Todos queremos un país con

Seguridad, educación, empleo, salud
y crecimiento económico.

Inicio del “Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana” del Acuerdo de Chapultepec.

México D.F. a 13 de febrero de 2006.
  • Inicia el “Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana” del Acuerdo de Chapultepec, informó el día de hoy su Comisión de Información y Seguimiento.
  • Se llevarán a cabo siete reuniones regionales en las que se analizarán los objetivos de este Acuerdo y actores políticos y sociedad civil presentarán propuestas.

El día de hoy los integrantes de la Comisión de Información y Seguimiento del Acuerdo de Chapultepec informaron del inicio del Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana de este Acuerdo. Los objetivos del Plan son la difusión intensiva en todo el país del Acuerdo de Chapultepec, continuar y fortalecer la incorporación activa de ciudadanos y grupos organizados de la sociedad civil a este Acuerdo y la realización de foros de análisis, debate y propuestas en torno a los cinco objetivos que lo conforman. La Comisión de Información y Seguimiento del Acuerdo de Chapultepec está integrada por: Alfredo Achar Tussie, Emmanuel Acha Martínez, Gastón Azcárraga Andrade, José Luis Barraza González, Rolando Cordera, Víctor Flores, Joaquín Gamboa Pascoe, Alejandro García Gamboa, Francisco Hernández Juárez, Epigmenio Ibarra, Ángeles Mastretta, Mario Molina Enríquez, Maria Elena Morera Galindo, Heladio Ramírez López, Carlos Slim Helú, Fernando Solana Morales y Lorenzo Zambrano Treviño.

El día de hoy se presentó el calendario de los encuentros regionales de este Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana:
Fecha
Entidad Federativa

14 de febrero

Zacatecas

17 de febrero

Mérida

20 de febrero

Monterrey

28 de febrero

Veracruz

6 de marzo

Morelia

10 de marzo

Chihuahua

13 de marzo

Guadalajara

A estos encuentros se convocará a actores políticos, ciudadanos y grupos organizados de la sociedad civil del estado sede y entidades federativas aledañas y será coordinado en cada caso por un integrante de la Comisión de Información y Seguimiento. Los encuentros serán temáticos: Zacatecas: El espíritu del Acuerdo; Mérida: Desarrollo con justicia, crecimiento económico y empleo; Monterrey: Estado de derecho y seguridad pública; Veracruz: Desarrollo de capital humano y social; Morelia: Desarrollo de capital físico; Chihuahua: Reforma de la administración pública; y Guadalajara: Conclusiones: acciones y compromisos para construir un Acuerdo Nacional.
El Acuerdo de Chapultepec es incluyente y va enriqueciéndose con las propuestas que realizan quienes lo suscriben, no sólo por parte de la sociedad civil, sino también de los actores políticos. En México estamos de acuerdo en que nuestro futuro debe ser producto del consenso nacional sobre el país que queremos.

Calendario de Encuentros Regionales

SEDE

TEMA

COORDINADOR

FECHAS PROPUESTAS

ESTADOS INVITADOS

ZACATECAS

El espíritu del Acuerdo

José Luis Barraza

14 de febrero

Zacatecas
San Luis Potosí
Aguascalientes
Querétaro
Guanajuato

MÉRIDA

Desarrollo con justicia: crecimiento económico y empleo

Fernando Solana

17 de febrero

Yucatán
Quintana Roo
Campeche
Chiapas
Tabasco

MONTERREY

Estado de derecho y seguridad pública

Ma. Elena Morera

20 de febrero

Nuevo León
Coahuila
Tamaulipas
Durango

VERACRUZ

Desarrollo de capital humano y social

Francisco Hernández Juárez

28 de febrero

Veracruz
Hidalgo
Tlaxcala
Edomex
Puebla

MORELIA

Desarrollo de capital físico

Carlos Slim Helú

6 de marzo

Michoacán
Morelos
Guerrero
Oaxaca

CHIHUAHUA

Reforma de la administración pública

Heladio Ramírez

10 de marzo

Chihuahua
Sonora
Sinaloa
Baja California Norte
Baja California Sur

GUADALAJARA

Conclusiones: acciones y compromisos para construir un Acuerdo Nacional

Epigmenio Ibarra

13 de marzo

Jalisco
Colima
Nayarit

Para sumarse al Acuerdo de Chapultepec está a disposición
el 01 800 ACUERDO (01 800 228-37-36)
y, para más información, la página
www.acuerdodechapultepec.org.mx

Buenas tardes, gracias por acompañarnos. La idea de esta reunión, su objeto es anunciar que iniciamos el Plan de Extensión Nacional e Inclusión Ciudadana del Acuerdo de Chapultepec. El programa, el objetivo es descentralizar y hacer extensivo en todo el país y a toda la ciudadanía la información, el conocimiento del acuerdo, llevándolo a todo el país; esto se va a llevar a efecto a través de encuentros ciudadanos a lo largo de todo el país, con un programa, un calendario de siete encuentros regionales.

En estos encuentros se convocará a actores políticos, ciudadanos y grupos organizados de la entidad sede y de las entidades vecinas, y será coordinado por diversos miembros de esta Comisión de Información y Seguimiento, y por cada uno de los miembros de la Comisión de Información y Seguimiento. Los encuentros serán temáticos.

La idea de esta reunión es enseñarles el calendario, comentarles el calendario. Creo que tenemos un pequeño video previo que nos van a hacer favor de hacer algunos comentarios Ángeles Mastretta y Fernando Solana y, al final, ¿les parece que pudiéramos contestar unas preguntas al respecto?

Son siete fechas en las que estaremos en varias ciudades del país y en las que estamos invitando a entidades vecinas. Empezará el día de mañana en Zacatecas, será la primera reunión. La primera ciudad sede es Zacatecas, el tema es “El espíritu del acuerdo”, y nos va a hacer el favor de coordinarlo José Luis Barraza; es el día de mañana, y los estados vecinos invitados, bueno, son Zacatecas, San Luis Potosí, Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato.

La siguiente reunión será en Mérida y los temas, iniciarán a ser los puntos del acuerdo, que es: “El desarrollo con justicia, crecimiento económico y empleo”; es el 17 de febrero, el coordinador es Fernando Solana; Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

El siguiente estado, “Derecho y seguridad pública”, en Monterrey, nos va a hacer el favor de coordinarlo María Elena Morera, el 20 de febrero; Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Durango.

El siguiente es en Veracruz, “Desarrollo del capital humano y social”, nos hace el favor de coordinarlo Francisco Hernández Juárez el 28 de febrero; Veracruz, Hidalgo, Tláxcala, Estado de México y Puebla.

El siguiente es Morelia, el tema es “Desarrollo de capital físico”, el coordinador soy yo, es el 6 de marzo; es Michoacán, Morelos, Guerrero y Oaxaca. No tan vecinos ¿verdad?

El siguiente es Chihuahua, “Reforma a la administración pública”, nos va a hacer el favor Heladio Ramírez de coordinarlo el 10 de marzo; Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

Y el séptimo es Guadalajara, lo coordina Epigmenio Ibarra; es Jalisco, Colima y Nayarit, el tema es “Conclusiones, acciones y compromisos para construir un acuerdo nacional”.

