Todos queremos un país con

Seguridad, educación, empleo, salud
y crecimiento económico.

Reunión Anual de Industriales de la Confederaciòn de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN).

México D.F. a 25 de noviembre de 2005.

PALABRAS DEL ING. CARLOS SLIM HELÚ.

Ing. Carlos Slim (CS): Buenas tardes, quiero primero agradecer a León (Halkin) su invitación y a Katy sus palabras, sus conceptos, creo que ya dijo todo lo que podía yo decir sobre el Acuerdo, me dejó poco trabajo en ese sentido.

Este año cumplimos 40 años de haber fundado el grupo financiero, pero también de haber entrado a la actividad industrial. La primera actividad industrial que tuvo el grupo fue una embotelladora de refrescos llamada Jarritos del Sur en Cuernavaca, que tenía las regiones de Morelos y Guerrero, en 1965 aproximadamente, hace 40 años. Me da mucho gusto estar reunido aquí con ustedes en este XL Aniversario del inicio de nuestras actividades industriales.

Respecto del Acuerdo quisiera, antes de entrar a él, poder hacer unos comentarios de algunos antecedentes que hemos encontrado del mismo. Ustedes recordarán que la depresión del 29 fue una depresión mundial muy grave; por supuesto tuvo repercusiones en México, se hicieron chicos todos los mercados, la competencia se vio muy fuerte para exportar productos, se hizo muy fuerte también para los productores nacionales la competencia del exterior y el primer antecedente que yo vería del Acuerdo que firmamos es de 1931.

En 1931 se dio una campaña que se llamó la “Campaña Nacionalista”, de donde viene la frase “consuma lo que el país produce”, y me voy a permitir leer de algunas de estas revistas y escritos, algunas frases o algunos comentarios que creo que pueden ser muy interesantes.

El primero dice aquí: Proverbial, esto es parte de la revista que se llamaba La Semana Nacionalista, dice: Proverbial se consideraba el distanciamiento entre los elementos políticos y los comerciales o industriales de la capital, jamás se sabía de reunión pública o privada en la que unos y otros se ocuparan de problemas de asuntos vitales. El comerciante veía con desconfianza y animadversión al diputado y éste rehuía todo contacto con aquél.

Y dice: La idea, la energía y la actividad del señor general Rafael Melgar sintetizados en la campaña nacionalista borraron prejuicios infundados y se unieron los elementos para el país.

Y dice en el siguiente párrafo: Frecuentes han sido las reuniones en que todas las cámaras de industriales y de comercio representadas por sus presidentes, los señores José Cruz, Hilarión Branch, Enrique Zúñiga, Cayetano Blanco Regil, Maximiliano Louizaga, Julián Slim, y otros distinguidos caballeros, han planteado conjuntamente con los diputados que integran el Comité General de la Campaña Nacionalista, el programa de Resurgimiento Industrial y Comercial de México.

Bueno, dicen muchas cosas, se plantean muchos esfuerzos, la situación económica era muy difícil y nada más les voy a leer un parrafito simpático de la revista misma. Dice hasta abajo, remarcado en un cuadro: ¿Por qué hemos importado en un año un millón de pesos de mantequilla cuando la producción en el país es mejor? Bueno, esto es en 1932.

Aquí lo que es bien interesante de estos comentarios, y hay más, es amplia, es que hay una afiliación de los gobernadores de toda la República, los radicales, los menos radicales, incluido Garrido Canabal. Después se reproduce. En 1957, hay un libro que hace mención de esto, queriéndolo recordar, dice: participación que tuvieron todas las clases sociales, conferencias que se sustentaron, artículos, etcétera, etcétera, editoriales, manifestaciones, etc., el apoyo que brindaron los presidentes de la República Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez, los Poderes de la Unión, gobernadores de los estados, jefes militares, autoridades municipales, confederaciones de cámaras de comercio, industrial y agrícolas y las grandes centrales de trabajadores de la ciudad y el campo.

Creo que es muy interesante ver que hay estos antecedentes de 1931 y que, por otro lado, como ustedes saben, después de esta fecha se inicia la gran transformación nacional, y no creo que sea casual, de 50 años de crecimiento al 6.17 que lo pueden ustedes ver aquí en este borrador de propuestas, porque México deja de ser un país agrícola, rural, que vive en el autoconsumo en la mayoría de su población y se convierte en un importante país industrial y urbano.

Ese proceso con buenos gobiernos, malos gobiernos, con inflación, sin inflación, con guerras mundiales, con recesiones, con auges, le permitieron a México crecer al 6.17 por ciento consecutivos, 6.2, durante 50 años. Cuestión que se interrumpe en 82, en 82 se interrumpe por el abuso del gasto público, los déficits presupuestales incontrolables y algo a los petrodólares y a la irresponsabilidad también de los banqueros, no sólo de los gobernantes, y la puntilla fue la tasa de interés que se subió al 21 por ciento. Entonces cualquier país endeudado al 21 por ciento de interés o 22, 23 por ciento, pues no sale.

