Todos queremos un país con

Seguridad, educación, empleo, salud
y crecimiento económico.

Reunión Regional Zacatecas

Zacatecas, Zac. a 14 de febrero de 2006.


Boletín Informativo

Con el inicio del Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana del Acuerdo de Chapultepec, se avanza en la construcción de un México de consensos, donde la sociedad encuentra nuevos mecanismos de participación ciudadana, que permitan la consolidación de un verdadero estado de derecho, afirmaron los gobernadores de Zacatecas, Amalia García Medina; de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, y de San Luis Potosí, Marcelo de los Santos Fraga. El primer encuentro regional del Acuerdo de Chapultepec, con el tema El espíritu del Acuerdo, se llevó a cabo el día de hoy en el ex Templo de San Agustín de esta ciudad, con la participación de Carlos Slim Helú y José Luis Barraza, integrantes de la Comisión de Información y Seguimiento del Acuerdo de Chapultepec, mandatarios estatales y representantes de la sociedad civil. Durante el evento, la gobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina, comentó “Hoy avanzamos otro importante tramo en la nueva ruta de los consensos públicos que son tan necesarios en nuestro país. Hoy dejamos constancia de que estamos construyendo una nueva cultura política que queremos que se defina con el diálogo, por la inclusión y por la búsqueda común de mejores alternativas para los mexicanos”. El gobernador Romero Hicks dijo que la firma del Acuerdo de Chapultepec “es sin duda un abono importante en el empeño de los mexicanos en poner al alcance de la sociedad, toda, nuevos modelos de participación ciudadana convencidos de que es lo mejor para nuestros municipios nuestro estado y nuestro país”. Por su parte, el gobernador de San Luis Potosí, destacó que en torno al Acuerdo, “nos une el compromiso con la democracia y la consolidación de un auténtico estado de derecho, que garantice la gestión transparente del poder público, la seguridad jurídica para todos los ciudadanos y el ejercicio pleno de las libertades”. A su vez, el empresario, Roberto García Navarro, de San Luis Potosí, afirmó que los empresarios se suman a este Acuerdo con la convicción de que a través de la inversión productiva se pueden generar las condiciones que permitan un mejor México para todos. En tanto, el director de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Marcelo Sada Villareal, resaltó la importancia del papel que juegan las Universidades en la creación y desarrollo del capital humano que es fundamental para generar un nuevo orden político y social en el país. Durante su intervención, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, José Luis Barraza, mencionó que el Acuerdo de Chapultepec propone el fortalecimiento de la cultura cívica y política, la acción para la construcción de consensos, la apropiación de la democracia por los ciudadanos y la consolidación de las expectativas de la sociedad en un cauce definido para el desarrollo nacional, que desemboque en el bienestar social.

Presentador:
Presiden este acto la ciudadana Gobernadora del Estado, Amalia Dolores García Medina; el ingeniero Carlos Slim Helú, Presidente Honorario del Grupo Carso; el licenciado Juan Carlos Romero Hicks, Gobernador del Estado de Guanajuato; el contador público Marcelo de los Santos Frada, Gobernador del Estado de San Luis Potosí; el ingeniero José Luis Barraza, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial e integrante de la Comisión de información y Seguimiento del Acuerdo; el ciudadano Juan Francisco Ambriz, Diputado Local y Presidente de la Comisión Permanente de la Honorable LVIII Legislatura del Estado; el Magistrado Bernardo del Real Avila, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado: el doctor Gerardo de Jesús Félix Domínguez, Presidente Municipal de Zacatecas; el licenciado José Guadalupe Cervantes Corona, ex gobernador del Estado de Zacatecas; el licenciado Genaro Borrego Estrada, ex gobernador del Estado de Zacatecas: el licenciado Arturo Romo Gutiérrez, ex gobernador del Estado de Zacatecas; el licenciado Pedro de León Sánchez, ex gobernador del Estado de Zacatecas; el ciudadano José Eulogio Bonilla Robles, Senador de la República de la Honorable LIX Legislatura.

Saludamos también la grata presencia de diputados locales, magistrados, presidentes municipales, de colegios, de profesionistas, presidentes de Cámaras de Comercio, empresarios y funcionarios estatales. Respetuosamente le solicito a la ciudadana Gobernadora Amalia Dolores García Medina hacer uso de la voz para darnos la bienvenida oficial a este evento.

Discurso de la Gobernadora de Zacatecas Amalia Dolores García Medina

Muchas gracias. Me da un enorme gusto darles la más cordial bienvenida a nuestra ciudad, a nuestro estado, para desarrollar los trabajos de este foro sobre el Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo. Estoy cierta de que nuestras deliberaciones se integrarán al gran diálogo nacional desatado por esta iniciativa.

Ya desde noviembre del año pasado, en la 26 reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, al suscribir todos por unanimidad el llamado Acuerdo de Chapultepec, los gobernadores advertíamos la necesidad de regionalizar la difusión del Acuerdo y recuperar los más diversos planteamientos para enriquecerlo desde la pluralidad de las entidades federativas y de la nación.

Hoy avanzamos otro importante tramo en la nueva ruta de los consensos públicos que son tan necesarios en nuestro país, hoy dejamos constancia de que estamos construyendo, seguimos construyendo una nueva cultura política que queremos que se defina por el diálogo, por la inclusión y por la búsqueda común de mejores alternativas para el progreso de los mexicanos y las mexicanas, de las mujeres y los hombres de nuestro país.

Nunca en nuestra historia ha estado de más ahondar en el diálogo. En nuestro país la agenda de la nación debe ser animada, como hoy, por alternativas, pero nos encontramos en un momento con grandes posibilidades. 

En la centenaria historia de nuestros pueblos siempre ha existido la esperanza y el deseo de que se despliegue la posibilidad de discutir los asuntos nacionales, los del presente y los del futuro; para nuestra fortuna la civilidad política hoy abre paso a las voces interesadas en el diseño de un proyecto nacional compartido por todos y por todas, o al menos sostenido por el acuerdo y el consentimiento de la pluralidad mayoritaria, incluyendo partidos políticos, gobiernos locales, empresarios de diferentes tendencias, sindicatos grandes y pequeños, agrupaciones campesinas y organizaciones ciudadanas de diversa índole. 

Todos nosotros estamos convergiendo con mucha voluntad para levantar coincidencias, en esta enorme tarea de promover un acuerdo, porque compartimos la responsabilidad común de construir el Estado Democrático de Derecho, la cultura de la legalidad y del diálogo, para encontrar soluciones realistas a los graves problemas nacionales; porque en el centro del acuerdo está la convicción de promover las acciones colectivas necesarias para conseguir en el corto plazo y en el más amplio sentido de la expresión el bienestar de los mexicanos de ésta y de las generaciones por venir; porque en el seno de la sociedad civil permanece vivo el deseo de un poder democrático, un poder al servicio de las personas, de los hombres, de las mujeres, de las familias un poder que se someta a la voluntad general y la traduzca en políticas públicas concentradas. Los compromisos compartidos nos previenen contra la simulación y contra la demagogia, y una agenda de las dimensiones de las que se está pensado impide que la política se vacíe de contenido.

Un pacto de esta magnitud requiere de la conjunción de múltiples voluntades, es una agenda que reclama la presencia de todos los poderes públicos, de los gobiernos locales y del Gobierno Federal, de toda la sociedad. El pacto implica amplias alianzas sociales y demanda cambiar las prácticas de gobierno y la tradicional relación paternalista de las instituciones con la sociedad, poniendo por delante la relación basada en el respeto.

Para mí en lo particular y para el gobierno de Zacatecas el eje fundamental para la convergencia son las políticas sociales dirigidas hacia quienes estén en mayor grado de vulnerabilidad hacia los excluidos, hacia los más pobres, hacia los que están en condiciones de mayor fragilidad social, porque no puede haber una nueva nación si no se integra a todos en el desarrollo. El potencial de estos millones y millones de personas se está desaprovechando y eso mina las fortalezas de nuestro país, necesitamos que estos bastos segmentos de la población se incorporen al mundo de la producción calificada y del trabajo bien remunerado; necesitamos que millones de nuestros niños y nuestros jóvenes, hombres y mujeres en completa equidad, accedan al universo de la educación superior y reciban los beneficios mínimos de las instituciones de salud.

En síntesis, necesitamos reconstruir este círculo virtuoso de la economía, una economía para la gente, si queremos avanzar de manera significativa en las metas nacionales comprometidas para lograr los objetivos del milenio en nuestro país. Con consensos y propuestas podemos ir levantando por todo el país, tal y como es el propósito de hacerlo hoy en Zacatecas, un tejido de toda la sociedad con determinación, que tenga una visión a favor de México.

Por ello me es muy grato reiterarles la más calurosa bienvenida y desear el mayor de los éxitos hoy al suscribir el capítulo Zacatecas de este acuerdo que todos nosotros, estoy segura, compartimos y que también estoy segura tenemos el deseo de impulsarlo. Muchas gracias, bienvenidas, bienvenidos a Zacatecas.

Presentador:
Muchas gracias señora Gobernadora. En este importante acto contamos también con la distinguida presencia del maestro Juan Francisco Valerio Quintero, Presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.

Con la ponencia de “Apertura, el espíritu del acuerdo en el uso de la voz”, el ingeniero José Luis Barraza, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial e integrante de la Comisión de Información y seguimiento del Acuerdo.

Discurso de José Luis Barraza, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial e integrante de la Comisión de Información y Seguimiento del Acuerdo

Licenciada Amalia García Medina, Gobernadora del Estado de Zacatecas; licenciado Juan Carlos Romero Hicks, Gobernador del Estado de Guanajuato; señor Marcelo de los Santos Fraga, Gobernador del Estado de San Luis Potosí; señores representantes de los poderes legislativo y judicial del estado de Zacatecas; doctor Gerardo de Jesús Félix Domínguez, Presidente Municipal de Zacatecas; señores ex gobernadores, ingeniero Carlos Slim Helú, señoras y señores.

El Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo, el Acuerdo de Chapultepec, propone el fortalecimiento de la cultura cívica y política, la acción para la construcción de consensos, la apropiación de la democracia por los ciudadanos y la consolidación de las expectativas de la sociedad en un cauce definido del desarrollo nacional que desemboca en bienestar social.

En la circunstancia presente es necesario poner cauces a la discrecionalidad del poder público, propiciar la participación comprometida de la ciudadanía en el cumplimiento y seguimiento de las metas nacionales, en suma, colocar el proceso de transición ante un horizonte definido en el consenso. Es por ello que desde un principio un grupo plural de miembros de la sociedad civil planteamos este acuerdo nacional a toda la sociedad mexicana, asumiendo nuestro papel corresponsable en el avance del país, respetuosos de la responsabilidad constitucional del Estado para coordinar y conducir el esfuerzo de todos los mexicanos para el desarrollo sustentable y sostenible de nuestro país.

