antier en una entrevista muy buena, que él no siempre sigue el Consenso de Washington, Chile es el modelo pero él dijo: Yo no sigo siempre el Consenso, nuestra política lo sigue en unas cosas y en otras no, pero –dice-- hay que desarrollar ahorro interno que es lo único que nos puede resolver el problema de manera sustancial. Dice: En Chile invertimos el 30 por ciento del PIB, que ojalá fuera un objetivo nacional, andamos en el 20, pero con 25 creo que ya rompemos esa barrera de la velocidad del subdesarrollo, del cual está apenas saliendo, dice: El 25 de ese 30, o 26, es ahorro interno.

Bueno, ¿qué necesitamos hacer para que haya ahorro interno?, pues tener desarrollo económico y efectos intereconómicos para que se pueda generar ahorro, porque si no, si todo se hace afuera nunca vamos a generar no sólo conocimiento, tampoco vamos a generar ahorro interno porque va a haber desempleo, va a haber falta de crecimiento económico; el año pasado creo que crecimos al 3, pero el uno y cacho fue el precio del petróleo, ¿no?, entonces crecimos a menos del 2, entonces cuidado, menos del 2 con déficit en cuenta corriente no es nada sano.

GGV:
¿Qué tan viable considera que se desarrolle la infraestructura del corredor Transístmico Coatzacoalcos-Salinas Cruz para el mercado internacional?, Sandra Cornejo.

CSH:
Mira, ayer pensaba que no y hoy pienso que si, porque me convenció aquí Felipe. Ya funciona el ferrocarril, es de doble estiba, tiene muchos años, no tiene actividad, no transporta nada de contenedores, pero es porque el Puerto de Salinas Cruz no está desarrollado, no puede trabajar, el Puerto de Coatzacoalcos tampoco, el trazo de la vía de uno de los tramos todavía no es suficientemente bueno, no hay carretera, no es recinto fiscal, no hay transportación internacional para que fluya ahí sin limitaciones, y lo que mencionaba ayer Felipe, - es que si se hace la inversión que son 500 y 500 millones en cada puerto, y cien del ferrocarril, más la carretera, pero además manejándolo con una gran eficacia, porque si no entonces se van a otro lado los transportistas - , dice él que lo ha estudiado y que se puede ahorrar el 10 por ciento de la inversión de capital de un transportador y eso podría ser importante.

Y otra cosa que ya no me dijo él pero que la estuve pensando, es que el petróleo se produce del lado del Golfo, del lado del Atlántico, también en Venezuela, etcétera, entonces un ducto de conducción para transportarlo y cargar en Salinas Cruz grandes tanques que vayan a otros mercados distintos al americano, también se vuelve interesante.

Entonces, yo creo que es importante de estudiar y vuelvo a insistir que confieso que yo pensaba que era muy limitada y que solamente le veía efectos regionales, ese es otro punto, sería un proyecto no solamente que pueda ser interesante, sino - señalaba Felipe- también, que puede ser muy integrador y una palanca importante para el sureste mexicano.

GGV:
Armando Morgar: Si el próximo presidente de México lo invitara a ser director de Pemex, ¿aceptaría y por qué?

CSH:
Ni me va a invitar. No, miren, yo creo que lo de Pemex está realmente muy fácil, la verdad, y está en el Acuerdo de Chapultepec y está platicado con el Gobierno y el Gobierno está de acuerdo, es un proceso que hay que hacer, es una gran empresa que hay que manejarla como tal, hay que darle autonomía de gestión, que no esté en el presupuesto para que no estorbe el presupuesto, porque si está en el presupuesto, invierte Pemex, hay déficit, pues no puede haber déficit entonces no invierte, entonces  hay que hacer Pidiregas para que se vaya a cinco años y a diez, una bola de inventos; que se salga del presupuesto, que tenga autonomía de gestión, que tenga un consejo profesional, independiente, con un grupo que se gobierne con mucha eficacia, que tenga información y transparencia completa, y que se maneje como una empresa con un consejo adecuado y una dirección que no dure tres años o seis o cinco, y que pues se tengan que resolver algunos problemas en su eficiencia.

Pero sobre todo yo digo los dos factores fundamentales de Pemex son autonomía de gestión e inversión, eso son los dos. Entonces, pues para que me quieren de director, y además yo no dirijo nada ni en el grupo. Entonces lo que necesitan es eso, autonomía de gestión e inversión, y obviamente un consejo muy profesional, independiente, que tome las decisiones con autonomía, pero pues las decisiones las toma no se quién en Hacienda, diciendo: No, porque si invierte en esto entonces hay déficit de 0.2 más y 0.01 y si me sobra dinero mejor se lo quito porque lo necesito acá y entonces lo mete a no sé donde.

Entonces, hay que darle autonomía de gestión y un régimen fiscal, porque hay quien confunde autonomía de gestión con régimen fiscal, Pemex tiene que tener un régimen fiscal que le dé recursos al gobierno.

Debo decir que el presidente Vicente Fox desde el primer día quiso hacer eso, formó un consejo, él quería darle independencia, hubo una sola junta, el planteamiento era que tuviera autonomía de gestión, que los recursos que ya le daba al Estado se los siguiera dando, pues no se los podía quitar, pero que los recursos adicionales se fueran a inversión en Pemex, por ejemplo, ese fue uno de los planteamientos, y esos son 30 mil millones de dólares la diferencia.