Y ahí viene la crisis de 82, de la crisis de 82 hay muchos cambios, sale lo que se llama el Consenso de Washington que se publica por primera vez en 86, lo mencionan ustedes también aquí en el proyecto, en 86 sale este Consenso de Washington publicado. Se empieza a tomar como una política en los diversos países; son instrumentos cuyos objetivos son sanear las finanzas públicas, estabilizar los países y son políticas de ajuste, programas de ajuste.

Yo creo que lo que hay que hacer ahora es pasar de esos programas de ajuste a programa de desarrollo, y eso es lo que contempla y contiene el proyecto que ustedes han presentado.

Bueno, parte de esto que estoy yo platicando forma parte de este Acuerdo. Este Acuerdo, aunque tiene ese antecedente, pues quizás el más reciente tiene unos diez meses: el líder de la CTM nos invita a un grupo de empresarios y nos dice cómo podemos hacer para que haya más inversión y empleo, y de ahí se va formando una propuesta. Lo que se vió que era fundamental de esa propuesta que ustedes ya conocen era separar objetivos de instrumentos, no confundir instrumentos con objetivos; por ejemplo, una inflación reducida es necesaria, pero no es suficiente, es un instrumento, no es un objetivo.

Entonces lo que planteamos aquí fueron cinco objetivos. Fue interesante porque para elaborar este Acuerdo, por eso es el consenso, no es magia o casualidad, se difundió en varios grupos, organizaciones, asociaciones y está alimentado por sindicatos, el sector campesino, por académicos, universidades, los actores políticos, etcétera, etcétera, y lo único que se buscó es que no contuviera el Acuerdo asuntos que fueran excluyentes de algunos sectores o de algunos actores.

Entonces el trabajo fue tratar de quitar todo aquello que pudiera ser excluyente para tratar de encontrar lo más importante que es la unidad, la unidad y el consenso para que, teniendo claros los objetivos, empecemos a trabajar en cómo hacer que esos objetivos ocurran, aunque se plantean en el documento varios instrumentos y varios cómos para alcanzarlos.

Este Acuerdo fue firmado por miembros de la sociedad civil, conscientes además que es el Estado el que coordina y conduce el esfuerzo de todos los mexicanos para el desarrollo del país; pero quiero subrayar los objetivos, los objetivos que no son instrumentos, son objetivos y que, como objetivos, el planteamiento es que se conviertan en políticas de Estado, que no estén sujetas a vaivenes periódicos.

Estado de Derecho y Seguridad Pública, ese debe ser un objetivo del país. Si no hay seguridad no hay libertad, y además son las funciones fundamentales del Estado; de hecho en el cuerpo del documento se insiste mucho en que sea algo en lo que el Gobierno use todos sus recursos, porque es su función principal el consolidar un Estado de Derecho en un régimen democrático que garantice libertad de derechos humanos, sociales, seguridad física y jurídica.

El segundo punto del Acuerdo es Crecimiento Acelerado, Sostenido y Sustentable con Empleo. En el documento hablan ustedes del crecimiento sustentable con empleo, yo creo que hay que agregarle sostenido y acelerado, aunque se induce que es acelerado, ¿verdad? La idea es crecer a niveles más altos de los que estamos creciendo.

Luego, el tercer punto que lo separamos del cuarto aunque podría ser el mismo, es Desarrollo y Formación de Capital Humano y Social con Salud, Educación y Nutrición. El Desarrollo de Capital Físico es el cuarto.

Y el quinto, que puede ser también un instrumento: Reformas a la Administración Pública para hacerla más eficaz y transparente al servicio de los ciudadanos. Bueno, lo planteamos como objetivo porque no es algo que se haga en un momento determinado, es un proceso.

Estos son los cinco puntos. Aquí hay varias menciones. Es notable por ejemplo, en la de si vivimos en un Estado de Derecho y con seguridad pública, pues ya sabemos que eso combate la corrupción, pero también lo ponemos en forma específica: reformar el marco jurídico para combatir con mayor eficacia la corrupción y la impunidad, el crimen organizado, etcétera, etcétera.

Luego, en el último punto de las condiciones que poníamos, decíamos: quienes suscribimos este Acuerdo esperamos y pedimos a los candidatos y a los partidos políticos que contiendan en las elecciones del 2006, respeten los resultados y acepten las decisiones de las instituciones como base de la consolidación de nuestro proceso democrático.

Aquí lo de las fórmulas más importantes que damos, que proponemos, y ahí hay un poquito de discusión de hecho, inclusive el borrador del proyecto puede tener algunas diferencias, es que es usual oír que se busca que el Gobierno tenga más recursos, que haya una reforma fiscal, que aumenten los ingresos para crear la infraestructura, y es lo mismo que estamos planteando. Es que hay que liberar a la inversión productiva nacional de la capacidad siempre limitada de inversión del Gobierno, con objeto de que el desarrollo del país no esté limitado a la capacidad financiera del Gobierno y poder así crecer con empleo mejor remunerado, vinculado a la productividad y a la educación y combatir a fondo los rezagos, y para esto es necesario cambiar el marco legal para poder sumar el ahorro privado y el social a la capacidad de las finanzas públicas. Esto es toral en el planteamiento.