Los objetivos del plan son, de esta nueva etapa del plan, la difusión intensiva en todo el país del Acuerdo de Chapultepec, continuar y fortalecer la incorporación activa de ciudadanos y grupos organizados de la sociedad civil a este acuerdo y la realización de foros de análisis, debate y propuestas en torno a los cinco objetivos que lo conforman.

Éste es el objetivo, ése es el programa, y si nos hiciera favor Ángeles de hacer algunos comentarios o decirnos algunas palabras.

Ángeles Mastretta (AM):
Conducir hacia atrás no es una destreza común, esto lo sabe como pocos el muchacho que cuida un estacionamiento en el Bosque de Chapultepec, por eso trabaja guiando a otros con sus manos que señalan el peligro y su boca que silba en varios tonos.

Cuando lo conocí creí que tendría 20 años, pero hace poco le pregunté su edad y dijo que tiene 24. Es pálido, está flaquísimo, se viste como cualquier chamaco, con las camisas de fuera y unos pantalones de mezclilla; tiene un pariente con el que se turna el privilegio de haber heredado un empleo, el abuelo de ambo se puso hace 30 años una gorra, se colgó al cuello un silbato como de policía y tomó posesión del cargo de cuidador de un estacionamiento público que como tal, consideró de todos y de nadie, por lo mismo, suyo.

Gracias a tan rara, pero frecuente idea de lo público, él tiene un empleo al que acudir según lo va necesitando, sin que nadie lo despida ni lo regañe, ganando lo que gana según vaya o venga. Tiene de su lado algo así como la libertad y una sonrisa tibia en las mañanas de invierno, pero su salario no depende de una norma, sino de la buena o mala pero siempre cambiante voluntad de quienes lo encontramos en nuestro camino.

En las tardes estudia computación, ¿qué tanto aprenderá? -me pregunto-, ¿cómo será el lugar en el que duerme?. Hace poco me dijo que está casado, ¿qué le pedirá a su futuro?, ¿pensará con frecuencia en su futuro?, ¿por dónde vive?. Ahora que hubo vacaciones estaba en el bosque hasta muy tarde en las tardes, cuidando, ¿qué podrá cuidar con su delgadez, su silbato y su bonhomía?, quién sabe; sin embargo algo cuida, porque eso creemos quienes le dejamos encargado nuestro auto y se lo dejamos a su mirada austera.

En ese acuerdo estamos, a ese consenso hemos llegado; eso cree también él. Está ahí a diario, cuida los coches, sonríe como un afortunado y la sonrisa con la que termina su labor de guía es dispareja y oscura, pero es una hermosa sonrisa. “Muchas gracias” – dice- “que tengan buen día”. Invoca a la buenaventura y nada hay más útil que llevarse al quehacer diario su imagen de sobreviviente.

¿Qué lo ha hecho así?, ¿por qué no asalta, no roba, no envidia, no maldice?, ¿qué bendición tiene en las alas de los ojos con que anda de la mañana a la noche ayudando a otros a no tropezarse con los demás?, no sé las respuestas, pero creo que este muchacho encarna varias de las fortalezas que tiene nuestro país: es inteligente, es trabajador, es suave, es confiable; tiene gusto por el mundo, tiene curiosidad, ganas de salir adelante; esperanza, honradez, voluntad de saber, credencial de elector y, como el 90 por ciento de los mexicanos, tiene la certidumbre y lo declara, y ahí están las estadísticas, tiene la certidumbre de que es feliz.

Al mismo tiempo, carga sobre él muchas de nuestras debilidades: no tiene un empleo formal, no sé si sabe, pero no parece interesado en saber que su trabajo puede considerarse ilegal, porque eso de que el bosque es de todos no quiere decir que sea suyo y que él pueda administrar a su placer un estacionamiento; no tiene seguridad social, no sabe qué va a ser de sus hijos y ya ha engendrado dos. Su tiempo y su inteligencia se desaprovechan porque hay mil cosas más necesarias y productivas y mejor retribuidas que puede hacer un joven como él.

No eligió a quienes lo representan porque él usa la credencial del IFE sólo para identificarse; no se ha movido nunca de la tele como su mejor entretenimiento, cree que sus descendientes lo mantendrán a él como él mantiene a su abuelo y así. Sin embargo, tantas cosas mejores de las que le suceden podrían pasarle a él y al país en que vive.

Hay quienes creen que no estamos para fiestas, pero hay quien habla de la fiesta de pensar y quien cree en la fiesta que puede ser entendernos.

Así las cosas, hay quienes pensamos que a nuestro país le urge una de esas fiestas, que ya tenemos muchas, cierto, sólo en la Ciudad de México hay más de 233 fiestas al año; sin embargo, la fiesta de pensar y la de pensar en orden, como la de cantar a coro y entonados, no se nos dan con frecuencia y ésta es una de nuestras debilidades, tanto como la vocación por las otras fiestas es una de nuestras fortalezas.

Tal vez somos mayoría quienes no sentimos predilección por aventurar tesis políticas, a veces nos gusta oír a quienes las hacen y recordarlos después para saber si acertaron o no, muchas veces se equivocan, por eso a veces los olvidamos tan rápido como los oímos.

Sin embargo, no sólo quienes analizan o cuentan la política, no sólo quienes la hacen o la mal hacen, no sólo quienes tienen empresas o bancos o ministerios, sino todos los mexicanos necesitamos pensar en qué queremos hacer con nuestro país, qué tanto nos urge sentirnos responsables de su destino, mirarlo desde dentro, desde el fondo, desde nuestra desconfianza en la ley, hasta nuestra confianza a veces ciega en que somos lo mejor que hay en el mundo y que como México no hay dos, y que nos entierren en nuestra tierra aunque la hayamos dejado sin árboles, sin siembras, sin paz social que la proteja y nos ayude a vivir en ella con dignidad y cobijados bajo un modo de vida que no signifique ni sujeción, ni silencio, ni emigración obligada, ni aberración, ni pobreza, ni arbitrariedad.

Necesitamos ponernos de acuerdo en muchas cosas, entre otras cosas en que ponerse de acuerdo no es ni quedarse callado cuando alguien piense distinto, ni acallar a quien piensa distinto, ni aceptar que otro nos avasalle, ni avasallar a otros. Se oye como algo muy dicho: respetar, conocer y compartir con los demás, pero la verdad es que cada vez nos cuesta más trabajo entendernos y cada vez hacemos más ruido cuando no nos entendemos.

El frágil hilo que sostiene las relaciones entre la imaginación y la realidad puede tejer una obra de arte, pero también puede propiciar el caos. Es lícito y lógico que cada quien vea al mundo y lo descifre según lo que le sucede, sin embargo no nos conviene luchar por separado para ser vencidos juntos.

Hace poco tiempo, apenas unas décadas, que descubrimos el placer de pensar en voz alta, ejercerlo puede ser una de nuestras fortalezas fundamentales si conseguimos hacerlo con inteligencia, responsabilidad y respeto. No siempre ha sido así. Hace mucho rato que discutimos sin rumbo mientras  nuestro país se va quedando atrás en los índices de desarrollo, en la capacidad de su economía, en la distribución justa de la riqueza, en el derecho a la seguridad física de quienes lo habitamos; en conocimientos tecnológicos y científicos, en confianza entre nosotros y en nosotros.