Los mexicanos estamos construyendo una democracia para garantizar nuestras libertades, nuestra pluralidad y nuestros derechos. Debemos fortalecer nuestras instituciones, la gobernabilidad y evitar visiones de corto plazo. Necesitamos fortalecer el respeto a México en el concierto de las naciones, al consolidar el papel distinguido que la diplomacia mexicana ha tenido históricamente y con una activa defensa de los intereses del país.

El Estado de Derecho, las instituciones y una sociedad civil cada vez más participativa son elementos fundamentales para construir la gran nación democrática, próspera y equitativa que deseamos. México estará lejos del Estado de Derecho mientras los ciudadanos y las familias mexicanas no tengamos seguridad en nuestras viviendas, calles, en nuestros pueblos y en nuestras ciudades.

México por su riqueza natural, tradición, cultura y proyección internacional cuenta hoy con todas las condiciones para que su población acceda a mejores niveles de bienestar y se inserte con éxito en un mundo globalizado y competitivo que demanda y ofrece mayores conocimientos, competitividad, productividad y eficacia.

Atravesamos tiempos excepcionales en los cuales la más importante de las variables externas son muy favorables: Los ingresos por petróleo gracias al precio y al volumen exportado, las remesas de los mexicanos son las más altas de la historia. al igual que los ingresos por turismo, y el superávit comercial con los Estados Unidos de América; asimismo, las tasas de interés sobre la deuda externa son las más bajas. Tantos factores externos tan favorables deben ser aprovechados de inmediato al controlar el gasto corriente e impulsar las inversiones públicas y privadas. Esta situación es temporal y sería irresponsable no capitalizarla.

Contamos con una sólida estabilidad macroeconómica, es necesario preservar finanzas públicas sanas, ahorro interno creciente y potencializar una fuerte economía doméstica, así como a una gran población actual y futura, económicamente activa y participativa. Ahora debemos asegurar un alto crecimiento económico con empleo y un sólido desarrollo social, todo ello respetando nuestro medio ambiente.

Los trabajadores mexicanos han demostrado capacidad para aprender rápido, voluntad para trabajar y progresar, así como una notable responsabilidad, deseo de superación y solidaridad con su familia con sus compañeros y con el país; el trabajador del campo ha demostrado también férrea voluntad, capacidad de trabajo y de adaptación, sin embargo, la falta de oportunidades de trabajo lo han orillado a buscar empleo fuera de nuestras fronteras, sin olvidar sus raíces y sus familias, por eso la necesidad de sostener un crecimiento económico que genere suficiente empelo y que en unos años eleve el ingreso per capita de los mexicanos y consecuentemente su nivel y su bienestar.

Muchas de las acciones concretas para alcanzar los objetivos aquí mencionados no requieren de grandes inversiones o gastos, pueden realizarse transformaciones sustanciales con pocos recursos y cambios en apariencia de poca relevancia. Es posible lograr cambios de fondo con cambios de forma, tenemos una enorme riqueza de recursos humanos, naturales y energéticos que debemos desarrollar.

México necesita aumentar y mejorar su capital físico y combinar la inversión privada y social con una creciente inversión pública para desarrollar la infraestructura de comunicaciones, de energéticos, electricidad, agua, salud, educación y vivienda.

Contamos con una gran población económicamente activa, actual y futura, pero somos una sociedad que necesita más y mejor educación, más y mejor salud, más oportunidades de empleo, vivienda, deporte y recreación. Somos una sociedad que requiere vivir en libertad y con seguridad, como corresponde a un estado democrático moderno y a una nación empeñada en sobresalir.

Los recursos disponibles del sector público son y serán insuficientes para que el Estado se haga cargo de estos desafíos por si solo, para nuestro desarrollo sostenido y sustentable es necesario sumar los ahorros privado y social; para avanzar a la velocidad que requiere una nación del tamaño, la diversidad y riqueza de México, se necesitan políticas de Estado de mediano y largo plazo, bien definidas e instrumentadas para apoyar el esfuerzo nacional, ya que en esta nueva civilización tecnológica el desarrollo es un proceso acelerado que se da en pocos años y que se retroalimenta al compartirse.

México puede y debe entrar en este proceso virtuoso como ya lo hicieron otros países de culturas diversas y distintos continentes, necesitamos definir consensos básicos que compartamos todos con una sólida unidad nacional, dentro de un marco de pleno respeto a nuestras diferencias ideológicas y políticas. Somos conscientes de que cuando los mexicanos unimos esfuerzos se multiplica nuestra capacidad de vencer retos y alcanzar las metas de desarrollo y bienestar social.

Postergar un acuerdo de unidad nacional que postule el Estado de Derecho, el desarrollo, la inversión y el empleo sería una irresponsabilidad histórica que profundizaría inequidades y problemas sociales. Tales convicciones son precisamente las que nos han reunido ahora. Aunque ostentamos diferencias políticas, sociales y distintos objetivos y necesidades, todos los mexicanos tenemos algo en común: la aspiración a un país con justicia, educación, desarrollo y empleo.

La diversidad de México no implica incompatibilidad, enfrentamos problemas comunes y para los cuales debemos buscar soluciones comunes, en eso estamos todos de acuerdo. Si le va bien a México nos va bien a todos, de nuestro esfuerzo depende que este país sea el que queremos con seguridad, infraestructura, educación y justicia.

En todo lo que se refiere a México y por todo México es momento de estar de acuerdo, por eso el Acuerdo de Chapultepec es el acuerdo de todos lo mexicanos. Muchas gracias.

Presentador:
Muchas gracias señor presidente. Se encuentran también entre nosotros presidentes de todos los partidos políticos en el estado de Zacatecas, integrantes de la Comisión de Información y Seguimiento del Acuerdo y directores de medios de comunicación. Escuchemos a continuación la intervención del licenciado Juan Carlos Romero Hicks, Gobernador del Estado de Guanajuato.

Discurso de Juan Carlos Romero Hicks, Gobernador del Estado de Guanajuato

Muy buenos días señora gobernadora, don Carlos Slim, don José Luis Barraza, distinguidos colegas, señor Gobernador de San Luis Potosí, señores ex gobernadores, distinguidos representantes de los poderes públicos y las instituciones del estado de Zacatecas, señoras y señores.

En el México democrático que estamos construyendo todos tenemos una responsabilidad qué asumir. El artículo tercero de la Constitución Política del país establece que la democracia no solamente es un régimen político, es una forma de vida, y en democracia no hay punto final, siempre se puede encontrar perfeccionamiento y todos tenemos alguna responsabilidad.

Cuando el día 29 de septiembre del año pasado un grupo de ciudadanos comprometidos con el país anunciaron la firma del Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo, puedo señalar que en el grupo de gobernadores lo recibimos con una amplia simpatía, misma que como comentó la señora gobernadora suscribimos en 14 de noviembre en Torreón, Coahuila, porque es sin duda un abono importante en el empeño de los mexicanos, en poner al alcance de la sociedad toda nuevos modelos de participación ciudadana, convencida de que lo que es mejor para el municipio también lo es para el estado y también lo es para todo el país.

México es un país que lleva prisa, que tienen luces y sombras, contrastes y deudas qué atender y vive también una gran transformación, que urge que le dé certidumbre a la sociedad y que tiene qué traducirse en mejores oportunidades y en mejores condiciones de vida para todos, estos son algunos resultados que tendrán qué esperarse aplicando políticas responsables. Aquí conviene recordar que la palabra responsabilidad viene de dar respuesta a las circunstancias, todo esto tiene que estar sustentado en una convivencia civilizada y en la vigencia plena del Estado de Derecho.

Un rasgo central de las reformas tiene que ver con el espíritu federalista, y uno de los aspectos que quisiera compartir con mucho orgullo, y lo digo quizá en doble condición, primero porque soy el Presidente de la Conferencia de Gobernadores en este momento y, segundo, porque soy el gobernador de mayor antigüedad en el país, y es que he podido ver como la Conferencia de Gobernadores ha participado con tres objetivos y tres características muy importantes: la primera es el fortalecimiento del pacto federal, la segunda es que todo lo que decidimos lo hacemos por la vía del consenso y por la unanimidad, y la palabra unanimidad viene de una sola alma y de una sola voluntad, y también porque, por otro lado, no asistimos a la Conferencia de Gobernadores con criterios de partido político, no porque no pertenezcamos a uno de ellos, sino porque nosotros representamos a toda una sociedad; los que votaron por nosotros, los que votaron por otras fórmulas y los que por algún motivo lamentable decidieron no votar por nadie.

Y en ese espíritu hemos querido ir fortaleciendo el federalismo y entendemos todo esto como una búsqueda de decisiones de descentralización, y por eso le damos la bienvenida a esta descentralización y acuerdos regionales del Pacto de Chapultepec, porque en la medida en que esto se traslada a las regiones y llega sobre todo a los municipios donde el ser humano tiene nombre, rostro, corazón, domicilio y apellido, esto tendrá mayor viabilidad.

Por todo lo anterior es muy importante la extensión del acuerdo mencionado, con una gran convocatoria nacida de la sociedad civil y como una invitación a todos los actores económicos, sociales y políticos para avanzar en la búsqueda de consensos y una discusión madura hacia un futuro de un progreso y desarrollo para México.

Nos gusta decir que cuando uno escucha a los demás corre el riesgo de aprender y ese riesgo hay que correrlo todos los días. Nuestro país no se está escuchando así mismo en ocasiones y tenemos qué entender que debatir no es reñir, y discrepar no es reprimir.

Tenemos qué ver de cara y de frente a los próximos años, por eso es que los cinco puntos son fundamentales: Estado de Derecho y seguridad pública, para consolidar un estado democrático de derecho que garantice libertades, derechos humanos, sociales, seguridad física y jurídica. Gabriel Said diría “Estado de Derecho, no estado de chueco”, eso es lo que queremos todos; segundo, un desarrollo con justicia, con crecimiento económico y empleo que permita un crecimiento sostenido sustentable con empleo, y sobre todo con políticas redistributivas; tercero, formar y desarrollar capital humano y social, más salud, más educación; cuarto, el desarrollo de capital físico, acelerar la construcción de aspectos con infraestructura y vivienda; quinto, la propia reforma de la administración pública para hacerla más humana, más humilde, más prudente, más sensible, más cercana al ciudadano, porque el ciudadano espera tres cosas de nosotros: resultados, resultados y más resultados, hacerla más eficaz y por supuesto que también hacerla más transparente.

En toda esta perspectiva nuestro país ha venido reflexionando quizá durante mucho tiempo sobre varias reformas que son indispensables de las que todos platicamos pero que lamentablemente como país no hemos logrado consolidar.