Entonces el gobierno cobraría como cualquier empresa sus impuestos a Pemex, el IVA, el IEPS, derecho de explotación, y como dueño le sacaría los dividendos que le diera la gana o la capitalizaría de acuerdo con la conveniencia. Entonces si el petróleo está muy alto y da 30 mil millones más de ingresos y necesita seis, pues el gobierno agarra 24 mil como dueño de la empresa, pero tendría prioridad el manejo eficiente de la institución, y el manejo de Pemex sólo requiere esas dos cosas, autonomía de gestión y mayor inversión, y claro, hay que arreglarse con el sindicato la productividad y hay que ser eficaces, hay que trabajar en el Instituto del Petróleo, hay que desarrollar tecnología propia, etcétera, hay que buscar integrar más el producto, no mandar a refinar fuera, hay que evitar importar tanto petrolífero, hay que hacer planes a largo plazo, no anuales, aquí hay que hacer un plan de largo plazo, con una visión de largo plazo, y por largo plazo habló de 20 años o 30 años para tener claridad en nuestras reservas; hay que ver los nuevos energéticos, etcétera, energía renovada.

GGV:
José Armando García pregunta: ¿Usted cree conveniente privatizar el sistema del transporte público para mejorar la calidad del servicio?

CSH:
Es privado ¿no?

GGV:
No todo
 
CSH:
Privatizar el transporte público, yo creo que hay muchas partes que son privadas ¿no?, los taxis son privados, los micros son privados. Yo creo que lo hay que hacer es una buena planeación del transporte público, y la única solución que yo veo es un buen transporte público que haga atractivo y seguro a cualquiera poderse mover de un lado a otro, y pues yo creo que es bastante privado el transporte público, de hecho el tren suburbano está planteado privado, creo que el único no privado es el Metro.

GGV:
El Metro, el Metrobús.

CSH:
No, el Metrobús sí, lo manejan los micros.

GGV:
Finalmente la última pregunta que va a contestar el ingeniero. Humberto Miguel Santana Plata dice: Aprovecho para expresarle mi admiración por los logros que usted ha alcanzado y el desarrollo que ha aportado al país, mi pregunta es: Actualmente México muestra números alarmantes en cuanto a desarrollo de ciencia e ingeniería, ¿considera usted que así como los sectores energéticos aportan a la economía, el desarrollo científico necesita apoyo para la formación de ingresos?

CSH:
Bueno, yo creo que lo he estado diciendo bastante clara y repetidamente, lo que necesitamos es que de lo que ya hacemos, hacer más, hablamos del 4 por ciento del PIB, la tabla no la puse, pero más o menos la planteamos, la van a ver ahora en la próxima presentación, entonces necesitamos invertir más y que se haga en México la mayor parte de todo lo que sea viable hacer.

Estábamos comentando de ese fondo, pero también estamos planteando que están los proyectos, y todas las organizaciones de ingeniería y los ingenieros se comprometen, nos comprometemos a desarrollar la capacidad de ejecución, de realización, de desarrollo y absorción de tecnología y capacidad de ingeniería.

Una experiencia rápida, no quiero presumirla pero pues yo he visto ingenieros que nos contaba también una historia, -la voy a contar para no hacerla nuestra-, los coreanos iban hacer un tren rápido de 450 kilómetros, tres mil millones de inversión, arreglaron con los franceses, mil millones de dólares, transferencia de tecnología, se iban creo que dos mil coreanos a estudiar a Francia, a trabajar en la producción de los trenes, los franceses lo aceptaron, absorbieron la tecnología y el conocimiento esos dos mil coreanos pagaron mil millones de dólares, tuvieron su tren, ellos hicieron los otros dos y ahora le están vendiendo a China transportación rápida, los coreanos.

Entonces lo que tenemos que hacer es absorber tecnología que cuando hagamos un convenio de transferencia de tecnología mandemos, pues no dos mil coreanos, pero sí mandemos varios ingenieros de muy alto nivel a absorber la tecnología de lo que estamos contratando y estamos haciendo, eso lo hicieron los japoneses hace muchos años y creo que los japoneses lo hacían en la época de la Colonia,
-casi, que veían cómo construir barcos-, creo que aprendieron de la Nao de China, de todo eso y empezaron a ver cómo se hacían y de ahí tomaron lo que hay que hacer, no es algo nuevo, hay que aprender de los que lo hacen mejor, para hacerlo uno, no para verlos todo el tiempo hacerlo a ellos.

Entonces, definitivamente la forma de absorber ingeniería es teniendo trabajo, ya dije, son dos formas de esto, con una preparación académica buena que, sobre todo, enseñe a aprender y a seguir estudiando, y con el trabajo, sobre el trabajo es como mejor se va a aprender, por más de diez que seamos en todo, cuando llegamos a trabajar en algo es cuando realmente vamos a aprender bien como se hacen las cosas, y la maravilla es que los ingenieros mexicanos aprenden muy rápido, aprendemos rápido, gracias.

GGV:
Bueno, agradecemos al ingeniero Carlos Slim su presentación, su disposición al diálogo y le reconocemos su compromiso con la ingeniería mexicana y con nuestro país, muchas gracias.

Agradecimiento: El Colegio de Ingenieros Civiles de México quiere hacer patente esta gran oportunidad de oírte, Carlos, y te hacemos entrega de este humilde pero muy sincero y muy sentido reconocimiento, muchas gracias por estar con nosotros.

CSH:
Muchas gracias