A veces pensamos que estar de cara al 2006 es como estar de cara a la pared y discutimos, ¿cómo y cuánto discutimos?. Mientras así sucede, otros países crean empleos, buscan salidas, distribuyen el ingreso con sensatez, justicia, convencen a sus habitantes de que es necesario cumplir la ley, abdicar de la arbitrariedad, actualizar sus cabezas, pagar impuestos, hacerse responsables de sus hijos, darles educación y salud; impedir la violencia dentro y fuera de las familias, salvarse.

Tenemos muchas debilidades, pero también grandes fortalezas. Creo que este nuestro país desordenado y arbitrario, prodigioso y creativo, ambivalente y pródigo merece que hagamos con él una obra de arte; creo que con lo que tenemos, podemos hacer una obra de arte.

¿Qué nos falta?, ¿con qué tejemos bien el hilo entre lo que es la realidad y lo que deseamos que sea?. Pienso que concentrando nuestro esfuerzo en reunir nuestras virtudes para contarlas y ordenarlas, conocer nuestras debilidades para fortalecernos juntos; no cada uno por su lado, cansándonos de más para conseguir menos, como es el caso de quien cuida coches cuando quizá tiene talento para planear una ciudad, o dirigir un negocio, diseñar un auto, imaginar y calcular lo necesario para tender un puente que se haga realidad.

¿Qué nos falta?, nos falta acordar, ceder, imaginar juntos  la vida pública para poner en ella muchas de las cualidades que encontramos con frecuencia y naturalidad entre quienes nos rodean, cobijan y mejoran nuestra vida privada.

Busquemos un acuerdo. Este país nuestro tiene muchas fortalezas, convengamos en que nos urge ponerlas juntas y darles una razón de ser. Hagamos una obra de arte. Este es nuestro país y su destino, su armonía, son nuestra responsabilidad; encontremos un acuerdo. Si le va bien a México, nos va bien a todos. Muchas gracias.

CSH:
Gracias, Ángeles.

AM:
A ti, Carlos.

CSH:
Fernando.

Fernando Solana Morales (FSM):
Buenas tardes, me da mucho gusto estar aquí con todos ustedes. Quisiera yo dar mi punto de vista de ¿por qué un acuerdo, por qué un acuerdo más o un acuerdo de un grupo que aspira a que se sumen a él, a este acuerdo más y más mexicanas y mexicanos? Realmente ¿quiénes somos, quiénes somos y quienes quisiéramos que fueran todos para sumarse a este acuerdo y qué queremos de este acuerdo?

¿Por qué un acuerdo? Yo creo que el acuerdo es una reacción de un grupo de la sociedad civil ante hechos que contemplamos todos los días.

Lamentablemente casi no hay día en que no haya una ejecución, frecuentemente de algún jefe policiaco; lamentablemente los hechos de inseguridad aumentan. 

Hemos logrado avanzar en varios aspectos en los últimos años: económicos y sociales, políticos, desde luego; contamos con la famosa estabilidad macroeconómica, pero no estamos creciendo. En los últimos cinco años, 2001, dos, tres, cuatro y cinco, sumados, China ha crecido 55 por ciento; la India, mucho más abajo, el país con mayor, una democracia más poblada del mundo, ha crecido arriba del 30 por ciento; África, ha crecido por ahí de veintitantos por ciento; México ha crecido un poquito más del 9 por ciento sumados los cinco años.

Es decir, no solamente estamos lentos, y 9 por ciento es apenas un poquito más de lo que creció la población, es decir, el producto por habitante prácticamente está estancado, y no es cuestión de estos cinco años, doy los cinco años como una referencia inmediata, llevamos ya varios lustros en condiciones similares.

Vemos un gobierno democrático, un gobierno empeñoso, un gobierno dedicado pero que no funciona con la eficiencia que todos quisiéramos, que el país requiere, un poco, una burocracia entre espantada por la sobreregulación que tiene interna y dedicada en buena medida a sobrerregular externamente a la sociedad.

Entonces vemos que a pesar de los enormes esfuerzos que realizan las maestras y los maestros mexicanos y, sin duda alguna las autoridades educativas también; a pesar del espléndido Plan de Educación Nacional para este sexenio, un documento mayor en la historia del crecimiento educativo de México, a pesar de ello los índices internacionales, el caso de PISA concretamente, de la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo, estamos mal, y no sólo estamos mal, sino que de la medición que se hizo en el 2000 y la del 2003, somos de los poquísimos países que cayeron, que no hemos avanzado suficientemente.

Entonces algo nos está pasando, entonces ¿por qué un acuerdo?. Porque pensamos que en buena medida parte de estos problemas derivan de la falta de un acuerdo nacional, de muchos puntos de vista que no siempre encuentran el consenso o el camino para sumarse.

Pareciera que se nos olvida que somos y que estamos en un solo barco, y que es falso que nos pueda ir bien a largo plazo a todos y a otros mal; o nos va a todos bien, o nos va regular, o nos va mal. Entonces tenemos qué entender, - y eso pensamos quienes hemos comprometido alguna parte de nuestro tiempo y de nuestro punto de vista con el acuerdo- que es fundamental partir de un acuerdo, y un acuerdo no solamente de voluntad sino con puntos concretos.

¿Quiénes somos los que estamos empujando este acuerdo?. Ya en este momento somos muchos miles, muchos miles, decenas de miles de mexicanas y mexicanos, pero fundamentalmente es un grupo de la sociedad civil en donde participan empresarios muy distinguidos, grandes, medianos y pequeños, donde participan intelectuales de primer orden. Acabamos de escuchar el hermosísimo texto de Ángeles Mastretta; artistas, líderes campesinos de la talla de un Heladio Ramírez aquí presente, líderes obreros de los diferentes grupos.

Es un acuerdo donde participamos, que ya firmaron, que ya firmaron todos y cada uno de los gobernadores de los 31 estados de la República y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México se comprometieron con él, con su firma, un acuerdo que conocieron y estuvieron de acuerdo, valga la redundancia, con él los altos dirigentes del gobierno; un acuerdo en el que estuvieron de acuerdo con él no solamente lo líderes de los partidos políticos, sino los actuales candidatos a la Presidencia de la República; un acuerdo que ya han firmado y que están firmando muchos y más cada vez mexicanos de todo tipo, de todos los niveles de todas las actividades.

Somos un grupo realmente diverso. Que en este grupo haya personalidades que se distinguen por una razón o por la otra, qué bueno, es un lujo del grupo, pero es una acción de todo un grupo actuando ante la condición de la urgencia que México tiene en encontrar caminos más eficaces para puntos muy concretos.

¿Para qué puntos qué queremos?. El acuerdo señala, y ustedes ya lo han conocido, cinco objetivos para ordenar la reflexión: en primer lugar queremos un Estado de Derecho, un Estado en donde haya normas claras, sencillas, aplicables y que se apliquen; que no vayamos de un salto de Atenco a las gasolineras.

Es un problema lo de las gasolineras y seguimos negociando, viendo si nos siguen robando seis meses, tres meses o un año más. No sé de quién será responsabilidad, lo que sé es que no, ni siquiera ha habido acuerdo de la autoridad para buscar una solución; y digo las gasolineras porque es lo último. Podría pasar una lista larguísima de que hace falta un Estado de Derecho.