Si alguien viniese del exterior a nuestro México y encontrara cómo todos los actores platicamos de la reforma de la hacienda pública, de la reforma laboral, de la reforma energética, de la reforma  de Estado, no entendería porqué no ha habido suficiente voluntad, suficiente generosidad y madurez para sacar la tarea adelante.

Urge también, de cara y de frente al país, buscar una auténtica reforma de Estado, particularmente en tres avenidas: primero, revisar las reglas  de acceso al poder y que tienen que ver con el marco de elecciones que es apropiada y que tiene un excelente árbitro que es el IFE y un excelente TRIFE; sin embargo, hay que modificar calendarios, reducir los tiempos de precampaña, reducir los tiempos de campaña externa, revisar el modelo de financiamiento público, más transparencia y más rendición de cuentas; segundo, las reglas del ejercicio del poder, más fiscalización, más transparencia y mejor entrega de resultados y, tercero, mejor distribución de atribuciones. Si hoy volviésemos a revisar el marco de esta Constitución donde México es una república representativa democrática y federal, sin duda que le daríamos más atribuciones al municipio, más atribuciones al estado y menos atribuciones al Gobierno Federal, y esto es porque la autoridad más próxima es la que esta más cerca del ciudadano y tiene mayor capacidad de respuesta.

Estas reformas nos tienen que dar más descentralización, mejores procesos democráticos electorales, mayor rendición de cuentas, más participación social, mejor manejo de las finanzas públicas, una reactivación económica y sobre todo que trabajemos en las líneas fundamentales del país que queremos diseñar.

Hay que trabajar mucho en el consenso y entender que si bien en ocasiones hay diferencias que nos separan, es muchísimo más lo que nos une que aquello que de alguna manera nos pueda dividir. Hay que caminar con paso firme, y todo este año estaremos viendo dos grandes procesos públicos: por una parte el proceso gubernamental que trabaja en la lógica de la inclusión y en la lógica de estar cerca de las personas, la lógica de la coincidencia, y la otra que tendrá que ver con la competencia entre candidatos y partidos, y es muy importante que esta competencia se dé con ética y con civilidad.

Puedo comentar que el interior de grupo de gobernadores desde Oaxaca el 19 de agosto, Torreón, 14 de noviembre y recientemente hemos venido trabajando en una serie de principios que consideramos que aparte de los mínimos que la Ley Electoral establece es muy importante abonarle.

Ejemplo, primero, que el gobierno no haga promoción activa del voto para no confundir circunstancias; segundo que si bien se garanticen los derechos de servidores públicos, estos cuiden muy bien el uso de los recursos, y el tiempo para no confundir la vida propia de carácter partidaria a la que tiene derecho con la actividad gubernamental, sobre todo que los servidores públicos sean imparciales, legales y honestos; tercero, que no haya descalificación por parte del gobierno de manera nominativa a partidos y a candidatos; cuarto, que aunque la ley no nos obliga, podamos 30 días antes de la elección suspender toda la promoción de la obra pública y el desarrollo social, para dejar al electorado con mayor amplitud y mayor libertad para mejor toma de decisiones. Este tipo de conductas, entre otras, significa que queremos reconocer las reglas y queremos consolidar y atender a las instituciones.

En suma, nuestro país tiene qué trabajar aparte de los cinco grandes ejes que la sociedad nos ha indicado el día de hoy, en tres condiciones básicas: primero, acuerdos, hay que tener clara perspectiva sobre la próxima generación; segundo, el fortalecimiento de instituciones, la familia, las universidades, las iglesias, las sociedades cooperativas, las empresas, el Estado mexicano y, tercero, tenemos qué trabajar en un marco de mayor legalidad.

Cuando le preguntamos a los mexicanos qué quieren para el futuro, el mexicano es muy noble, quiere vivir en paz, quiere tener seguridad económica en su persona y en su bienes, quiere un mejor futuro para sus hijos, que reciban educación, salud, vivienda mínimos para tener bienestar, para vivir con dignidad, y quiere mejores condiciones para tener una buena forma de nivel de vida.

En México nadie puede sentirse plenamente satisfecho aún, porque hay mucho pendientes, pero el desafío es de todos, hoy por eso el llamado es a que todos, sin reservas y con un espíritu renovado, trabajemos juntos por México. Estamos obligados y dispuestos a trabajar para que nuestros sueños se transformen en realidad, para que cada día sea mejor y cada paso que demos nos conduzca a una mejor condición de vida.

Las cosas que en la vida se aprenden, se multiplican cuando se comparten, y le tenemos qué decir a cada mexicano: “Si tú estás, estamos todos”.

Carlos Fuentes nos diría que “cuando excluimos nos empobrecemos y cuando incluimos nos enriquecemos”. Tenemos que conservar vivo el pasado, pero no significa darle o vivir de espaldas al futuro, y en esta perspectiva, México afortunadamente es una sociedad policromática.

En el alma de nuestro México está gran parte del empeño que tenemos; el miedo congela a las sociedades, es el enemigo de las libertades y la prosperidad social y económica, y uno de los retos que tenemos qué mantener tiene que ver con la posibilidad de cada mexicano desarrolle su propia utopía.

El año pasado celebramos en la cultura universal el IV centenario de la aparición de la primera edición del Quijote, el personaje de ficción más importante de la cultura universal, de un Quijote que se empeña en lograr mejores condiciones, y ese es el reto que tenemos qué hacer, defender la utopía, por eso, como diría Octavio Paz: “El hombre no está en la historia, el hombre es  la historia”, y en esa perspectiva todos somos necesarios, pero nadie es suficiente.

Lo que tenemos que hacer es trabajar con mucha humildad, hacer a un lado nuestras diferencias y reconocer que lo que tenemos que abonarle y trabajar es el diseño de un México a la altura de los sueños de cada uno de nosotros. Muchas gracias.

Presentador:
Solicitamos de manera respetuosa al contador público Marcelo de los Santos Fraga, Gobernador del Estado de San Luis Potosí, que presente su intervención, por favor:

Discurso de Marcelo de los Santos Frada, Gobernador del Estado de San Luis Potosí

Muchas gracias, muy buenos días. En primer término quiero agradecer a la anfitriona Gobernadora Constitucional del Estado de Zacatecas, Amalia García Medina, muchas gracias gobernadora; también agradezco a la propia gobernadora y al ingeniero Carlos Slim Helú la invitación que se sirvieron hacerme para estar en este importante foro promotor del Pacto de Chapultepec. Muchas gracias.

Y de esta manera poder expresar ante todas y todos ustedes que construir un país cada día mejor, digno de nuestra historia y a la altura de nuestros sueños es una tarea que compartimos, estoy seguro, todas y todos los mexicanos.

Al margen de diferencias naturales que hoy se expresan en un clima de libertad y tolerancia, hemos preservado un espacio común donde convergen voluntades de muy diverso signo, y más allá de la pluralidad política, ideológica y cultural que nos constituye como nación, hemos sido capaces de mantener el interés general por encima de visiones parciales o fragmentarias de grupo o partido, de gremio o sector.

Hoy nos une el compromiso con la democracia y la consolidación de un auténtico Estado de Derecho que garantice la gestión transparente del poder público, la seguridad jurídica para todos los ciudadanos y el ejercicio pleno de las libertades; nos une también la firme determinación de superar en el más corto plazo las condiciones de pobreza y marginación en que viven millones de mexicanos; nos une además la férrea voluntad de transformar el mundo laboral y productivo sociocultural y educativo para conquistar el lugar que merecemos en el complejo escenario mundial; nos une la vocación de futuro y la responsabilidad inquebrantable con las generaciones que vienen, con los niños y jóvenes que reclaman espacios y horizontes para poder desarrollar su potencial creativo; nos une el compromiso contra toda desigualdad y discriminación, con las mujeres de toda condición y edad que exigen respeto e igualdad de oportunidades, con los hombres y mujeres que en la plenitud de su vida no se resignan a la marginación o el trato indigno, con los pueblos indígenas que reclaman reconocimiento a su autonomía como parte activa, no pasiva o subordinada de la sociedad nacional. Y todo esto que nos une, independientemente de banderas partidistas y legítimos intereses particulares, configuran una verdadera agenda nacional que los actores políticos no pueden eludir o abordar con indiferencia. En ello residen desde cualquier punto de vista el valor y la trascendencia del Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo.

Firmado el 29 de septiembre del 2005, como ya se mencionó, el llamado Pacto de Chapultepec representa el ejemplo mejor articulado de la sociedad civil por construir una nación vigorosa y dinámica, dispuesta a superar los enormes rezagos y a desplazar las inercias que impiden su desarrollo pleno, un programa para el México futuro que construimos hoy, un programa para el México del nuevo siglo, no es de extrañar, por eso, que en los últimos meses haya recibido el apoyo de los más diversos sectores sociales y productivos, así como el respaldo de las fuerzas políticas responsables.

Organizado en cinco grandes ejes, el Pacto de Chapultepec bosqueja con precisión y sensibilidad los desafíos que enfrentamos hoy por hoy: Estado de Derecho y seguridad pública, desarrollo con justicia, formación y desarrollo de capital humano y social, desarrollo de capital físico y de reforma de la administración pública, en cada uno de ellos se advierte la decisión de abordar con inteligencia y visión estratégica el cúmulo de problemas que padece el país, la complejidad del reto que impone la consolidación de nuevas prácticas e instituciones, el enorme esfuerzo que supone a un mismo tiempo actualizar el entramado jurídico-institucional y modificar las mentalidades en la perspectiva de una nueva ciudadanía democrática.

Me interesa destacar sobre todo el espíritu que recorre todo el documento, la firme intención de atacar las causas de la marginación, la inseguridad y la desconfianza; el propósito de contribuir desde la plaza pública y actividad productiva, a revertir el deterioro económico, social y cultural que lastima la dignidad de muchas familias mexicanas.

Por todas estas razones, como ya se mencionó también, la Conferencia Nacional de Gobernadores, la CONAGO, decidió respaldar en la ciudad de Torreón este gran acuerdo nacional, lo hicimos con responsabilidad y disposición al debate de ideas que enriquece el diálogo democrático, sabedores de que con cada pequeña acción que emprendamos en nuestras respectivas responsabilidades, estamos abonando al México próspero, grande y fértil que todas y todos queremos.

Estamos concientes de que cada entidad y región del país vive situaciones particulares, pero también sabemos que en cada rincón de la República existe un enorme potencial para el desarrollo económico y social, y estamos convencidos de que juntos, sin exclusiones ni dogmatismos, debemos aprovechar las oportunidades y generar un círculo virtuoso para el crecimiento, la productividad y la competitividad frente al exterior, de ninguna otra forma podremos elevar los niveles de vida de la población y garantizar condiciones dignas para todas las familias mexicanas.