Esto es fundamental, porque lo que se está planteando es que el desarrollo de nuestro país no quede, como hasta ahora, limitado, no sólo a la limitada capacidad de inversión pública, sino también a la presión que el Estado tiene, cuando tiene más ingresos, de encauzarlos a otros rubros. Entonces comentaba yo hace un rato, tengo aquí una comparación de unos cuatro o cinco años del presupuesto, también se habla de que el presupuesto, en los ingresos presupuestales, es 12 por ciento, la verdad es que son 26 por ciento, alrededor de 26 por ciento. En este incremento a junio traemos 25.8, a fin de año seguramente será 26, quizás un poco más, en el que los ingresos presupuestales han subido 4.8 del PIB, además un PIB que ha crecido mucho en términos de dólares porque el tipo de cambio se ha revaluado, entonces ha crecido en términos de dólares lo que ha crecido nominalmente en pesos más el crecimiento normal. Entonces es un PIB 60 por ciento mayor que el del 2000 por ejemplo, en dólares, claro por reevaluación del tipo de cambio, no por un crecimiento natural. Entonces hemos tenido un crecimiento adicional de 4.8 de los ingresos presupuestales y el costo financiero por las bajas tasas de interés ha bajado .8, quiere decir que hay 5.6 del PIB. Recordarán que se quería en la reforma fiscal recaudar 1.5 del PIB ya que aquí se propone que aumente 1 por ciento al año, nosotros hemos subido 5.6 y sin embargo la inversión ha subido del 2.9 al 3.6, sigue siendo insuficiente y todo lo demás se ha ido a otras necesidades fundamentales del Estado.

Entonces, si queremos crecer vamos a necesitar más inversión y si queremos más inversión y necesitamos más inversión, yo creo que no hay reforma fiscal suficiente, además de que podrían enfocarse otros recursos, y cuando además buena parte de los ingresos de este ingreso que estoy comentando, se origina fundamentalmente por los ingresos de PEMEX, por el precio del petróleo y por la Comisión Federal de Electricidad, que con los aumentos de precio que ha hecho en estos cinco años ha subido su participación en el PIB del 1.8 al 2.3 del PIB, que es .5 del PIB, es bastante importante como fuente de recaudación y financiamiento.

Entonces la única forma de que podamos subir de 3.5, de 3 o de 2 o de 4, claro a esto hay que sumarle los Pidiregas que aquí no están porque entran como inversión diferida y son importantes, pueden ser del 1.5 o 2 del PIB, si queremos subirlo al 10, pues lo único que nos queda es la inversión privada.

Ahora, otro de los factores importantes es que esa ecuación, para tener una balanza presupuestal sana, vamos a decir cero, pues lo primero es diferenciar ingresos ordinarios y extraordinarios y privatizaciones y también diferenciar en el gasto, gasto corriente, gasto financiero de inversión pública y tener un análisis cualitativo y no simplemente decir el déficit 3.3 o .5 estamos muy bien, hay que ver como son los ingresos y como se están haciendo los egresos.

Bueno, les trajimos unos artículos pero para que les den fotocopias, en donde se analizan las cuentas de comercio exterior y las cuentas públicas sobre la base cualitativa; no solamente decir es .3 o es 5 o es 1, como aquí en el documento ustedes plantean que sea más 1, más 2; el déficit, no sólo es importante el monto, sino cómo se integra el ingreso y cómo se integra el egreso.

Entonces bueno, hablan ustedes de economía interna, yo creo que de lo que hay que hablar es del sector interno de la economía, no del mercado interno sino del sector interno de la economía. Si vamos a invertir en el sector interno de la economía, yo creo que cada tres o cuatro puntos de inversión puede ser uno del PIB, entonces ahí es donde hay capacidad de crecimiento, ahí es donde hay capacidad de empleo, ahí es donde hay retroalimentación del desarrollo, porque se sustenta en empleo y en consumo de bienes nacionales, todo lo que es infraestructura, vivienda, etcétera.

Les sigo hablando del proyecto. Aquí poníamos: combatir la pobreza por elemental justicia social y por la necesidad económica de incorporar al mercado a la población hoy marginada. Esto es muy importante. En las nuevas civilizaciones, desde la era industrial, y sobre todo en la nueva civilización, es fundamental por la facilidad de crear riqueza, es fundamental que la pobreza se combata como necesidad económica, se vuelve una necesidad económica combatir la pobreza, no solamente es una cuestión ética y de justicia social, es una necesidad económica y la verdad es que el combate a la pobreza no es con asistencia pública o con donaciones, sino con nutrición, salud, educación y empleo; educación y empleo es la mejor forma de combatirla permanentemente.

Aquí volvemos a decir, en el punto cuatro de desarrollo de infraestructura acelerado, la necesidad de combinar ahorro público, inversión privada y social para el desarrollo del capital físico. Se subraya la insuficiencia de los recursos públicos que se acentúa por razones contables, las razones contables son la ecuación que les dije hace un momento, ingresos menos egresos y en los egresos está la inversión pública, y queremos que sea cero, pues entonces hay que subir la inversión pública solamente o bajando el gasto corriente, que ojalá se pudiera, que sería una buena alternativa, o subir los ingresos 6, 7 por ciento del PIB, que no es viable.