Recordemos que un gobierno tiene no solamente el derecho, sino la obligación de hacer uso, hacer el uso legítimo de la fuerza física para darle paz a la sociedad cuando hace falta, no pedimos que se haga eso, pero queremos que se negocie, que se concierte, pero necesitamos que las cosas funcionen y la verdad, si midiéramos las estadísticas de los crímenes cotidianos de las ciudades del país, difícilmente podríamos pensar que eso está ocurriendo.

Hemos llegado a niveles de inseguridad sumamente graves, que están yo diría  en la frontera en donde ir un poco más allá puede convertirnos en un país ya de difícil, que va a ser muy difícil recuperar esa seguridad. Entonces el primer objetivo: Estado de Derecho y seguridad pública.

El segundo objetivo que nos hemos propuesto, tratar de convencer a nuestros conciudadanos para que tratemos de construir un acuerdo gobierno, sociedad civil, estados, municipios, federación,  el actual, el futuro gobierno, los actuales, los futuros gobiernos, porque no es solamente el Gobierno Federal, pensemos que en este año se eligen varias gubernaturas estatales y muchos congresos también estatales.

El segundo es volver a crecer. No es posible que un país de 105, seis millones de habitantes en el territorio nacional y probablemente 20 millones más fuera, de 125 millones de habitantes, que ha tenido que expulsar 400 mil cada año porque no le puede dar actividad, esperanza, ocupación, satisfacciones, siga sin crecimiento económico.

Qué bueno que tenemos la estabilidad macroeconómica pero no basta, no es posible que sigamos con esto, - y  no que ya logramos el 2 y que ahora vamos hacia el 3 – no, no, hay que conservar la estabilidad macroeconómica y un país el nuestro requiere crecer no menos del 6 por ciento anual, ese es mi punto de vista mi personal, no voy  a justificar aquí porque me llevaría un tiempo largo, pero indispensable para que logre reconstruirse como una sociedad armónica que recupere la tendencia a la equidad social que  no se ha logrado, a pesar de que digan: “han bajado la proporción de los pobres”, pero no el número de pobres; “ha aumentado el esfuerzo en alfabetización”, pero siguen los mismos analfabetos. Entonces hay mucho más que hacer. El pueblo, la nación mexicana, el Estado mexicano puede y debe tenerlo qué hacer.

Queremos ayudar, no venimos a criticar, queremos colaborar en lo que se pueda con ideas, como decía Ángeles Mastretta hace un momento, a volver a pensar, volver a pensar y pensar con orden los grandes problemas del país para poder sumar, poder sumar esfuerzos.

En tercer lugar, necesitamos para ello formar lo que llaman algunos teóricos capital humano, gente sana, gente que de niña haya sido bien alimentada, gente bien educada, capaz de competir, de crear un ambiente que le permita competir económicamente pero también de ser solidaria con su nación.

No queremos nada más formar competidores, queremos competidores que ganen aquí y en mundo, porque estamos ya en un mundo cada vez más globalizado, pero también capaces de construir una sociedad mucho más armoniosa, mucho más respetuosa, que todos seamos más respetuosos unos de los otros y con salud, claro está, pero hace falta mucho más en infraestructura, en el desarrollo de capital físico

Es una pena que en el año  2006  todavía nos falten algunos de los  ejes viales  fundamentales para un territorio de casi  dos millones de kilómetros cuadrados. No tenemos la carretera del Pacífico, no tenemos la carretera de la frontera norte o sur, es increíble. Cuando hemos tenido una ingeniería excelente  durante todo el siglo pasado, tenido; ya es hora de que demos un gran salto en materia de infraestructura, condición sine qua non para que la sociedad tenga la forma de integrarse, de transportarse y de volver a impulsar el crecimiento.

Y estamos convencidos, quinto objetivo, de la necesidad de modernizar a la administración pública mexicana. Siempre se discute mucho al hablar de la reforma fiscal, de los nuevos impuestos, o de los pocos impuestos, o ya cayó, y ya cayó entre paréntesis, la captación fiscal el año pasado, estamos otra vez en 10 por ciento de producto, lo cual es sumamente grave, pero no hablamos  de en qué se gasta ese dinero; ninguna reforma fiscal  discute a dónde va ese dinero, necesitamos tener una reforma fiscal, una reforma  administrativa mucho más, que haga más eficiente al gobierno, que sea un gobierno delgado, eficiente, limpio, impecable, honesto, sí, pero que camine  derecho construyendo de una manera más eficaz.

Son los puntos que nos hemos propuesto proponerle a los colegas, a los compañeros, a los conciudadanos, a las mujeres y a los hombres del país para que tratemos de construir ese consenso.

Ahora, como comentaba  el ingeniero Slim, iniciamos una nueva etapa en la cual vamos a ir ya a toda la República por regiones en principio, para tratar de convencer a la gente.  No hemos visto a nadie que esté fundadamente en contra, muchos que creo que todavía no conocen el proyecto. No tenemos  ni pretensiones personales, simplemente somos ciudadanos igual que todos ustedes, que queremos crear la justicia que juntos sí podemos y que para estar juntos  tenemos que tener un acuerdo y que el acuerdo tiene que tener puntos concretos.

Ese documento que se ha presentado, que ustedes conocen es un nuevo documento, perfectible. No a todos les gustaran todas las líneas del documento, lo entiendo, para poder haber llegado a un consenso de los primeros miles no ha sido fácil, hay muchos puntos de vista, pero es un documento sólido, bien armado que se puede ir perfeccionando con el tiempo, para convertir el acuerdo de documento en un gran plan de acción que todos los mexicanos con el Gobierno Federal, con gobiernos estatales y con los municipales a la cabeza puedan hacer de nuestro país lo que queremos y merecemos todas y todos los mexicanos. Gracias.

CSH:
Por último nos va a hacer algunos comentarios María Elena Morera.

María Elena Morera (MEM): Buenas tardes. Miren yo creo que ya mucho de lo  yo podría decir esta dicho. Entonces hoy nada más me quisiera dirigir a ustedes directamente como medios de comunicación, ustedes son la voz de nosotros, ustedes realmente son la voz de los ciudadanos.

Yo creo que si ustedes leen realmente el acuerdo se van a dar cuenta  que no hay algo en lo que pudiéramos decir “estoy en contra”, es un acuerdo en el que en lo esencial yo creo que todos estamos de acuerdo. Entonces yo les pediría que realmente vean el acuerdo, vean todo lo positivo que puede generar, porque lo primero que tenemos que hacer como mexicanos es ponernos de acuerdo en lo esencial, a pesar de las diferencias que tengamos, y que lo que le convenga a México  es lo que todos podamos impulsar.

Ustedes son importantísimos para nosotros, como medios de comunicación si ustedes impulsan lo esencial del acuerdo, que es “Todos juntos queremos un México mejor”.

Muchas veces  como ciudadanos nos estamos quejando en el café  de lo mal que esta el país, pero cuando tenemos qué comprometernos es cuando nos cuesta más trabajo. Yo creo que ustedes siempre están comprometidos, entonces  yo solamente les pediría que realmente vieran lo importante de este acuerdo, que todos juntos lo podemos impulsar porque es para bien de todos.

Yo creo que sin seguridad física  y jurídica no podemos llegar a ningún lado; sin embargo, si no tenemos desarrollo social, si no tenemos educación, si no tenemos salud tampoco vamos a poder llegar a ningún lado. Entonces es un acuerdo para todos, les pido que como tal todos lo impulsemos juntos porque es de todos. Gracias.