En San Luis Potosí, como en Zacatecas y en el resto de la República, estamos concientes de que México enfrenta el formidable desafío de la consolidación democrática y la recuperación, la recuperación del crecimiento con justicia, que en ambas vertientes: la política y la económica, se juega la calidad de nuestro desarrollo, pero un desarrollo integral en el más amplio sentido del término, como estadio superior de convivencia, dignidad y calidad de vida.

El Acuerdo Nacional para la Unidad el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo responde a todas estas preocupaciones y anhelos de millones de mexicanos.

Como Gobernador de San Luis Potosí quiero refrendar mi compromiso con el Pacto de Chapultepec y manifestarles así mismo que mi gobierno sigue trabajando sin descanso para que las acciones sugeridas en este documento se traduzcan en hechos, en hechos que impulsen el desarrollo integral de nuestra población, para ello hemos conjugado esfuerzos de todos los sectores sociales, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, empresarios y trabajadores, profesionistas y maestros, productores agrarios, organismos de la sociedad civil, comunidades, barrios, pueblos, etcétera.

Debemos echar toda la carne al asador, debemos poner a la disposición de la sociedad todos los recursos humanos, financieros y materiales para que las familias mexicanas vivan seguras y cuenten con una vivienda digna, modernizar y extender la cobertura de los servicios de salud y seguridad social, garantizar el acceso de todos los niños y jóvenes a una educación de alta calidad que los prepare para el futuro.

Debemos recuperar la senda del crecimiento económico sostenido y sustentable, impulsar la generación de empleos permanentes, productivos, pero sobre todo bien remunerados, atacar en su origen las causas de la emigración, que destruye comunidades y vulnera la unidad familiar.

El Pacto de Chapultepec, propuesto por organizaciones de la sociedad civil y al que nos hemos adherido gobernadores, partidos políticos, sindicatos e innumerables organizaciones sociales, representa la oportunidad de recuperar la confianza en nosotros mismos y en la grandeza de nuestro querido México; un proyecto por supuesto atrevido, audaz, que puede concretarse si privilegiamos el diálogo, la búsqueda de consensos y la disposición al acuerdo respetuoso para salir adelante; un proyecto ambicioso que reclama a todos nosotros la responsabilidad y compromiso, voluntad de servicio e imaginación. El primer gran desafío que enfrentamos es evitar que a las palabras se las lleve el viento, y traducir las ideas en acciones que estimulen el crecimiento justo, equitativo y sustentable de un país con historia y vocación de futuro.

El momento de México es hoy, hagamos de nuestro esfuerzo particular una suma de voluntades para lograr que nuestra nación se mantenga como nuestro mayor orgullo. No me resta más que, además de agradecer nuevamente la invitación, pues reiterar mi compromiso que he hecho en mi entidad, la de ser respetuoso en este año y siempre, pero en especial en este año, de cara a los procesos electorales, de los actores políticos, de los partidos políticos, de las instituciones electorales, de buscar que nuestra gente sienta que las elecciones son transparentes y legales y que por ende su voto cuenta y vale, y que con quien gane vamos a trabajar. Muchas gracias por su atención.

Presentador:
Quisiéramos en este espacio solicitar  a los señores ex gobernadores  de Zacatecas que nos acompañan, si alguno tuviera algún comentario que quisiera hacer a lo ya aquí comentado.

Discurso de Genaro Borrego Estrada  ex gobernador de Zacatecas

Muchas gracias. La omisión en el uso de la palabra podría significar un desacuerdo, y por eso he tomado la palabra solamente para significar la profundidad, la trascendencia, la pertinencia, tanto en la coyuntura del país y de nuestra entidad como con perspectiva histórica de este Acuerdo de Chapultepec.

El día de ayer quienes han promovido el Acuerdo de Chapultepec llevaron a cabo en la Ciudad de México una reunión de seguimiento de este acuerdo, y dentro de los participantes, quienes hicieron uso de la palabra estuvo una mujer especialmente talentosa, aguda, quien hizo uso de la palabra, y en su texto hay muchas cosas rescatables, pero en esta ocasión yo quisiera tan sólo destacar una, se trata de Ángeles Mastretta, seguramente todos ustedes la conocen.

En su texto dijo muchas cosas además de bellas, de bien escritas, de bien dichas y de profundas, una que me llamó especialmente la atención, dice “No nos conviene luchar por separado para ser vencidos juntos”. Fíjense la profundidad de estas palabras. Qué ganamos si luchamos cada quien por nuestro lado, y de hacerlo así, al final en lo que vamos a estar juntos es en la derrota.

Exalto estas palabras de la escritora, porque es justamente desde mi punto de vista lo que anima el espíritu del Acuerdo de Chapultepec.

No nos ponemos de acuerdo, esta palabra tan sencilla, el Gobernador de Guanajuato que le gusta la etimología, según vi en su, escuché en su texto, viene de cordare, del corazón, estar todos en el mismo sentido, en la misma dirección, y qué difícil es estar de acuerdo. Pero también dice Ángeles Mastretta “Ah, pero cuánto ruido hacemos cuando no estamos de acuerdo”.Y de lo que se trata de encontrar el acuerdo en lo fundamental.

Ya lo decía desde hace muchos años Reyes Heroles: “No se puede construir una democracia firme, sólida, si no hay acuerdos en lo fundamental”. En ninguna parte del mundo, en ningún pueblo, en ninguna colonia, en ningún municipio, en ninguna parte puede haber nada si no hay acuerdos en lo fundamental, y esta es la convocatoria que nos hace el Acuerdo de Chapultepec.

Tiene la virtud de precisar objetivos, de señalar un diagnóstico claro, y de convocarnos desde un ámbito totalmente ajeno a la competencia política, porque la competencia política nos impide presentar una propuesta y una convocatoria de ponernos de acuerdo, porque surge la descalificación automática.

Pero desde  el espacio de la sociedad, con el liderazgo valioso de todos quienes han promovido el Acuerdo de Chapultepec, especialmente el ingeniero Carlos Slim, es posible que reflexionemos, que pensemos juntos y que de verdad nos pongamos de acuerdo, y que la competencia no sea ocasión para la discrepancia ni para la división, sino que sea parte de el acuerdo de que el poder se consigue a partir de vías electorales democráticas, pero una vez que el pueblo ha decidido, todos debemos estar de acuerdo en seguir lineamientos precisos, concretos, claros, para que -el joven que narra Ángeles Mastretta en su intervención, que se trata de un joven capitalino cerca del Bosque de Chapultepec, que cuida coches, aquí es el joven que está en las calles de Zacatecas, el viejo que está en los páramos frijoleros de nuestra entidad, el ama de casa que está en las colonias populares-, nuestra gente le encuentre sentido a ponernos de acuerdo, porque si la gente no le encuentra sentido a ponernos de acuerdo, de nada serviría ponernos de acuerdo.

La gente quiere vivir bien, vivir mejor, ser respetada, estar tranquila, tener seguridad, tener certidumbre, y para eso tenemos qué estar de verdad de acuerdo, toda nuestra gente que amanece en Zacatecas con estas mañanas luminosas, y que en esos anocheceres estrellados, y con esta sequedad pertinaz de nuestro estado pueda tener claridad, certidumbre de que puede vivir aquí en esta tierra bien, en paz, con seguridad y con bienestar para él y para su gente. Tenemos qué estar de acuerdo en que la gente tiene  qué encontrarle sentido a que los que estamos aquí estemos de acuerdo.

Pues muchas gracias y cuenten con nuestro espacio desde la ex gobernatura con todo lo que esté a nuestro alcance para que el Acuerdo de Chapultepec se aterrice en el Acuerdo de Chicomostoc, y que el Acuerdo de Chicomostoc lo hagamos una realidad, y para eso todos juntos jalemos en la misma dirección, para que la gente encuentre sentido de que estamos de acuerdo.

Presentador:
Muchísimas gracias licenciado Genaro Borrego Estrada, ex gobernador del estado de Zacatecas. Vamos a pasar ahora, sí, perdón ex gobernador, con mucho gusto.

Discurso de Arturo Ramos Gutiérrez (ARG), ex gobernador del estado de Zacatecas

En su muy  interesante intervención don Juan Carlos Roberto Hicks, Gobernador de Guanajuato, decía que: “Aprendiendo se corre el riesgo de escuchar”, y cuánta razón hay en esta expresión del gobernador amigo. Hay que sumar a ella una sabia y muy valiosa práctica, la de escuchar las voces de las generaciones que nos precedieron, y también aprender de las valiosas lecciones de la historia.

En la primera mitad del siglo XIX nuestra nación apenas había conquistado la independencia y ya se encontraba inmersa en una terrible vorágine que conjuntaba la sociedad y que hizo exclamar a Jesús Reyes Heroles con su expresión plena de significado: “La sociedad desgarrada”.

En ese entonces se fragua una de las más grandes y elevadas lecciones de la historia, cuando frente a esa realidad los liberales, con la brillante generación de reformadores encabezada por Benito Juárez, hace a un lado sus diferencias y construye la República, y funda las bases del Estado moderno que alcanza hasta nuestros días.

En el año de 1945 ocurre otra gran lección de nuestra historia, cuando los sectores fundamentales de la sociedad, los factores de la producción deciden firmar aquel valiosísimo pacto obrero industrial que pretende aprovechar las condiciones que habían dejado al mundo la Segunda Guerra, y se ponen en marcha los fundamentos de la industrialización y del desarrollo con crecimiento sostenido.

Posteriormente a estas prácticas siguen las propuestas de multitud de acuerdos, hasta el último surgido del consenso y la voluntad de muchos actores políticos, el acuerdo por la paz, el crecimiento y la justicia, y esta filosofía de entendimiento de hacer a un lado diferencias para enfatizar en lo que Genaro Borrego recordaba, el acuerdo en lo fundamental, es lo que se encuentra implícito en el Acuerdo de Chapultepec.

Yo quiero llamar la atención a los promotores de este acuerdo, que para que alcance su verdadera dimensión y cuaje sus objetivos, no se olvide de que hay un acuerdo en lo fundamental inscrito en la Constitución del 17, y que ese acuerdo visionario por todos conceptos estableció de una vez y quizá para siempre una vía propia de desenvolvimiento histórico.

La trilogía desde la Constitución del 17 es el signo bajo el cual discurre la convivencia de los mexicanos, los tres poderes en que se constituye la organización política, el poder de la federación, el poder de los estados y el poder de los municipios; los tres derechos, los derechos del individuo, las garantías sociales y los derechos de la nación; las tres formas de propiedad, la propiedad nacional, la propiedad pública y la propiedad social. No olvidemos pues que en esta trilogía y en lo que representan equilibrios está la base de la verdadera convivencia, está la base de la paz, de la estabilidad política y de un crecimiento sostenido. Hago votos para que en el Acuerdo de Chapultepec y en las medidas subsecuentes se tengan siempre presentes  los grandes acuerdos, los mandamientos de los mexicanos a lo largo de la historia. Muchas gracias.