Lo que necesitamos además es combinarla. Lula en Nueva York, para que nos demos cuenta, en Brasil se grava todo, todo, es una complicación también fiscal enorme, y es del 36 del PIB, aquí dicen que es 12, 25, pero vamos a suponer que fuera lo que sea, en Brasil es 36 y ¿qué pasa?, el país está muy endeudado, la inversión es muy pequeña y tiene que acudir a la inversión privada. Dice ahí Lula en Nueva York: el gobierno sabe qué proyectos hay que hacer, qué prioridades hay y que sea la inversión privada la que lo haga, porque no solamente no tenemos los recursos, sino porque lo hace mejor, bueno hay que hacerlo así. Estoy hablando de servicios públicos financiados con recursos privados, y hablo de escuelas, hospitales, cárceles, carreteras libres, no las de cuota, las de cuota no hay problema, el agua, el agua no se ha hecho nada y también hay graves problemas de agua, especialmente en la Ciudad de México, hay que sanearla, hay que conducirla, hay que quitarle las fugas, hay que manejar los drenajes, etcétera.

Por último, bueno son dos últimos. Uno, la parte de la desregulación y la transparencia de las cuentas públicas. Este punto es muy importante, que es legislar para que las empresas del Estado tengan una gestión autónoma, sin interferencias políticas, desvinculadas de los presupuestos públicos, que no entren a la ecuación, porque entonces decimos PEMEX no tiene dinero. Lo tiene que hacer alguien de fuera, lo tiene que hacer el extranjero o el nacional pero no lo puede hacer PEMEX. Bueno no lo puede hacer PEMEX porque está vinculada al presupuesto y porque se le quita todo.

Las empresas del Estado deben ser operadas con transparencia, por órganos de gobierno profesionales, con un consejo de administración cuyo mandato sea maximizar la riqueza nacional, reinvertir utilidades, fomentar el mantenimiento y desarrollo, con consejeros independientes que nombren y remuevan al director general, que decidan sobre las inversiones y compensaciones, con un comité de vigilancia y auditoría, con obligación de pagar impuestos como cualquier otra empresa productiva e incluyendo en su caso el IEPS y derechos, o sea es una empresa que paga su impuesto de la renta y debe pagar también derechos, etcétera.

Y el Gobierno Federal como propietario decidirá si da dividendos, lo reinvierte o aumenta capital o baja capital. Aquí esto es fundamental, porque si PEMEX es la empresa, con mucho, más importante del país, yo diría que puede ser 15 veces más importante que TELMEX, pues debe manejarse como empresa y no como miscelánea, mete un dólar, se lo quitan, vende petróleo y no invierte, porque hay esta prioridad, necesitamos dinero pues que se endeude PEMEX, etcétera, etcétera, y ha sido una forma de manejo inadecuada.

Entonces, sin duda, es fundamental legislar para ese efecto, que tenga autonomía de gestión y también ver su régimen fiscal. Yo no creo, como plantean aquí ustedes en el proyecto, que sea conveniente que se le defina una cantidad para invertir, no, no, eso no debe ser una empresa. PEMEX es una empresa, es la empresa más grande de América Latina, pues que se maneje como empresa, que tenga su régimen fiscal. Pero, por ejemplo, se hizo el presupuesto el año pasado, que el precio del petróleo iba a ser de 23 dólares, se hizo de 27 a regañadientes y pleitos, el petróleo está como a 40 y tantos de precio promedio, bueno esos son 15 dólares más por barril diarios, son 30 millones, son 12 mil millones de dólares más de ingreso.

Bueno, en lugar de pensar en hacer un fondo de estabilización petrolera, que yo creo que es absurdo o a ver en qué se lo gastan, que lo reinvierta PEMEX, es dinero de PEMEX, es una empresa, que lo reinvierta para entrarle a las aguas profundas, para explorar, para mantener, para que no tenga tanto problema de mantenimiento, para darle valor agregado al petróleo, para no tener que mandar a refinar fuera, para 20 cosas, para empezar a explotar el gas que tenemos en muchos lados y que estamos importando, etcétera. PEMEX debe manejarse como lo que es, una gran empresa, la empresa más importante de México. Y eso por supuesto le da la solidez. Otra cosa que hay que hacer en PEMEX, es definir cual es la riqueza nacional. Yo creo que la riqueza nacional no son las gasolineras, ni los camiones que transportan la gasolina de un lado a otro, ni tampoco la petroquímica, bueno la petroquímica podría ser un factor, pero lo fundamental es la soberanía sobre el petróleo y el gas que cuesta tres dólares explotarlo y se vende a 40 o 50 dólares. Esa es la riqueza fundamental que tiene que cuidar PEMEX, y si para esto hay inversión privada en refinación o en petroquímica o en transportación por ductos, por barcos, o por camiones, de los bienes, eso no forma parte fundamental de PEMEX. Yo diría que además no es razonable que se pueda hacer fuera de México por privados y que aquí no se pueda hacer por privados y estoy hablando de refinación y petroquímica y de muchas otras cosas.