José Luis Barraza (JLB):
Muy buenas tardes, solamente  unas últimas reflexiones antes de concluir esta reunión, esta presentación. Ya se comentaba que el plan a seguir ahora  es de extensión nacional y de inclusión ciudadana, y por eso el acuerdo busca sumar voluntades al espíritu del mismo, del mismo acuerdo, sobre todo propiciando un cambio cultural que nos saque de la lógica de la confrontación  y nos lleve a la lógica del consenso.

Sentimos, todos los que estamos involucrados de alguna forma u otra, que logrando la convergencia entre el compromiso de las autoridades y la voluntad participativa de la sociedad  podemos ir desarrollando esa cultura del acuerdo  que tanto necesitamos en nuestro país.

Yo solamente quisiera agradecer la presencia de todos ustedes este día  y quisiera enumerar, nombrar a cada uno de los miembros de la comisión de seguimiento que se encuentran ahora presentes con nosotros.

Agradecerle mucho a Don Miguel Rincón, a Don Rolando Cordera, a Don César de Anda, a Don Alfredo Achar, a la Señora Ángeles Mastretta, a la Doctora María Elena Morera, al Licenciado Heladio Ramírez, al Ingeniero Carlos Slim, al Señor Emmanuel Acha y a Don Fernando Solana, y a todos ustedes agradecer mucho su presencia para poder expresarles estos comentarios. Muchas gracias y buen día.

CSH:
El lema de la campaña “En México estamos de acuerdo”. Entonces si les parece que pasemos a las preguntas, también se les va a entregar un boletín, el boletín número uno sobre el Acuerdo de Chapultepec que recoge información de los eventos que ha habido y algunos comentarios. No sé si quieren proceder a hacer las preguntas.

Reportera no identificada:
Buenas tardes, mis preguntas son para el ingeniero Slim. La primera es en el sentido si usted nos puede hacer una evaluación de cómo ve el transcurrir de las campañas políticas, sobre todo de los tres principales candidatos el del PRD, el PRI y el PAN, en el sentido de si  están haciendo las propuestas que a juicio de los firmantes del  Acuerdo de Chapultepec  requiere el país.

Por otro lado, si gusta responderme por favor, no tiene que ver con el tema; previo a las elecciones presidenciales en Costa Rica a usted lo criticaron algunos sectores de la sociedad costarricense en el sentido de que posiblemente usted estaba financiando a algunos candidatos, se resistían a la presencia de  sus empresas en Costa Rica. ¿No sé si usted tenga algo qué responder a estas críticas que se hicieron de usted allá?

CHS:
Bueno, respecto al segundo punto es totalmente falso, y ha de haber sido usado con fines políticos, no tenemos actividad económica  en Costa Rica, no sé si exportemos algo, pero no tenemos ninguna actividad económica  en Costa Rica. 

Y respecto a lo primero, bueno, lo que quisiera decir es que, volverles a pedir e insistir que los objetivos de esta reunión son informar que el Acuerdo de Chapultepec inicia su difusión intensiva en todo el país y que tiene como objeto  fortalecer la incorporación - les decía -, nacional, activa de los ciudadanos y grupos de organizaciones de la sociedad civil, con foros, debates y propuestas adicionales.

Les quiero  recordar por favor mucho esto, agradecerles que estén aquí, y respecto a los planteamientos que están haciendo, pues lo único que puedo decir es que lo que sabemos es que todos los candidatos están de acuerdo con el acuerdo.

Reportera no identificada:
El licenciado López Obrador no lo ha firmado ¿no tienen aún ustedes alguna fecha  precisa?

CSH:
No, en la primera etapa se invitó, bueno, se invitó a los que ya eran candidatos, después vino la tregua, vinieron una serie de circunstancias, no hemos hablando con los tres candidatos que faltan por firmar, no hemos hablando con ellos.

El programa, como hemos insistido hoy, es darle un carácter más nacional y participativo, es a lo que nos vamos a enfocar el próximo mes, pero el mismo candidato López Obrador ha dicho que el acuerdo le parece muy bien y que solamente pondría a pie de pagina algunos comentarios que eran sobre el combate a la pobreza, que está prácticamente en cada pagina del acuerdo, o sea, ya está en el acuerdo.

El combate a la corrupción, que lo tenemos aquí por la página, -ustedes tienen ahí el acuerdo en sus manos- está en la página cinco, lo tenemos en el segundo párrafo que dice: “Reformar el marco jurídico para combatir con mayor eficiencia la corrupción y la impunidad”. Y cuando habla de las empresas del Estado que se van a privatizar, aquí en el acuerdo se establece: “Que se les dé autonomía de gestión y el Gobierno Federal como propietario decida la política de distribución de utilidades”.

Entonces, como  hemos dicho en otras reuniones es importante, lo importante es estar de acuerdo. La firma de acuerdos o la emisión de leyes pues es importante, pero no resuelve los problemas, los problemas se van a resolver con acciones, y eso es parte de lo que estamos haciendo ahora, no solamente es darle un carácter nacional y muy participativo en las propuestas de soluciones, de los cómos, sino también empezar a resolver, acabado este programa, empezar a tener acciones desde ahora.

Heladio Ramírez López (HRL):
Si no hay ninguna pregunta más.

Reportera no identificada:
A mí me gustaría, señor Slim, primero, que me precisara, usted habla de tres candidatos que todavía faltan por firmar el acuerdo, uno de ellos es Andrés Manuel López Obrador, ¿quiénes son los otros dos?. Y la otra, llevamos nueve meses, no, bueno, más o menos seis meses con este acuerdo, pero ¿cuáles son resultados concretos, o nada más es esta agenda que ustedes empiezan para hacerlo nacional? ¿Ese sería el único avance que tenemos?

CSH:
Lleva cuatro meses, cuatro meses y medio. Los otros candidatos son Patricia Mercado y Roberto Campa. Lo importante al final va a ser que lo hagan suyo todos. ¿La pregunta es qué…?

Reportera no identificada:
L os avances, si nada más…

CSH:
Bueno aquí en la revista se contemplan algunos de ellos, evidentemente después de la firma por parte de miembros de la sociedad civil en septiembre 29, creo, hubo la incorporación de los gobernadores de todo el país, de todos los partidos, fue en Torreón.

Hubo obviamente la reunión con el Presidente de la República, que también lo contempla como de él, y los partidos políticos que tenían candidato nombrado, que eran el PRI, PAN y el Verde, lo hicieron suyo. Y básicamente, insisto, que lo importante es profundizar más en él, darle esta mayor participación y difusión y suma de más personas y organizaciones al mismo.

Y en cuanto a los diversos objetivos que plantea, que son cinco, por diversos lados y diversos grupos están trabajando para ir realizando algunos de los objetivos que se plantean. Hay varios grupos jurídicos estudiando propuestas de cambios jurídicos; en la cuestión de capital físico también se está trabajando, hay algunas propuestas para ir facilitando la posibilidad de desarrollo de capital físico, etcétera.

Reportera no identificada: ¿Pero todavía no hay avances concretos en estos cinco puntos?. Nada más están haciendo planteamientos.

CSH:
Planteamientos, sí, propuestas inclusive.