Presentador:
Muchas gracias licenciado Arturo Ramos Gutiérrez, ex gobernador del estado de Zacatecas.  Y bien, pasamos a intervenciones de algunos miembros de la sociedad civil del estado de San Luis Potosí que nos acompaña hoy, y le cedemos la palabra al ciudadano Roberto García Navarro, empresario de esa entidad. Don Roberto, por favor.

Discurso de Roberto García Navarro (RGN), empresario de San Luis Potosí.

Con su permiso señora gobernadora, señores gobernadores, ingeniero José Luis Barraza, ingeniero don Carlos Slim Helú. La necesidad de  establecer un desarrollo sostenido y sustentable en nuestro país no permite escatimar esfuerzo alguno, cualquier iniciativa que tienda a crear las condiciones para lograr un mejoramiento de la situación de los mexicanos es digna de tomarse en cuenta y sumarse a ella.

México es un gran país, lo que aquí existe tiene un gran valor por sí mismo, ahora tenemos qué lograr que el potencial que esta incomparable nación tiene se materialice en avances para poder aplicar en la mejor de sus definiciones el término de justicia. No podemos dejar de esforzarnos en la búsqueda del bien común, el sumarnos a esta propuesta es un compromiso que ennoblece  y nos honra.

Como mexicanos, como ciudadanos tenemos una nueva oportunidad de hacer valer nuestra opinión, de respaldar  con la voluntad ciudadana  a quienes dirigen los destinos de este país, pero sobre todo  tenemos la oportunidad de consolidar los canales de participación ciudadana como el mejor instrumento de guía a mejores niveles de vida.

La opinión de los mexicanos está enriqueciendo este documento, pero éste no es sólo tinta y papel, debemos transformarlo en el mejor ejemplo de una teoría aplicable a la práctica, llevemos a la realización de esta gran suma de voluntades.

Señoras y señores, otorguémonos la oportunidad de aportar lo que siempre hemos querido, demostrar con los hechos un compromiso con la mejor  causa posible, nuestro país. Muchas gracias.

Presentador:
Muchas gracias, muchas gracias Roberto, muy amable. Le solicitamos su intervención al ciudadano  Tomas Calvillo, presidente del Colegio de San Luis, como miembro de la comunidad académica de aquella entidad. Adelante, por favor.

Discurso de Tomas Calvillo, Presidente del Colegio de San Luis Potosí.

Buenas tardes, muchas gracias Amalia García, gobernadora del estado libre y soberano de Zacatecas, por esta invitación, y muchas gracias al gobernador Marcelo de los Santos  de San Luis Potosí por la invitación.

San Luis y Zacatecas tienen una gran historia, desde el siglo XIX, que compartimos, y seguramente el futuro va a ser promisorio en ese sentido, permítanme compartir unas breves reflexiones, una pregunta ¿es suficiente la legitimidad electoral para el buen caminar de la nación?. No, no lo creo, cuando reconocemos la acelerada  erosión de la clase dirigente de nuestro país.

Pregunten a las encuestas ¿porqué esta erosión afecta a las instituciones y las debilita, a pesar del enorme y valioso esfuerzo de muchos por construir un sistema democrático?. Esta erosión hace que las arcas de la nación estén vacías, no encontramos ya el tesoro de toda verdadera sociedad democrática, falta el capital principal, un capital que no se puede negociar, ni pidiéndolo prestado al Banco Mundial, ni a ningún otro banco, es un capital peculiar, el mejor sin duda, y no se puede crear sólo con estrategias de desarrollo o innovaciones tecnológicas aplicadas para el consumo de una sociedad cada vez más estresada, y algunas encuestas dicen también feliz. Este capital al que me refiero es en realidad el ahorro de cada ciudadano  de este país, de sus conciencias y corazones, es el capital que se nombra confianza.

Este es el capital que hemos perdido ¿cómo recuperarlo o en su caso como volverlo a crear?. Este pacto o este acuerdo es una expresión más de algo que está latente a lo largo y ancho del país y que atraviesa consciente, inconsciente o instintivamente las diferentes capas sociales, la necesidad, la perspectiva de discutirlo ya de un nuevo pacto constitucional, sin exclusiones, que dé cabida a los múltiples Méxicos, que fundacionalmente viendo para el mañana desde el ahora, salde la deuda histórica con los millones de desposeídos de nuestro país.

Parafraseando a un dirigente democrático fallecido hace más de una década, quien nos hizo leer en el diccionario de la política la palabra dignidad y a quien este país no debería de olvidar; me refiero al doctor Salvador Nava Martínez, quien al final de su vida escribió que “el reloj del país tiene sus horas contadas”, y es cierto, ya es cuarto para las 12 en el reloj de la nación, y no me refiero a los famosos 15 minutos. Muchas gracias.

Presentador:
Muchísimas gracias.

CONFERENCIA DE PRENSA

Carlos Slim Helú (CSH):
Los problemas no se resuelven con leyes, acuerdos o retórica, sino que se resuelven con  hechos, con  acciones que tengan resultados, y lo importante es que percibimos que todos los candidatos están de acuerdo en lo fundamental con los objetivos.

Moderadora:
Licenciado Juan Gómez (JG), del noticiero 97.9 de Radio Zacatecas.

Juan Gómez (JG), noticiero 97.9 de Radio Zacatecas:
¿Cuál sería el riesgo  para el país si este pacto no se  lleva acabo … con algunos estados…? Inaudible.

CSH:
Está claro que podemos crecer más, está claro que aspiramos a hacerlo, está planteado además de que hay un entorno  favorable que hay que aprovechar, entonces bueno, suponemos, esperamos, estamos convencidos de que si nos ponemos de acuerdo  podemos acelerar el crecimiento.  Y lo que se está planteando aquí son objetivos sobre los cuales trabajar.

Moderadora:
Gerardo Romo Arias(GRA).

Gerardo Romo Arias(GRA):
El problema del narcotráfico, ¿cómo este pacto contribuirá para erradicar este mal que abate a la nación?

CSH:
Bueno, cuando se habla de seguridad jurídica, seguridad pública, pocas leyes simples que se cumplan, se está contemplando que, se habla de combatir la corrupción, combatir la impunidad, obviamente esa función del Estado se ve implícitamente incluida en estos planteamientos.

Moderadora:
Juan Luis Valdez (JLV), noticiero de Televisión V15. Adelante con tu pregunta.

Juan Luis Valdez (JLV), noticiero de Televisión V15:
Buenas tardes. Es una pregunta para el Ingeniero  ¿Qué me puede decir acerca de que esto puede ser  algo similar al Pacto de la Moncloa que se firmó en España después de la muerte de Franco?

CSH:
La verdad no lo conozco bien, pero como se ha señalado en todas las intervenciones. La  importancia de ponernos de acuerdo, de tener claros los consensos en los que estamos todos de acuerdo, de tener claros los objetivos y algunos cómos o algunas condiciones de cómo alcanzar estos objetivos, seguramente hará que podamos ir  progresando con rapidez.

Por ejemplo, cuando se habla de formación de capital humano, la formación de capital humano es con salud, educación, es un proceso largo permanente, pero la construcción de infraestructura física es un detonador del crecimiento que acelera el empleo y la actividad económica.

Moderadora:
Irma Mejía (IM), de noticiero Más Noticias, canal 9.

Irma Mejía (IM), noticiero Más Noticias, canal 9:
Se hablaba de hacer reformas para tener mejores resultados en las políticas públicas y también para reactivar de alguna forma la economía en México, de alguna forma en este pacto que ustedes tienen ¿ya ha acciones precisas de qué forma hacerlo y actualmente hay estabilidad o no, sobre todo en este momento?

CSH:
No interpreté bien todo, pero, ojalá leyeran el Acuerdo. Se plantea que en virtud de que los recursos públicos sean insuficientes, se combine con recursos sociales y privados para poder hacer realidad las inversiones que sean viables, o sea, que haya los recursos disponibles más allá de los limitados de los presupuestos públicos. O sea, que no se limite la inversión pública a los recursos presupuestales, sino que se usen recursos adicionales, por ejemplo, sociales, de los fondos de pensiones,  inversión privada para hacer las inversiones que se requieren.

Moderadora:
Alfredo Valadez (AV) corresponsal del periódico La Jornada.

Alfredo Valadez (AV), periódico La Jornada: Qué opina usted de esto que comentan especialistas en materia petrolera, de que en efecto las reservas de crudo mexicano se están abatiendo y el destino que está dando el gobierno mexicano o algunos funcionarios pretenden darle a estos excedentes del petróleo para el pago de la deuda, ¿qué opina usted a propósito de esto?.  Punto número dos, ¿qué opina usted también como empresario de este asunto donde el Gobierno Federal está cediendo ante empresarios gasolineros  y hay un serio descontento nacional por los litros que se presume no son de a litro?

CSH:
Del segundo punto permíteme no opinar para concretarnos sobre el Acuerdo. Ahí en el Acuerdo mismo, en algunas de las páginas se plantea el que las empresas del Estado tengan autonomía de gestión y regímenes fiscales razonables igual que cualquier empresa, y en algunos casos con pago de derecho especiales, como sería el caso de PEMEX.

En el caso de PEMEX yo estoy convencido de que la inversión que tiene que hacer la empresa es por encima de lo que ha estado haciendo en los últimos años, que tiene todavía reservas no probadas muy importantes y que hay que explorar, para lo cual se requiere inversión. Entonces en el caso de PEMEX, creo que por muchos años va a seguir siendo una gran empresa que tiene una gran riqueza petrolera y de gas en la que hay que hacer grandes inversiones, y que estos precios, vamos a llamarles bonancibles, cuando menos respecto al presupuesto del año pasado del precio del petróleo de la Mezcla Mexicana, le permitan a PEMEX  pensar en hacer sus grandes inversiones petroquímicas.

En concreto PEMEX debe invertir más de lo que está invirtiendo, hay una gran cantidad de prospectos  de reservas en el Golfo de México, en Chicontepec y en algunos otros lados de gas y no creo que con inversión se pueda pensar que haya algún próximo agotamiento de las reservas petroleras.

AV:
Si a la inversión privada

CSH:
Creo que en el caso de PEMEX es muy importante que siga siendo una empresa del Estado, porque tiene una gran riqueza petrolera y de gas, tiene además unas utilidades altas de impuestos enormes, del orden de  más de 50 mil millones  de dólares para este año y que, bueno, eso es muy importante que parte se reinvierta y otra parte se use para los fines de ser una palanca en el desarrollo nacional.

Creo que en algunas actividades, la inversión privada podría se viable, pero fundamentalmente lo que es riqueza petrolera debe ser del Estado Mexicano, no implica que PEMEX no tenga inversión privada, como la ha tenido históricamente, como financiamiento, como fueron en algún momento dado los petrobonos, o sea que los recursos requiere se los pueda allegar de los mercados privados, pero que la propiedad y las lesiones y la autonomía sea del Estado.