Pero el valor fundamental, la riqueza fundamental está en que tenemos un producto en el subsuelo que vale tres y que su valor mundial es 50. Bueno esa es la riqueza, es la fuerza que puede tener esta empresa como palanca de desarrollo, pero también es, como dije ya alguna vez o muchas veces más bien, PEMEX es la principal empresa de política fiscal y monetaria; cualquier política monetaria pasa por PEMEX, la política fiscal pasa por PEMEX, por eso es el factor que tiene petrolizada la economía.

Bueno, esos son los puntos fundamentales del Acuerdo. Quisiera al final, en la parte de conclusión, repetir dos o tres cosas. Los sectores de la producción son fundamentales para el desarrollo nacional y la inversión, el empleo y la redistribución de los ingresos; la distribución de los ingresos retroalimenta ese desarrollo nacional.

Quisiera aquí hacer una diferencia, porque yo creo que se confunde distribución de ingreso y distribución de riqueza y eso en el documento lo veo cuatro o cinco veces. Bueno me lo dieron ayer a las 12 de la noche.

La distribución de la riqueza y del ingreso son dos cosas diferentes. La distribución de la riqueza es todavía un concepto agrícola, es un concepto del pasado, repartir la tierra para quien la trabaja, hay que distribuir la tierra, etcétera.

Yo creo que la riqueza sea del Estado, sea de una persona o de un millón de personas, la importancia de la riqueza es que se maneje con eficacia para crear más riqueza y se administre más riqueza y lo que hay que redistribuir es el ingreso fruto de esa riqueza.

Si mañana le damos a cada quien diez mil acciones de PEMEX, lo que van a hacer a los cinco días es venderlas porque la gente no quiere diez mil acciones de PEMEX; la gente lo que quiere es tener un ingreso, un ingreso para vivir mejor, para tener casa, para educar a sus hijos, etcétera.

Entonces lo que hay que hacer con la riqueza de un huerto, de un árbol frutal, no hay que repartir las ramas del árbol ni los árboles, hay que repartir la fruta que se va madurando, dejar semillas.

Es muy importante hablar de redistribución de ingreso. ¿Cómo se redistribuye el ingreso? Primero vía inversión, empleo, trabajo remunerado, pago de impuestos y que el Estado, en lo que participa del ingreso generado por el aparato económico nacional, tenga políticas redistributivas y las mejores políticas redistributivas son las que satisfacen su obligación como Estado, como el Estado de Derecho, seguridad física, nutrición, salud, educación, formación de capital humano, eso es lo fundamental.

Decía que es muy importante esa redistribución de ingresos. Si pensamos un poco en el empleo y en el desempleo, en la educación y empleo o el fanatismo con desempleo, nos damos cuenta que el empleo bien remunerado articula la familia, articula la sociedad y facilita la gobernabilidad.

En una sociedad donde no hay educación, donde no hay empleo, se desarticula la familia, se desarticula la sociedad y se complica la gobernabilidad.

El último punto del Acuerdo es fortalecer la unidad nacional y establecer políticas de Estado con objetivos de mediano y largo plazo. Es imprescindible el afianzamiento del Estado de Derecho, el crecimiento acelerado, sostenible y sustentable con empleo, el desarrollo y formación de capital humano y físico.

Decimos al final: “al acordar los términos de la convocatoria nacional, somos los primeros comprometidos con México y su destino porque tenemos la certeza que todos los sectores unidos somos más grandes que nuestros desafíos”.

Quiero decir aquí que este Acuerdo no es un acuerdo empresarial. Tampoco como iba a ser originalmente, iba a surgir del sector productivo. Se invitó a la sociedad civil, participan los sindicatos más opuestos que están en rivalidades con otros sindicatos, por supuesto los sectores productivos, pero también las universidades; lo firma la UNAM, lo firma Chapingo, lo firma el Tec de Monterrey, lo firma el ITAM, lo firma el Poli, lo firma la Universidad de Guadalajara, igualmente, lo firman los rectores de universidades públicas que de universidades privadas, entre otras personas, entonces quería nada más subrayar también este aspecto.

Lo último, pero eso si quieren lo voy metiendo en las preguntas para no llevarme más tiempo, es sobre los documentos que seguramente tienen ustedes, en los que habría algunas cosas que vale la pena comentar. Nada más de pasadita comento una de ellas. Por razones no de Ley Orgánica como dice el documento, sino por razones constitucionales, la responsabilidad del Banco de México, su objetivo del Banco de México es la inflación.

Yo creo que es un objetivo insuficiente. Quizás las épocas de alta inflación los llevó a eso. Aquí el documento lo dice bastante bien, en los países desarrollados y en general va ligado el cuidado de la inflación con el empleo, maximizar el empleo y el crecimiento y buscar que las tasas de largo plazo sean lo menos posible, eso es la Reserva Federal de Estados Unidos y esas son las condiciones que tienen los bancos centrales de muchos países.