Reportero no identificado: Yo quisiera saber si ya el presidente Fox lo va a firmar, si lo firmó, ¿qué va a pasar con esto? de parte del Gobierno Federal ¿quién está comprometido y el gobierno qué está haciendo? Porque una cosa es firmarlo y otra cosa es poner en marcha acciones concretas para ir avanzando sobre el cumplimiento de….

CSH:
Después de que se firmó, la comisión fue a visitar al Presidente, el Presidente, obviamente antes de que se hiciera la propuesta del acuerdo, hubo la participación de diversas personas y organizaciones de la sociedad, incluido el Gobierno Federal, el Gobierno federal obviamente tenía conocimiento del mismo y había hecho propuestas en relación al acuerdo, y lo que decidió el Presidente en ese momento es que a través del Secretario de Gobernación se trabajara conjuntamente con la comisión para ir avanzando en algunas de las propuestas.

Reportero no identificado: Pero ¿ya hay acciones concretas de todos?

CSH:
Sólo planteamientos.

Reportero no identificado: ¿Sólo planteamientos?

CSH:
Hay planteamientos.

Reportero no identificado:
¿Cuándo empezarían a funcionar o se empezarían a tomar acciones?

CSH:
Por el momento, el objetivo es el que planteamos en esta reunión y que se sigan creando estas propuestas con la participación, como se señala, y con los foros que se están planteando, y en los próximos meses seguramente empezará a haber unas cosas muy parciales de propuestas específicas.

Reportero no identificado:
¿Sería empezar entonces con el próximo Gobierno Federal?

CSH:
No, yo creo que hay etapas, que empieza a sesionar el Congreso, después de las elecciones sería otro, y otro sería después del 1° de septiembre de este año, y por su puesto que esto es ponernos de acuerdo en las cosas fundamentales, en los consensos, para poder avanzar rápidamente en ellos.

Pero sabemos que esto va ser para siempre, no es algo en el que se acuerda formar capital humano y se hace de un día otro, o se acuerda hacer capital físico y se termina para mañana, etcétera, e un proceso dinámico que va a durar permanentemente, entonces el caso es empezar a catalizar el proceso, acelerarlo.

Reportera no identificado: Yo solamente quisiera insistir en el asunto de si ustedes ven reflejado en los discursos y algunos ofrecimientos de campaña de los cinco candidatos a la Presidencia de la República el espíritu de este acuerdo, o sea, ¿si lo ven reflejado, son las mismas inquietudes y estamos, digamos, todos están a tono con el espíritu esencial de este acuerdo? Esto por una parte. Y, en torno a la parte ideológica, en el video que se nos pasó se reconoce que hay diferencias. ¿Son irreconciliables estas diferencias?. Si, se nos pudiera identificar algunos puntos de los cuales están siendo más delicados, donde más hay dificultad en la discusión.

FSM:
¿Cuál sería mi impresión? Yo creo que a veces hay coincidencias, a veces menos, no veo discrepancias. Desde mi punto de vista muy personal, de ninguna manera involucro a todos los miembros de la comisión, veo que el debate público por la presidencia todavía no es de profundidad, yo creo que ha habido un par, dos o tres esfuerzos de algunos medios por llevar más a fondo la reflexión y sistematizar ésta. Que entendamos realmente que se quiere a fondo, en concreto.

Hay esfuerzos de medir la viabilidad, también es un poco discutible ¿no?, pero yo creo que debemos entender que los que integramos o los que impulsamos y los que firmamos, los que estamos comprometidos con el acuerdo no somos necesariamente todos gobierno, parte de los que se están comprometiendo sí son gobierno; los gobernadores, han firmado algunos miembros del Congreso, en fin, no el Ejecutivo, hasta este momento nos ha dicho que está de acuerdo y ha puesto a una gente, al secretario de Gobernación para que le dé seguimiento a esto.

Creo que lo que tenemos que enfocarnos es que no, el cambio no va venir solamente de quien tenga el control del Ejecutivo, el cambio que queremos para que realmente recuperemos el crecimiento, recuperemos, fortalezcamos al Estado de Derecho, recuperemos la seguridad en las calle; el cambio para que mejoremos significativamente la educación, para que podamos crear una infraestructura, pero así como lo hicieron en Europa, tienes 12 años y ya otro mundo, ese cambio tiene qué venir del espíritu, de la conciencia y del consenso de la sociedad civil, a la cual todas y todos, igual que nosotros, todos en torno a esta mesa pertenecemos.

Por eso es que yo sé que estamos acostumbrados a que haya una relación entre decisión y acción y entre acción y resultado, lamentablemente además cuando hay decisión no se da siempre la acción, y cuando la acción no se logran los resultados que uno desea siempre, pero lo que sí es cierto es que quien puede crear este ambiente para que las cosas cambien, quien puede tener una exigencia de buen ánimo, no confrontadora, una exigencia constructiva de cambio somos todos, y por eso es que aspiramos ahora en ésta, llamémosla la segunda etapa del Acuerdo de Chapultepec, a que sean ya no decenas de miles, sino cientos de miles y ojalá sean millones de mexicanos que lo conozcan, que se entusiasmen con él, que se comprometan con él y que lleven a crear esta conciencia y que luego se transmita a quienes toman las decisiones y gobiernan, y gobiernen como nos conviene a todos y no solamente a los que ellos quieren, piensan que deben hacer. Ese es mi punto de vista muy personal.

Tony Had, reportero de la Agencia Dow Jones:
Buenas tardes, al Ingeniero Slim, quisiera preguntarle, se que el acuerdo tiene que ver con el crecimiento económico. ¿Qué opina del 3 por ciento que se espera para 2006, que se compara muy desfavorablemente con el crecimiento de las empresas que cotizan en la bolsa, las suyas y otras también? y,  ¿a qué cree que se debe eso de que esas sí crecen mejor?

CSH:
Bueno, se sale un poco del objetivo de esta reunión, pero creo que por ahí en algún lado, no encuentro la hoja, estamos planteando que México tiene todos los recursos y elementos para crecer mucho más activamente, eso es uno exactamente de los objetivos. Sin duda el crecer al 3 por ciento es insuficiente, especialmente, como dice también el acuerdo, con el entorno favorable mundial; con el entorno externo favorable y las fortalezas de México deberíamos de estar creciendo a niveles superiores, sin duda.

SI leen ustedes el acuerdo, aquí dice en la página 2: “Atravesamos tiempos excepcionales en los cuales las más importante variables externas son muy favorables: los ingresos por el petróleo, las remesas de los mexicanos, los ingresos por el turismo, el súperavit comercial con los Estados Unidos, las tasas de interés sobre la deuda externa e interna, las más bajas. Tantos factores extrenos tan favorables deben de ser aprovechados de inmediato controlando el gasto corriente, impulsando la inversión pública y privada”. Sin duda éste debería ser nuestro crecimiento mucho más dinámico y parte de lo que está plantenado es tener más propuestas que enriquezcan estás posibilidades de crecimiento.

También unas de las cosas que tiene el acuerdo es que separa objetivos e instrumentos para evitar que los confundamos. Hay muchas cosas que a veces se fijan como objetivo que son de los instrumentos y se pierde de vista el objetivo fundamental, entonces aquí lo mencionó María Elena Morera, se han planteado conceptos y objetivos muy generales, pero al mismo tiempo de concenso.