Y por supuesto que aparte de la autonomía de gestión tuviera un consejo profesional, independiente, que se salga del presupuesto público para que no tenga los techos del presupuesto, y que aproveche el gran potencial que tiene esta empresa que es por mucho la más importante probablemente de toda América Latina.

AV:
Los pagos de deuda

CSH:
Son dos cosas distintas, PEMEX debe hacer sus inversiones, tener sus recursos, si es que esos excedentes se usen para pagar la deuda de PEMEX, lo veo razonable, pero serán decisiones de tipo empresarial que se debe tomar en el mismo PEMEX, es decir, PEMEX tendrá sus financiamientos, sus vencimientos, sus deudas y sus inversiones y en función de que los precios y las inversiones se realicen y tenga excedentes, puede ser razonable que reduzca la deuda o que se financie con capital propio y no tenga qué pedir prestado.

Moderadora:
Gracias. Compañeros ojalá nos vayamos a una sola pregunta para que tengan oportunidad todos. Mario Padilla (MP), del periódico Imagen Zacatecas.

Mario Padilla (MP), periódico Imagen Zacatecas:
Quiero preguntarle a uno de los gobernadores, después de escuchar todo el contenido del acuerdo, estos planteamientos de alcanzar máximas para el bien común, ¿cuál va a ser el mecanismo posterior para evaluar si se está llevando o no a cabo?, es decir, es fácil plantearlo, pero ¿cómo vamos a verificar si es nada más un acuerdo?, ¿cuál sería el mecanismo legal, jurídico, político para tener esta revisión y cómo llevarla?

José Carlos Romero Hicks (JCRH):
Es una responsabilidad compartida. Nosotros en la CONAGO tenemos cuatro líneas de trabajo que de alguna manera coinciden con las cinco que aquí se manejan. La primera es la reforma a la hacienda pública, y ya hay más de 400 propuestas producto de la Comisión Nacional Hacendaría, que están a consideración del Congreso de la Unión y las entidades federativas y gobiernos municipales, ahí hay propuestas específicas que son producto de consenso y de la consulta más amplia en la historia de México en materia fiscal y que tiene ingreso, gasto, deuda, patrimonio, son siete temas; la segunda, tiene que ver una economía competitiva, y lo que estamos buscando son gestiones para vivir en un mercado globalizado, pero para poder competir en las condiciones que México merece; la tercera tiene que ver con la línea de la pobreza, educación, salud, vivienda, agua, servicios básicos, y la última tiene que ver con la reforma del Estado, y a este respecto ya hay varias propuestas que la CONAGO ha venido diseñando.

Ejemplifico varias. Primero, el derecho a la cultura; segundo, una redistribución de competencias entre municipios, estado y federación; tercero, la mayor capacidad de endeudamiento por parte de entidades federativas, y finalmente todo viene con impacto federal. Entonces cuando el ingeniero Slim y el ingeniero Barraza acudieron a Torreón el 14 de octubre, inmediatamente asumimos que las cuatro líneas que ya veníamos trabajando pues coinciden con las cinco líneas que ya han sido mencionadas el día de hoy.

Ahora, al final del día la responsabilidad da respuestas y da tres cosas: resultados, resultados y más resultados.

Nosotros trabajamos con una agenda a largo plazo, nos reunimos de manera cotidiana en un promedio de cada dos o tres meses, ya lo hicimos aquí en año pasado en Zacatecas y los temas de la agenda que hemos venido trabajando han sido bastante importantes.

En este país hay gobernadores, anteriormente la autoridad de los gobernadores estaba sumamente acotada, y lo que hemos venido trabajando es precisamente a sumarle al Pacto Federal.

Cuando Carlos Slim y José Luis Barraza estuvieron con nosotros en Torreón, creo que me gustaría que ellos en su caso dieran una opinión, les dio una impresión, y perdón que así lo exprese, de que la CONAGO se ha convertido prácticamente en el espacio plural de mayor civilidad y mayor propuesta por ahora, no porque lo queramos nosotros, sino porque realmente cuando nos vemos así lo hacemos.

Por ejemplo, la semana pasada doña Amalia me habló por teléfono para invitarme y de inmediato accedimos, y venimos porque Guanajuato tiene temas en coincidencia con Zacatecas: migración, infraestructura, cultura, seguridad pública, desarrollo económico, todos lo temas de la agenda nos involucra, como también lo tenemos con San Luis, tenemos la carretera federal 57 en la prolongación, una presa El rielito, y así podemos ir viendo, para nosotros ha sido un espacio de mucha inspiración.

La pregunta es ¿cómo se va a hacer? Es un compromiso de todos, México es tan fuerte como el más débil de sus eslabones y lo que nos urge son acuerdos de largo plazo, fortalecer instituciones y sobre todo dar respuestas con resultados y con legalidad, es la experiencia y yo no tengo más que reconocimiento para doña Amalia, para don Marcelo y todos los colegas..

Moderadora:
Gracias gobernador. Adelante.

Marcelo de los Santos Frada (MSF):
Gracias, únicamente para agregar algo más a lo que ya mencionó el gobernador Juan Carlos Romero, que estamos de acuerdo con todo lo que ha expuesto, pero es muy importante mencionar que hace un momento el ingeniero Slim y un servidor comentábamos precisamente el que había qué aterrizar esto, es decir, que hay que pasar de las palabras a los hechos, y esto que ahorita estamos planteando tenemos que irlo concretando en hechos, con realidades, y ahí cada uno de nosotros tenemos que hacer nuestra tarea, quienes estamos en el sector público y quienes están en la sociedad civil, que es la iniciativa privada, que desde hace mucho tiempo ha asumido su responsabilidad de generar riqueza, de generar riqueza en el buen sentido de la palabra, de poner en riesgo su patrimonio para generar empleos y empleados de calidad.

Entonces ahora nos toca a cada uno de nosotros hacer nuestra tarea. La sociedad civil está trabajando, ahora nosotros como gobernantes tenemos qué hacer realidad todo lo que se ha mencionado como algunas obras que ya citó el gobernador de Guanajuato, que todas éstas nos van a llevar a generar una mejor calidad de vida también para nuestra gente, es decir, cada quien tenemos qué llevar estas palabras a los hechos, esa es nuestra responsabilidad.

Y comentaba también con el ingeniero Slim y él me lo decía, que ahora ya hay un planteamiento aquí sobre la mesa, pero ahora en las siguientes reuniones habrá que ir haciendo un balance, valga la expresión, de los avances que se van teniendo de esos cinco puntos que contempla el Pacto de Chapultepec, es decir, hay que ir a las realidades y habrá qué ir haciendo una evaluación de manera continua.

Moderadora:
Y con la siguiente pregunta concluimos, recuerden que habrá un receso en la reunión, es Julio César Chávez (JCCH) de Televisa.

Julio César Chávez (JCCH), reportero de Televisa:
Para el ingeniero Carlos Slim, dos puntos en una pregunta: ¿Qué tan importante es el Tratado de Libre Comercio para desarrollar el Acuerdo de Chapultepec? Y en ese mismo sentido, si Andrés Manuel López Obrador llega a ser Presidente, él ha dicho que cerraría libre comercio para aumentar la productividad interna aquí en Zacatecas y en México.

CSH:
Hay varios tratados de libre comercio, yo creo que el tratado de Norte América, con Estados Unidos y Canadá ha tenido el gran beneficio de que podemos exportar bastante más de lo que importamos, entonces tenemos con Estados Unidos una balanza comercial muy importante superavitaria para México, ¿qué quiere decir?, que muchos de los productos que importa Estados Unidos se producen en México con mano de obra mexicana y muchos insumos mexicanos. Eso yo creo que ha sido muy favorable. Es del orden de más 50 mil millones de dólares.

Yo creo que en lo que refiere al Acuerdo de Chapultepec, en lo que es crecimiento económico, pues el tratado puede ser, aunque ya tiene los diez años, importante para poder tener unas áreas de actividad económica, por la excesiva importación y déficit comercial de Estados Unidos, que es casi del tamaño de nuestro producto interno, entonces cuando Estados Unidos importa tantas cosas es costoso en la producción de muchos de los bienes, como la industria automotriz donde se ha hecho notable, pues tenemos oportunidad de ciertas actividades importantes de producción en México. Desde ese punto de vista es atractivo.

Desde el punto de vista del campo, no sabría dar una opinión, ahí probablemente se tenga qué analizar más a detalle tanto la apertura que viene próximamente, como los subsidios que tienen en los Estados Unidos.

JCCH:
¿Si se cierra, si llega a ser presidente Andrés Manuel López Obrador y se cierra este mercado afectaría?

CSH:
No creo que el licenciado López Obrador esté planteando acabar con el Tratado de Libre Comercio o cerrar la actividad comercial con Estados Unidos. La relación con Estados Unidos dada la vecindad, el tamaño de las economías y la actividad económica y de trabajo es muy grande, de las remesas, el turismo, el comercio, son actividades sumamente importantes para México e inclusive también lo son para Estados Unidos.

Moderadora:
Muchas gracias compañeros, gracias señores, gracias señora gobernadora.

Presentador:
Tenemos la intervención de tres representantes de la sociedad civil del estado de Zacatecas, primeramente quisiéramos cederle la palabra a la ciudadana Claudia Duarte Escareño, empresaria zacatecana. Tiene usted la palabra.

Discurso de Claudia Duarte Escareño, empresaria zacatecana.

Buenas tardes. Señora gobernadora, señor gobernador de San Luis Potosí, señor gobernador del Guanajuato, miembros del presidium, asistentes distinguidos. Yo creo que Zacatecas vive actualmente un momento de oportunidades y este acuerdo viene a facilitar el aprovechamiento de este momento. Si queremos que nuestro estado mejore, debemos apoyar el desarrollo humano, y esto indudablemente se puede hacer invirtiendo en ellos.

Yo como parte de esta sociedad lo he vivido, la gente necesita preparase más para poder lograr tener un empleo mejor y mejor redituable y tratar de reducir esa inequidad comprometiéndonos, invirtiendo nuestros recursos económicos para tratar de revertir nuestra realidad y que nuestra gente no tenga que emigrar en busca de oportunidades de vida, esto plantea una necesidad y un compromiso, en que todos: gobierno, empresarios, trabajadores y la comunidad misma, se involucren en un proceso de desarrollo socioeconómico de Zacatecas. Es indudable en que la capacidad técnica está latente y presente en  nuestra sociedad, faltando sólo un cambio de actitud que propicie sin la pérdida de los valores, de la tranquilidad que tenemos, generando riqueza para todos.