Entonces cuando la función principal del Banco de México -o la única- es cuidar la inflación, que es importante, sin duda, pues es un instrumento no un objetivo. Volvemos a los instrumentos y a los objetivos. Entonces ¿cómo se cuida la inflación?, bueno pues con restricción monetaria, son los cortos, políticas monetarias restrictivas, reevaluación del tipo de cambio. Es la historia de muchas veces. Ya en 95, cuando la crisis de ese año, aseguraban que no iba a haber reapreciación en términos reales los mismos que hoy gobiernan el instituto, y ya vemos como se ha revaluado de manera importante y como volvemos a caer en la prociclidad de flujo de ahorro externo, déficit en cuenta corriente, proponían creo que 16, 700 para el año que entra, con el petróleo como está, las remesas como están, las tasas de intereses como están, el turismo como está y déficit en cuenta corriente, especialmente si vemos su composición, porque si fuera compuesto en base a bienes de capital, sería razonable, hay quien dice que todos los países en desarrollo deben tener déficit en cuenta corriente porque deben ser importadores de capital.

Está bien el argumento en tanto que esté importando capital para bienes de capital no para bienes de consumo y en los bienes de consumo vamos en 30 mil millones de dólares más alto que los bienes de capital, los bienes de consumo, más altos que los bienes de capital, 30 mil millones de dólares. Estamos importando más del 35 por ciento del PIB y ha subido de 700 a 800 millones en 87, cuantas veces va de 800 a 30, da 40 veces, ¿no? Ha subido 35 o 40 veces en términos nominales la importación de bienes de consumo.

Bueno, yo creo que eso está mal. Tampoco hay que buscar medidas proteccionistas, pero decía también que a mí me parece un error lo del INCO, lo de los índices de competitividad en el World Economic Forum, cuando dicen que México está en 31 y China en 33, yo creo que China no está en 33, ojalá y no llegue a 5, a 10 porque entonces no sé que pasaría, China en un mejor lugar con 33 en índice de competitividad.

Bueno pues mejor me voy a las preguntas muchas gracias.

SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS.

Pregunta 1: Muy buenas tardes Carlos, Jorge Tamayo, Secretario de Economía del estado de Oaxaca. Realmente lo felicito por este Acuerdo, la promoción de este Acuerdo, pero quiero ser muy puntual respecto a una pregunta muy concreta. Estoy totalmente de acuerdo en la necesidad de que Petróleos Mexicanos se maneje como una empresa y que deje de ser, expresión mía, la ubre principal de las finanzas públicas del Estado mexicano. Pero mi pregunta muy puntual y concreta es que esta autonomía de gestión y esta posibilidad de que Petróleos sea manejado como una empresa en beneficio de todos los mexicanos haciéndola más eficiente, expandiendo su capacidad, revisando sus reservas ¿sólo se puede hacer si hay de por medio una reforma fiscal?, porque sin una reforma fiscal y si Petróleos Mexicanos se quedara con los recursos, el Estado no tiene la posibilidad de sustituir estos ingresos que hoy sustrae de Petróleos Mexicanos.

Respuesta. CSH: Yo creo que son dos cosas diferentes. Una es la autonomía de gestión y otra es la reforma fiscal, y lo mencionaba hace un rato pero a lo mejor lo dije muy rápido. El presupuesto, y desde el punto fiscal, el sector público contemplaba su presupuesto con un petróleo de 27 y el precio es 40 y tantos, son 12 mil millones de dólares más que el presupuesto, ahí no hay que hacer reforma fiscal para invertir 12 mil millones de dólares.

Yo creo que el Estado debe tener ahí dos papeles, o PEMEX tener dos situaciones: una como causante y obviamente no se le puede quitar el tapete a los ingresos que genera para el fisco, y otro como empresa y el Estado cobrarle impuestos y como dueño decidir si le quita dinero, -por eso hablábamos de los dividendos, no es una palabra a lo mejor muy precisa-, que le quite capital o le ponga capital, si hay una crisis nacional y hay un problema terrible y PEMEX está en su mayor bonanza, pues hay que quitarle ¿verdad?

Pero yo creo que son dos cosas diferentes. Yo creo que la reforma fiscal no es necesaria con PEMEX, en virtud de que los precios de petróleo son muy superiores a lo que se le exige fiscalmente, como se le exigió 27 dólares y el Gobierno lo tenía en 23 dijo que hasta era irresponsabilidad del Congreso subirlo a 27. Hoy está a 42 o llegó a 50; 15 dólares por un millón 900 mil barriles diarios, ponle dos millones, son 30 millones de dólares diarios por 300 días, son 11 mil, 12 mil millones de dólares por encima del presupuesto.

Entonces lo que tienes que hacer es que tenga un régimen, por eso en el régimen fiscal dijimos que pague impuesto sobre la renta, pague IEPS, pague IVA y pague no sé qué derechos. Si nos damos cuenta, cuando se habla que PEMEX es el 35 por ciento y hay que despetrolizar al fisco, hay que tener en cuenta que parte de ese 35, yo hice una vez la cuenta y era simplemente 12, no era 35 lo que participaba, es el IVA en la gasolina, el IEPS en la gasolina, los derechos de explotación, esos, fuera pública, privada o de quien fuera, tienen que ser del fisco, forman parte de la recaudación normal fiscal.