Creo que nadie puede estar en desacuerdo con los objetivos, las criticas que se le puedan hacer al acuerdo nunca van a ser en sus objetivos, nunca se puede, creo yo, sensatamente objetar que haya seguridad jurídica y física, seguridad pública, no se puede objetar que haya un crecimiento acelerado, sostenido, sustentable con empleo, ni tampoco creo que sea excepcional el que se planteé como un objetivo formar capital humano, social y físico y, por supuesto las reformas que sean necesarias para lograr estos objetivos.

Entonces, en cuanto a los objetivos hasta hoy los vemos que no hay una oposición, que por cierto a los que no sean sumado, los invitamos a que se sumen hablando al 01800- Acuerdo, para que se incorporen al mismo y, creo que es insuficiente y que debe ser muy superior y que tenemos todo para que sea más superior, más alto el crecimiento, sostenido y sustentado, con empleo además.

Reportero no identificado: En este contexto de lo que nos comenta ingeniero, ¿cuál sería la posición de la mesa de seguimiento, sobre las descalificaciones que ha hecho concretamente el subcomandante Marcos al acuerdo?

CSH:
No sé cuáles son las descalificaciones, pero creo que ni las consideraciones generales, ni los objetivos, ni las condiciones necesarias he leido que no los objete nadie, al acuerdo mismo puede ser, pero a los objetivos del acuerdo no he visto a nadie que lo haya criticado o sustentado, o que diga: “Esto no debe de ser así por esto, por esto y por esto”. Puede ser que falten muchas cosas, por supuesto, pero no he leído, no he visto, no he percibido, no sé si alguna otra persona lo ha hecho en algún lugar en donde se diga “Esto no sirve por esto, esto y esto”, o “esto no se puede hacer, esto es útopico, esto hay que quitarlo y hay que poner esto otro”, etcétera.

Reportera no identificada: Señor, buenos días, yo quisiera preguntarle al ingeniero Barraza y a los representantes del sector obrero y campesino ¿cuáles son los planteamientos que en concreto están haciendo y hacia dónde van, hacia el Legislativo, hacia el Ejecutivo, para lograr un mayor crecimiento? Que es uno de los objetivos del acuerdo. ¿Qué es lo que se está planteando? Y si todavía hay posibilidades de hacer algo, dado que es el último año del presidente Fox.

JLB:
Si con mucho gusto, por supuesto que ya hemos logrado algunos concensos dentro de los factores de la producción del sector de los trabajadores y el sector de los empresarios, en el caso concreto de algunas adecuaciones a la Ley Federal del Trabajo, en el tema de la reforma laboral.

Nosotros lo estamos viendo con una visión de largo plazo, como ya lo mencionó el ingeniero Slim, todos los acuerdos, los cómos que estamos trabajando actualmente en materia laboral, en materia social, en materia fiscal, en materia de Estado de Derecho, por supuesto, pero es un conjunto de cómos que no son sujetos a calendarios del Poder Legislativo, a calendarios del Poder Ejecutivo, yo creo que en eso estamos trabajando simultaneamente tanto con el Ejecutivo Federal, como con algunos Ejecutivos estatales y con el Poder Legislativo, por supuesto, igualmente con el Poder Judicial. Hemos estado reuniéndonos también con algunos ministros de la Suprema Corte de Justicia y hemos estado teniendo algunos trabajos que ya mencionaba el ingeniero Slim, con un grupo de juristas de primer orden para estar trabajando en esos cambios o en esos cómos que requieren los diferentes objetivos que hemos marcado en el acuerdo.

JLB:
Heladio, ¿quisieras agregar algo?

HRL:
Como todos están viendo, quienes integramos esta Comisión de Información dirigimos algunos al sector empresarial y otros a organizaciones sociales, que es mi caso, nuestra participación y convencimiento de este acuerdo está en razón de sus objetivos y propositos superiores. Nos importa el país y su desarrollo y eso lo plantea como escencia el Acuerdo de Chapultepec.

Nuestro objetivo como revisión clasista es combatir la pobreza yendo a sus causas, y se plantea cuando se impulsa el crecimiento y cuando se impulsa el desarrollo, o sea, se va a las causas, no sólo los síntomas de la pobreza, y el hecho de que nos incorporemos activamente a esta segunda etapa que significa salir al país, concensar con otras fuerzas sociales, buscar más simpatías a estos propósitos, significa para nosotros el hecho de movilizar a la sociedad civil, crear  una conciencia en ella y lograr acuerdos especificos para que no sólo podamos exigir a los partidos y a los políticos un compromiso, sino involucrarnos todos para que tenga fuerza y lograr lo que nosotros queremos en el campo: la incorporación de los productores y de los campesinos al desarrollo nacional.

Queremos que la socidad no vea a los más pobres que están en las áreas rurales con menosprecio o se les minimize, sino como mexicanos dignos, con capacidad para participar activamente en el desarrollo nacional en la medida que pueda existir el apoyo, la compresión de los programas y de las políticas de Estado. Desde luego no es el momento aquí adecuado para explicarles todo un programa, pero sólo les diría que sÍ tenemos nosotros iniciativas para los legisladores y se impulse toda una revisión del manejo político para el campo.

Nosotros mismos hemos estado diciendo en todos nuestros congresos la necesidad de la revisión del Tratado de Libre Comercio en el capítulo agropecuario, porque planteamos como gran preocupación la inminencia de la apertura de las fronteras en el 2008, donde saldrían perjudicados particularmente los productorers de fríjol, de maíz, los productores de leche, y eso no sólo va en demerito de la propia vida de estos productores, medios y pequeños, sino desde luego a hundir más al campo mexicano; pero esto lo hemos abordado en muchos foros, lo seguiremos abordando en todas las tribunas y seguimremos haciendo conciencia en la socidad civil para que se sume a estos porpósitos.

Reportero no identificado: Atrás de los cinco puntos que menciona aquí el acuerdo, bastante importantes, por cierto, quedará implicito el ataque, un  ataque a la corrupción en la sociedad mexicana, la corrupción en distintas áreas sociales. Ahorita hay muchos cuestionamientos, por ejemplo, de corrupción en Capufe, hay acusasiones de tráfico de influencias que todos conocemos, corrupción en Pemex y en otras áreas de organismos civiles. ¿El Acuerdo de Chapultepec piensa, atrás de todos objetivos, un ataque a la corrupción?

CSH:
Ahora me voy a permitir leer, cuando en el primer punto establecemos condiciones para consolidar el Estado de Derecho y la seguridad pública, el párrafo dos dice: “Reformar el marco jurídico para combatir con mayor eficiencia la corrupción y la impunidad, el crímen organizado, los delitos con violencia, etcétera, etcétera”. Con pocas leyes simples pero que se cumplan. Son consideraciones generales para los objetivos, entonces bueno, pues no hay duda de que para progresar, lo dijo la doctora Morera, necesitamos tener leyes que se cumplan, seguridad jurídica y seguridad pública, es base de todo ello, y por supuesto yo creo que está contemplado como un punto, no diría yo implicito sino explicíto. No sé si haya alguna otra pregunta.

José Manuel Ortega de El Universal:
Dos preguntas ingeniero Slim. La primera sería con las propuestas económicas que está dentro del acuerdo, ¿cuál sería el potencial de crecimiento de la economía mexicana, cuánto generación de empleo se podrían crear? Porque son unos de los puntos débiles de esta administración. Y la segunda, estamos entrando a la segunda etapa del acuerdo, ¿una tercera etapa sería buscar el acercamiento con el equipo económico de transición y con el equipo saliente, para que queden plasmadas dentro del documento o dentro de los criterios generales para el siguiente gobierno, los acuerdos que están alcanzando en materia económica?