Yo creo en Zacatecas me ha comprometido con ella, he comprometido mi patrimonio, he involucrado a mi familia, he aprovechado su visión y su capacidad para hacer negocios, hemos creado fuentes de trabajo y Zacatecas actualmente vive un momento de cambio y oportunidad, y los zacatecanos yo creo que somos capaces de hacerlo.

Creo que es bueno facilitar las cosas para que aprovechemos este momento y brinquemos al desarrollo integral de la comunidad, estoy convencida de que este proyecto será un beneficio para la sociedad en general y promoverá la inversión y el empleo con calidad. Muchas gracias.

Presentador:
Muchas gracias, cedemos la palabra a continuación al doctor Jaime Cervantes Durán, Comisionado de Acceso a la Información Pública. Doctor, por favor.

Discurso de Jaime Cervantes Durán, Comisionado de Acceso a la Información Pública.

Honorable presidium, mi participación en este importante foro que tiene relevancia, ya que empieza hoy una cruzada nacional por toda la República, nos mueve a entusiasmarnos a colaborar en esta importante labor que ustedes nos han manifestado con amplio detalle en sus distintos problemas que tiene nuestro país y la situación que vivimos en estos momentos, pero también en el fortalecimiento a la democracia en donde desde hace sesenta y tantos años Winston Churchill pronunció, cuando lo cuestionaron acerca de la bondad  de la democracia, y su respuesta fue: “Me falta mucho por hacer, pero no hay otro mejor partido al que yo pudiera cambiar”.

Ahora que han emprendido esto, que la comisión para el Acceso a la Información Pública, a la cual represento, viene a fortalecer una vez más este instrumento jurídico, a los elementos que ustedes tienen y han mencionado, y sienten como una necesidad importante el acceso a la información pública, considerada ésta ya en publicación de la  ley, en la cual se debe de informar no nada más de los gobernantes cuando ascienden al poder, sino dar cuenta, rendir cuentas a la ciudadanía que maneja sus recursos, dar cuenta de sus proyectos y dar cuenta de sus programas; clarificar también las funciones que desempeñan y los sueldos que perciben los funcionarios, para que con esta información la ciudadanía puede tener conocimiento y ganarse la confianza, ver que sus recursos están manejados con honestidad. Es una lucha de la corrupción, entre la corrupción, que no es nada más de nuestro país, sino a nivel mundial.

Creo que esto crecerá con el tiempo en esta incipiente institución, porque dada a conocer, será un material muy rico para las organizaciones civiles, porque se ha repetido muchas veces que no es suficiente los recursos que ustedes mismos manifiestan en esa brillante declaración de sus principios, todos los recursos que tiene el gobierno para solventar a diferentes problemas.

Nuestra aportación ha sido gracias al apoyo de nuestra gobernadora, que de inmediato y a los pocos meses que se estableció en el estado y que todavía no es conocida, a plenitud por todos los principales actores sociales de que ya está establecida por ley, que ya entró en vigor desde julio del año pasado, de que todos los tres poderes del gobierno han creado un local ex profeso con personal a su cargo dedicado exclusivamente a recibir las peticiones de la ciudadanía, este local llamado de enlace es más entendible como una unidad información  que obliga la ley a proporcionarles.  Ya está instaurado en los tres poderes, en los 58 municipios de la entidad, que ellos alejados y desconociendo de esta ley actuaban sin exteriorizar a la ciudadanía, sin conocer sus recursos, sus inversiones, sus proyectos de obras públicas.

Tienen la obligación todos los organismos que reciben un subsidio oficial, que manejan recursos de los ciudadanos, inclusive mixtos, entre ellos los que antes estaban al margen de estas obligaciones y de estos compromisos, como son los organismos autónomos, la Universidad Autónoma de Zacatecas quedó de publicar todos sus programas, todos sus proyectos y todos sus gastos administrativos, en igual de condiciones está el Instituto Electoral del Estado, están los partidos políticos que tienen la obligación por el subsidio que reciben y que además incluye a las participaciones de particulares. Tenemos como otro organismo público nuestra propia institución y la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Con este fortalecimiento a la democracia, con este vehículo que van a realizar por la República para que sea la unidad de la sociedad civil nacional, éste será una fuente de recursos que nos propicie analizar y participar, comentar y fortalecer y adquirir la confianza que debemos tener en nuestros gobernantes.

Creo  que de este análisis técnico que han realizado ustedes con minuciosidad, debemos llegar todavía también a insistir en recuperar nuestra mexicanidad, recordar a los héroes que admiramos desde la infancia y que fueron los que nos dieron patria, con esa emoción y el supremo crisol de nuestro patriotismo. Gracias.

Presentador:
Gracias doctor. Cedemos la palabra a continuación al maestro Marcelo Sada Villarreal, Director de la Facultad de Humanidades. Adelante maestro.

Discurso de Marcelo Sada Villarreal, Director de la Facultad de Humanidades.

Muchas gracias. Señora gobernadora del estado de Zacatecas, Amalia García Medina, señores gobernadores de los estados de San Luis Potosí, Marcelo de los Santos Fraga,  y de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks; señor ingeniero Carlos Slim Helú, señores autoridades y personalidades presentes en este lugar, como representación de la universidad y bajo la petición del rector de la misma, que se encuentra ausente en este momento, pero que me pide que exprese la voluntad de los universitarios que hemos comentado el contenido de los objetivos del Acuerdo de Chapultepec, manifiesto la voluntad de los universitarios de sumarnos en la medida de nuestras posibilidades y de poner toda nuestra voluntad en cumplimiento de estos objetivos nacionales.

Hecho esto quiero comentar unas ideas sobre la educación para la democracia, ya que la democracia se construye, no es un regalo de las leyes, de los héroes, y esa construcción supone la acción cotidiana y la suma de individuos e instituciones. En este caso, también, la calidad es hija de la cantidad y son las instituciones que pueden crear una nación, darnos las reglas colectivas del compromiso que permite un tránsito terso, pacífico, limpio, hacia mejores etapas en la política, la economía y la vida social.

Los individuos podemos formar comunidades pero sólo las instituciones pueden crear una nación y las institucionales, culturales, educativa y académicas son, sin duda, parte de este proceso de fortalecimiento democrático en México, para ello debemos ampliar la mira, y precisar los objetivos  de este acuerdo en la tarea de desarrollar algo más que capital humano.

Es necesario, creemos, fortalecer tanto las instituciones educativas, culturales y académicas, como desarrollar la ciencia, las tecnologías y las humanidades, y atender a la formación de ciudadanos con vocación universal. No vasta valorar el respeto a la naturaleza y los derechos humanos, es necesario considerar el eje central, el respeto a la persona y su vocación universal, formar ciudadanos libres, sí, pero también demócratas convencidos.

Las reglas para transitar hacia una mejor y más democrática sociedad deben ser dadas, sin duda, suponiendo un crecimiento de naturalidad y en la certeza cambiar la cultura política heredada es un proceso que es necesario acelerar. El corporativismo, así como el pragmatismo y las formas violentas y conspirativas de hacer política le quedan chicas a cualquier democracia.

Liberar en nuestras instituciones educativas, culturales y académicas de los lastres corporativos, conspirativos y violentos, así como de falsas tutelas, de la política heredara de un pasado cercano, es una tarea sin duda urgente e importante el día de hoy que debe ser incluida en cualquier compromiso de este tipo

Es falso, creemos que en la guerra y en la política todo se vale, y es obvio ahora que en la política democrática deben caber sólo reglas del juego que sean incluyentes, abiertas, dialogales, plurales y pacificas, como lo muestra este acuerdo. J

Justicia y amor deben caber en la vida diaria de los individuos, instituciones, y de la nación misma. Estado de Derecho libre y plurales es el medio, el fin, sin duda lo es; la mejor vida humana posible, sin pobreza, ni serie de discriminaciones para todos los mexicanos por igual lo más pronto posible.

La mejor forma de celebrar y apoyar el Acuerdo de Chapultepec, es enriqueciéndolo y sumando cantidad humana y calidad de contenidos al mismo, para eso estamos reunidos hoy. Como universitario, agradezco la invitación a participar, a escuchar, a aprender y a sumarme a la forma y al contenido del pacto. Muchas gracias.

CSH:
Voy aprovechar, aunque ya lo empezó el senador Genaro Borrego, para dar inicio, darle sabor a esta participación, para leer un texto de uno de las miembros más destacados de la comisión, más sensible, inteligente. Yo diría una de las mejores escritoras que hemos tenido en México, y voy, aunque sea de una manera parcial, leer el texto que preparó y creo que nadie mejor que ella para, con esa gracia y profundidad, hablar de lo que es el Acuerdo de Chapultepec, entonces si me permiten voy a leer parcialmente lo que ella escribe. Dice así, es Ángeles Mastretta.

“Hay quienes creen que no estamos para fiestas, pero hay quien habla de la fiesta de pensar y quien cree en la fiesta que puede ser entendernos. Así las cosas, hay quienes pensamos que a nuestro país le urge una de esas fiestas, que ya tenemos muchas, cierto, sólo en la Ciudad de México hay más de 233 fiestas al año; sin embargo, la fiesta de pensar y la de pensar en orden, como la de cantar a coro y entonados, no se dan con frecuencia y ésta es una de nuestras debilidades, tanto como la vocación por las otras fiestas es una de nuestras fortalezas. “

“Tal vez somos mayoría quienes no sentimos predilección por aventurar teorías políticas, a veces nos gusta oír a quienes las hacen y recordarlos después para saber si acertaron o no, otras veces los olvidamos tan rápido como los oímos. Sin embargo, no sólo quienes analizan o cuentan la política, no sólo quienes la hacen o la mal hacen, no sólo quienes tienen empresas o bancos o ministerios, sino todos los mexicanos necesitamos pensar en qué queremos hacer con nuestro país, qué tanto nos urge sentirnos responsables de su destino, mirarlo desde dentro, desde el fondo, desde nuestra desconfianza en la ley hasta nuestra confianza a veces ciega en que somos lo mejor que hay en el mundo y que como México no hay dos, y que nos entierren en nuestra tierra aunque la hayamos dejado sin árboles, sin siembras, sin paz social que la proteja y nos ayude a vivir en ella con dignidad y cobijados bajo un modo de vida que no signifique ni sujeción, ni silencio, ni migración obligada, ni aberración, ni pobreza, ni arbitrariedad.”

“Necesitamos ponernos de acuerdo en muchas cosas, entre otras en que ponerse de acuerdo no es quedarse callado cuando alguien piense distinto, ni acallar a quien piensa distinto, ni aceptar que otro nos avasalle, ni avasallar a otros. Se oye como algo muy dicho: respetar, conocer y compartir con los demás, pero la verdad es que cada vez nos cuesta más trabajo entendernos y cada vez hacemos más ruido cuando no nos entendemos.”