Bueno, yo creo que el problema se presentaría en cuanto a su situación fiscal cuando el petróleo estuviera abajo de 27 por ejemplo, se fuera a 20 dólares, entonces sí va a provocar una crisis tal en todos los sectores, en la balanza comercial, en los tipos de cambio, en tantas cosas, que hay que rehacer todo.

Quiero dar un ejemplo, hay algún otro sector que creo que paga más que PEMEX, que son los cigarros. En los cigarros pagamos 110 por ciento del precio, más IVA sobre el 100 más el 110, más un peso, ahorita va a ser 75 centavos cajetilla, eso da como 75 por ciento del ingreso, 76 por ciento del ingreso.

De cada 100 pesos que vende la empresa hay 73 de impuesto al fisco, más el Impuesto sobre la Renta sobre la ganancia, vamos a decir que es el 75 por ciento del impuesto y, sin embargo, las cigarreras tienen su operación, independientemente del fisco, pagan impuestos muy altos como en Estados Unidos se pagan, se pagan los alcoholes, o se pagan por otros, es el IEPS, el impuesto especial para productos y servicios, eso lo paga la gasolina.

Yo lo que quiero decir es que mientras que el petróleo esté arriba de 27 dólares, ese diferencial yo creo que es absurdo. Yo he oído a gente muy importante, funcionarios públicos importantes inclusive que están en organismos, hablar de un fondo de estabilización petrolera. Es lo peor, es antieconómico, antifinanciero y antiempresarial.

Es como si a la empresa, y aquí hay muchos empresarios, le va bien cinco años, lo mete en una cuenta de cheques para cuando le vaya mal, es una barbaridad. Entonces lo que hay que hacer es modernizar, pagar deuda, hacer más mantenimiento, aumentar su exploración, tener más capacidad financiera, aumentar su productividad, su eficacia, dar más valor agregado a la producción petrolera y ya no tener que importarlo refinado, muchas cosas se pueden hacer con esos recursos, en lugar de tener una cuenta de cheques en Cetes al 4 o al 3 por ciento.

Entonces yo creo que es muy importante que el régimen fiscal de PEMEX sea racional. Pero que más allá de lo que él necesita, se use para el desarrollo de PEMEX, no para gasto corriente que es peligroso, aunque sea gasto social, porque cuando se baja el petróleo se le va a quitar el piso al gasto social, se tiene que usar en dado caso la recaudación fiscal para gastos no recurrentes o para inversión en infraestructura.

Yo no hablo del dinero que se queda en PEMEX, sino el que vaya al fisco, no deben meterlo a gasto corriente, ni a un gasto social recurrente. Tiene que ser un gasto social o infraestructura que no sea recurrente, pueden ser construcciones de hospitales, escuelas, lo que quieran pero que no sea recurrente, porque cuando se baje el petróleo entonces le van a quitar el piso a los estados, pero yo creo que son compatibles las dos circunstancias, de que pague muchos impuestos y tenga autonomía de gestión.

Yo creo que los argumentos de que hay que hacer una cosa primero, es para retrasar la cuestión. Cuando entró el presidente Fox en febrero o en enero invitó a un consejo en el que me hizo favor de invitarme, me mandó una carta diciendo qué pensaba. Y ahí, en la única junta que hubo, se habló de que iba a tener autonomía de gestión y que los impuestos que ya pagaba los siguiera pagando, pero que los excedentes pudiera reinvertirlos para su desarrollo. Entonces hubiera sido ideal y ya vemos que los datos que les di de crecimiento de los ingresos petroleros de diciembre del 2000 al día de hoy son muchísimos, muchísimos, muchos miles de millones de dólares.

De hecho, este año los ingresos petroleros son 30 mil millones de dólares. Recordarán que en algún año se bajaron a 6 mil, hace unos años eran 14 mil, 12 mil; quiere decir que en un lapso de tres años han subido más de 15 mil millones de dólares de ingreso.

De hecho, los aumentos de precios de CFE y los ingresos son como tres veces más de lo que se esperaba con la reforma fiscal.

Pregunta 2: Ingeniero, buenas tardes y muchas gracias por la exposición tan brillante que ha hecho, ha hablado usted como economista y como uno de los mejores economistas. Mi pregunta concreta es, ingeniero, cómo ve usted las funciones del Banco de México que, como usted bien ha indicado, tienen como objetivo básico el control de la inflación. En lo particular se me hace un desperdicio una organización tan grande, tan eficiente, con tan buena gente como la que tiene el Banco de México, como para mantener como único objetivo el de la inflación y agregaría uno adicional, el de mantener unas reservas de 30 mil millones, de 60 mil millones de dólares, que según algunos economistas resulta más caro mantenerlas en las reservas que mantenerlas trabajando para el bien de México, cuando la más frecuente respuesta que obtenemos de cómo se están dando las cosas y las necesidades que tiene el país, es que no se pueden acelerar las inversiones y los gastos porque no hay recursos, mientras mantenemos esas reservas que parecen ser nos resultan más caras. ¿No sería necesario bajo ese esquema cambiar el enfoque también del Banco de México para hacerlo no solamente un controlador de la inflación y convertirlo también en un promotor del crecimiento?