CSH:
Yo creo que en cuestión económica hacer vaticinios  exactos, cuantitativos es muy difícil, en cuanto a qué posibilidades de crecimiento y qué posibilidades de empleo, pero lo que es claro es que como señalaba el licenciado Solana hay muchos países creciendo de manera sustancial y generando mucho empleo, los ejemplos que daba eran China, India, Chile mismo, algunos otros países, todos los que están en la Unión Europea, empezando por España, han crecido y han pasado, han logrado un desarrollo sustancial. Yo creo que lo que sería importante, en el caso de México, para usar algún símil físico, es romper la barrera del subdesarrollo, que no estamos lejos de romperla, y eso retroalimenta el crecimiento, en mi opinión.

Creo que en niveles de ingreso per capita un poco superiores a los que tenemos del orden que sea, de 10 mil dólares, creo que es entre 8 y 12 mil dólares per capita, según la evaluación del tipo de cambio, pero vamos a decir alrededor, arriba de 10 mil dólares se retroalimenta y se sustenta el crecimiento económico.

Ahora, hay que recordar que México durante 50 años pudo crecer al 6.17 por ciento, y era una población que crecía de 17 millones, creció hasta 75, 80 con un crecimiento sostenido, entonces no cabe duda que las posibilidades de México aprovechando su riqueza, – decíamos- del entorno que nos favorece en muchos sentidos, no sólo el petróleo si no remesas, turismo, tasas de interés etcétera, de sostenerse, y que no necesariamente puede ser en un largo plazo, nos permite quizá no muy lejanamente, también lo decimos en el acuerdo, alcanzar otros niveles económicos, romper la barrera del subdesarrollo.

Aquí decíamos por favor ojalá y le den una leidita, dice siendo que en las sociedades actuales se ha visto que las posibilidades de crecimiento se pueden dar en pocos años. “En esta nueva civilización tecnológica el desarrollo es un proceso acelerado que se ve en pocos años y que se retroalimenta al compartirse, se sustenta en la distribución del ingreso. México puede y debe entrar a este proceso virtuoso, como ya lo hicieron otros países de culturas diversas y distintos continentes, los europeos y los asiáticos”.

AM:
¿Cómo se entra a este consenso, a este proceso virtuoso? Tú si sabes, eso es lo que sabes. ¿Cómo se entra? Yo puedo saber cómo se crea capital humano, cómo se enseña a la gente a imaginar, a escribir, ¿cómo se le enseña a aumentar el capital físico? Yo formo parte de ese acuerdo, pero no se cómo se hace.

CSH:
Bueno, por ejemplo, en un proceso intensivo de formación de capital humano, como es uno de los objetivos, que habría que ver los cómos. Cómo podemos hacer que la educación, decía el licenciado  Solana, sea más y mejor en un proceso acelerado, hacer más ingeniería, fomentar la ingeniería mexicana, fomentar la tecnología, pero lo que sin duda es un factor detonador del crecimiento del empleo es la infraestructura física. No ha habido una civilización en la historia de la humanidad desarrollada que no haya sido muy activa en toda su construcción, y hablo de las sociedades agrícolas, de las industriales y las modernas.

Infraestructura física, tenemos huellas, las épocas no sólo en el mundo sino México, la época del imperio Azteca, el imperio de los Mayas, la Colonia. El dinamismo con las épocas de crecimiento sostenido han estado ligadas a grandes proyectos de infraestructura física, señalaba también el licenciado Solana, los rezagos que tenemos en ese sentido.

Ese tipo de inversión en infraestructura física es muy rápido, infraestructura física y vivienda, es un desarrollo que son intensivos en empleo, tiene actividad regional, etcétera, etcétera, y sin duda son detonadores importantes del desarrollo y del crecimiento, y eso ligado a tener un marco jurídico adecuado, seguridad pública y poder tener una formación acelerada de capital humano, pues eso yo creo que es un factor detonador y acelerador del crecimiento.

JLB:
Antes de otra pregunta, si me permite Carlos, nada más comentar que también está con nosotros otro miembro de la comisión de seguimiento, el ingeniero Francisco Hernández Juárez. Creo que querías hacer algún comentario Francisco.

Francisco Hernández Juárez (FHJ):
Bueno, primero que nada hacer énfasis en algo que me parece importante. Yo sí he escuchado descalificaciones en relación al programa del Acuerdo de Chapultepec, sobre todo por que se ha insistido mucho en darle exclusivamente una connotación empresarial. Me parece que sería inexacto, por el solo hecho de las organizaciones que lo suscriben, lo suscribe la CNC, los suscribe el Congreso del Trabajo, lo suscribe la UNT, lo suscribe el Frente Nacional de Organizaciones Campesinas, el Congreso Agrario Permanente y, bueno, independientemente de organizaciones sociales, empresariales, me parece que sería muy inexacto asumirlo sólo como un acuerdo empresarial o cupular, como se le ha querido establecer.

Dos, yo creo que hay que ver el espíritu del acuerdo, independientemente de las cosas que se propone. El espíritu del acuerdo es convocar a la unidad nacional, promover un acuerdo nacional para que juntos, los mexicanos, podamos darle una nueva oportunidad a este país, que desafortunadamente hasta ahora francamente no la ha tenido a plenitud.

Si los chinos van a convertirse en una potencia mundial en diez años, o 20 años y van a poder incorporar a su población a la economía y al consumo creciendo al 10 por ciento, si seguimos en este camino creciendo al 1 por ciento, me imagino que por el 2100 nosotros más o menos empezaremos a recibir los resultados de nuestra política económica, y el Acuerdo de Chapultepec plantea acelerar el paso, plantea ponernos de acuerdo para lograr que los problemas del país se resuelvan.

Bueno, yo creo que pues ahí hay obviamente empresarios destacados como Carlos Slim, como los dirigentes de las diferentes organizaciones empresariales, pero insisto, no son los únicos, y cuando menos sería discriminatorio para las organizaciones que suscriben el acuerdo, decir que es sólo un acuerdo empresarial.

Y dos, otra cosa porque se le ha descalificado es decir que no tiene los cómos o que le faltan el tema de la corrupción o que le faltan algunos otros temas.  El Acuerdo de Chapultepec se ha planteado reunirse con la sociedad, y obviamente se ha acordado que se le pueden incorporar, en la medida que enriquezcan la sustentabilidad del documento, que le permitan enriquecerlo y hacerlo más operativo.

Ahora, yo estoy convencido de que es importantísimo el acuerdo nacional, y creo que al final su valor se verá sobre todo en los resultados, porque todo el acuerdo puede estar perfectamente armado, incorporada a la sociedad, pero si los desborda el proceso electoral, desafortunadamente nuestra clase política está más preocupada por ver quién ocupa la Presidencia de la República, por atender estos problemas, por eso la sociedad les quiere llamar la atención y hacer ver que si no atienden estos problemas fundamentales para el país, el costo político a la hora de las elecciones puede ser muy alto para ellos, ojalá  lo consideren porque este es un intento de empujar el país en esa dirección. Gracias.