“El frágil hilo que sostiene las relaciones entre la imaginación y la realidad puede tejer una obra de arte, pero también puede propiciar el caos. Es lícito y lógico que cada quien vea al mundo y lo descifre según lo que le sucede; sin embargo, no nos conviene luchar por separado para ser vencidos juntos. “

“Hace poco tiempo, apenas unas décadas, que descubrimos el placer de pensar en voz alta, ejercerlo puede ser una de nuestras fortalezas fundamentales si conseguimos hacerlo con inteligencia, responsabilidad y respeto. No siempre ha sido así. Hace mucho rato que discutimos sin rumbo mientras que nuestro país se va quedando atrás en los índices de desarrollo, en la capacidad de su economía, en la distribución justa de su riqueza, en el derecho a la seguridad física de quienes lo habitamos; en conocimientos tecnológicos y científicos, en confianza entre nosotros y en nosotros.”

“A veces pensamos que estar de cara al 2006 es como estar de cara a la pared y discutimos, ¡cómo y cuánto discutimos!. Mientras así sucede, otros países crean empleos, buscan salidas, distribuyen el ingreso con sensatez y justicia, convencen a sus habitantes de que es necesario cumplir la ley, abdicar de la arbitrariedad, actualizar sus cabezas, pagar impuestos, hacerse responsables de sus hijos, darles educación y salud; impedir la violencia dentro y fuera de las familias, salvarse.”

“Tenemos muchas debilidades, pero también grandes fortalezas. Creo también que este nuestro país desordenado y arbitrario, prodigioso y creativo, ambivalente y pródigo merece que hagamos con él una obra de arte; creo que con lo que tenemos, se puede hacer “

“¿Qué nos falta? ¿Con qué tejemos bien el hilo entre lo que es la realidad y lo que deseamos que sea? Pienso que concentrando nuestro esfuerzo en reunir nuestras virtudes para contarlas y ordenarlas, conocer nuestras debilidades para fortalecernos juntos; no cada uno por su lado, cansándonos de más para conseguir menos, como es el caso de quien cuida coches cuando quizá tiene talento para planear una ciudad, o dirigir un negocio, diseñar un auto, imaginar y calcular lo necesario para tender un puente que se haga realidad.”

“¿Qué nos falta?. Nos falta acordar, ceder, imaginar juntos la vida pública para poner en ella muchas de las cualidades que encontramos con frecuencia y naturalidad entre quienes nos rodean, cobijan y mejoran nuestra vida privada. “

“Busquemos un acuerdo. Este país nuestro tiene muchas fortalezas, convengamos en que nos urge ponerlas juntas y darles una razón de ser. Hagamos una obra de arte. Este es nuestro país y su destino, su armonía, son nuestra responsabilidad. Encontremos un acuerdo. Gracias”.

José Luis Barraza (JLB):
Muchas gracias ingeniero, sin duda una pieza de la señora Ángeles Mastretta y que oportuno para ahora que estamos trabajando  precisamente aquí en Zacatecas con la presencia de los gobernadores de San Luis Potosí y Guanajuato. Como ya mencionamos este es un Acuerdo que estamos extendiendo nacionalmente, regionalizando y de una inclusión ciudadana en todo el territorio nacional.

Antes de pedirle a la gobernadora Amalia García que nos dirija su mensaje y clausure este evento, quisiéramos invitarlos a todos los participantes que así lo deseen que a la entrada de este espléndido  recinto, en la recepción estarán las formas correspondientes para  todos aquellos que quieran sumarse y firmar precisamente el Acuerdo de Chapultepec. Señora gobernadora por favor, muchas gracias.

Amalia Dolores García Medina (ADGM):
Muchas gracias. Deseo en primer lugar expresar nuevamente mi reconocimiento por esta iniciativa y coincido plenamente en que tenemos tantas causas por las que debemos y podemos trabajar juntos, juntas que se merece México la oportunidad de que establezcamos  un dialogo y de que construyamos acuerdos.

Yo quiero, si  usted me lo permite, hacer referencia a un hecho extremadamente importante al que yo mencionaba el día de ayer, ayer estuve en una pequeña comunidad, en una región muy pobre de nuestro estado, en ese lugar  se decretó nacionalmente en el año  2006 como el año del Águila Real, que es el águila que está en nuestro escudo nacional, es el águila, el símbolo que nos da identidad.

Estuvimos en un evento muy fuerte por su contenido, pero también con la determinación de que este año dedicado al águila real tenga significado porque está en peligro de extinción.

Yo creo que es relevante hablar del simbolismo que esto representa, nuestro símbolo patrio, el águila está en riesgo de extinción y vivimos hoy un momento crucial en el país.  ¿A que me refiero cuando digo que es un momento crucial?. No me refiero  sólo a las elecciones, las elecciones y la contienda política deben ser y son ya parte de nuestra cultura democrática, tiene que ser un proceso natural, cotidiano, pero cuando yo habló de que  vivimos un momento crucial es que hay otros asuntos extremadamente complejos, retos que tenemos hoy en el país y que si no tomamos medidas a fondo y en estos momentos el país se nos va de las manos.

El águila real está en peligro de extinción, pero tenemos también una situación muy grave por los cambios climáticos, por la desertificación, porque el medio ambiente esta lastimado, el planeta está destrozado y está herido y con los cambios climáticos además, las poblaciones del planeta están sufriendo aquí mismo en México por los efectos de los cambios climáticos, porque no se ha cuidado la naturaleza,  ésta que es  nuestra casa común, este año y a partir  del año pasado  el campo mexicano quedó devastado en una parte del país por los huracanes, en el sureste, pero en otra parte, como aquí en Zacatecas, por la sequía.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua los dos estados más lastimados por estos cambios fueron Chiapas y Zacatecas, solamente en nuestro estado medio millón de hectáreas no pudieron ser cultivadas, no vamos a tener cosecha en medio millón de hectáreas, y son tres millones de hectáreas de agostadero en donde no tendremos pastizales para el ganado. 

¿No es esto un asunto de la mayor importancia y no estamos acaso en un momento crucial del país y del planeta?. Por supuesto que sí, y son estos los asuntos que requieren estar en el centro de los acuerdos y del diálogo: ¿Cómo podemos mantener la viabilidad de nuestra patria? Es un momento fundamental y por eso el que haya una iniciativa de tantos ciudadanos, de hombres y de mujeres en nuestro país, planteándonos un Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo, no es un asunto menor.

Yo quiero especialmente reconocer que con esa pluralidad y con ese espíritu es como aquí también se invitó a los iniciadores de esta propuesta, yo les quiero reiterar mi compromiso con la búsqueda de acuerdos, que además los gobernadores en la CONAGO hemos firmado y tenemos la decisión de reiterar y reconocer la pluralidad de esta reunión.

Aquí están los gobernadores del estado de Zacatecas, están representantes populares, están diputados locales, senadores de la República, presidentes municipales; están también hombres y mujeres de la sociedad civil, presidentes de las cámaras de profesionistas, de cámaras empresariales, hombres y mujeres que quieren a Zacatecas, y ese es el ánimo que tenemos en México, en CONAGO, ¿cómo podemos fortalecer las alternativas  y las respuestas que puedan darle viabilidad a nuestra patria?. Yo creo que la iniciativa, este llamado Pacto de Chapultepec es muy relevante y lo hemos suscrito con mucho gusto, con una gran convicción de que el debate, la polémica y el apasionamiento son parte de la democracia, pero el acuerdo también es parte de la democracia. La búsqueda de coincidencias son parte de una nueva cultura que estamos construyendo en el país.

Al ingeniero Carlos Slim yo quiero reconocerle además, lo decía hoy por la mañana en una entrevista que me hicieron en una estación de radio, es uno de los hombres más acaudalados, pero le ha apostado a México e invierte en nuestro país, genera empleos en México y ha dicho algo con lo que yo coincido, en otras ocasiones, los empresarios deben tener compromiso social, eso es lo deseable, pero incluso hasta por interés los empresarios deben tener compromiso social.

Ahí donde hay empleo, donde hay buenos ingresos, donde hay inversión, donde hay crecimiento, todo mundo sale ganando, y esa es una visión empresarial moderna, es la que requerimos.  Aquí hay empresarios de Zacatecas y nos complace que son de las cuestiones de las que hemos venido hablando.

Al presidente del Consejo Coordinador Empresarial también le quiero reconocer su participación muy activa en estas  iniciativas, además es, y lo quiero decir con mucho gusto, un hombre que también invierte en México y que hoy conversamos en la mañana, no sólo invierte en Zacatecas, sino que tiene pensado invertir más en Zacatecas, generar empleos y bienvenido ese espíritu, esa iniciativa.

A mis colegas gobernadores un reconocimiento, porque como lo decían ellos hace un rato en la conferencia de prensa y lo han dicho en múltiples ocasiones, la CONAGO es un espacio de civilidad política plural, y el ánimo en el que participamos siempre es el de la búsqueda de coincidencias.  Sabemos que tenemos opiniones diversas, y qué bueno que así sea, pero cuando nos reunimos es para buscar los puntos de contacto, aquello de lo que tenemos una visión y un lenguaje común, y puedo decir con mucha seguridad, con absoluta veracidad que cuando conversamos tenemos tantas coincidencias, que aunque tengamos una militancia partidaria cada uno, eso no es lo que está ni presente ni por delante, al contrario, están los acuerdos.

Los acuerdos en acciones concretas, en infraestructura, en acciones que signifiquen buen gobierno, ese es el espíritu que nos anima y yo reitero que esta reunión que hoy se realiza en Zacatecas es muy relevante porque forma parte de esa visión federalista. La república no está sólo en la capital del país, la república somos todos, está acá y tenemos  un pacto que nos une que es la Constitución, pero están estos otros pactos que nos permiten dialogar, debatir, analizar.

Bienvenidas estas  iniciativas tan positivas, tan inteligentes, que se convierten, como aquí decía el ingeniero Carlos Slim leyendo este texto magnífico de Ángeles Mastretta,  en una verdadera fiesta, la fiesta de las ideas, la fiesta del pensamiento, la fiesta de la creación, la de la inteligencia, estas son las fiestas que necesitamos en México, las otras también, pero estas fiestas necesitamos que sean muy frecuentes, que sean permanentes, y en este recinto en el ex templo de San Agustín, en esta ciudad patrimonio cultural de la humanidad, bienvenido el diálogo, bienvenidas las posibilidades de acuerdo. Muchas gracias por esta iniciativa.

Presentador:
Señora Gobernadora, le pedimos se sirva clausurar este importante acto.

ADGM:
Muchas gracias. Siendo la 1:25 de la tarde del día 14 de febrero del año 2006, declaro clausurados estos trabajos del Acuerdo Nacional para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo  aquí en Zacatecas y que tenga este acuerdo larga vida. Muchas gracias, felicidades.