Respuesta. CSH: Si, no tengo duda y lo dije. Ustedes lo tienen en la página 49 y en la 138 del estudio. En la página por ejemplo 138 dice: hay que cambiar la Ley Orgánica, yo sé que no es Ley Orgánica, es la Constitución, lo pusieron en la Constitución para evitar que se cambiara, establecer el mandato de promover el crecimiento económico, el empleo y la competitividad en la economía nacional además de mantener el poder adquisitivo; es la página 138.

En la 49 dice: en la Ley Orgánica del Banco de México debe incluir el mandato de la promoción del crecimiento económico y el empleo. Yo no tengo duda, porque no hay que restringir la función de la política monetaria que va acompañada de la fiscal en que el único fin es mantener la inflación, por eso digo no es un objetivo, es un instrumento.

Y bueno en Estados Unidos es no solamente lo que se dice aquí en el documento de ustedes, sino también maximizar el empleo y minimizar las tasas de interés de largo plazo, es uno de sus objetivos, no solamente la inflación sino la tasa de interés de largo plazo.

Ahora, respecto a las reservas, son más, son como 65 mil millones de dólares más las escondidas que deben ser mucho más, las que trae PEMEX por ahí en algún lado, las que manejan en otros lados que siempre se ha hecho. Yo creo que es un error, pero es producto de querer tener un presupuesto equilibrado, manejar Pidiregas en lugar de pagar deuda, ellos tienen para enfrentar los Pidiregas que se nos vencen próximamente.

Entonces yo no entiendo para qué nos seguimos endeudando, porque lo que no cabe duda es que el problema no es usar esas reservas para el desarrollo, no hace falta, no hace falta y no sería sano; hay que usarlas para disminuir la deuda, y en lugar de financiarnos en Pidiregas al 15, o en contratos de servicios múltiples al 15 o al 20 en dólares o al 12, por proveedores que además nos venden más caro porque van financiados, ese es el proyecto atado, hay que pagar esos pasivos y tener menos reservas y menos recursos. Por eso hablaba de bajar el pasivo de PEMEX también.

Voy a decir algo que es una de las trampas de los instrumentos y de toda la información, por eso es muy importante que cuando la analicen, la analicen cualitativamente, no nada más la figura como una foto, mecánicamente, sino ver en qué está el déficit, en qué está el ingreso, en qué está el egreso, también el déficit en cuenta corriente, en qué está la importación, en qué está la exportación, etcétera, etcétera.

Y en esto de las cuentas, por ejemplo, el Consenso de Washington habla de dejar el tipo de cambio al mercado. Entonces ¿cómo se puede meterle mano al mercado? bueno, pues una forma es con altas tasas de interés, que lo hemos visto en muchos países y desgraciadamente lo que hemos hecho aquí es, por eso se ha revaluado el tipo de cambio, Pidiregas en dólares, de manera que hay mucho financiamiento, mucho ahorro externo entrando al país, del cual sin un financiamiento de CFE por ejemplo, que hay 40 de contenido nacional, pues ese 40 son dólares que van al mercado. Entonces tú puedes forzar el mercado en el tipo de cambio de oferta o demanda según que para la inversión pública uses financiamiento en dólares o en pesos.

Entonces, yo les insistía, hagan Pidiregas en pesos. Si haces Pidiregas en pesos, a parte de que la institución debe pesos, que es más sano deber pesos cuando tus tarifas son en pesos, además de deber en pesos, entonces tendrías demanda de moneda extranjera y tendrías menos pasivos en moneda extranjera y tendrías una balanza en la que no estuviéramos tan presionados de importación.

Pregunta 3: Eugenio Salinas, del Consejo Mexicano de la Carne. Muchas gracias don Carlos. Ilustrándonos con esos conocimientos económicos y políticos, dos vertientes de la pregunta, por un lado, cuál es el blindaje, si puedo usar la palabra, que tiene el Acuerdo, para que como usted comentaba con la historia que nos dio ahí un poquito desde los 30 para acá, pueda funcionar y responder, si puedo usar la palabra, con cualquier tipo de gobierno o dependencia que tengamos a partir de las elecciones del año que entra, eso en la parte del Acuerdo, si hay algún blindaje o algunas cosas, no sé en la oportunidad de que se haya hecho este Acuerdo a un año que estamos de las elecciones. Y la otra parte también, no sé si no entendí muy bien o de alguna manera discrepo un poco en la racionalidad de la parte de comercio exterior que usted hablaba, en cuanto a tener una economía más, como dijéramos también los economistas, más mercantilista de desarrollo de lo interno hacia fuera, o definitivamente de mucho mayor liberalización, que es a lo que nos están viniendo acostumbrando y donde los que tenemos mucho que ver con la integración de cadenas productivas que, también ahora y ocasionalmente no he oído tanto de eso y tampoco en el Acuerdo, es necesario verlo, porque es necesaria, déjeme usar la palabra, la complementación de las importaciones para poder desarrollar muchas de esas cadenas productivas.

Respuesta. CSH: Bueno, yo no creo mucho en los blindajes. Yo digo que han de ser como los cinturones de castidad, no creo mucho en los blindajes. A mí me parece que lo que puede tener, según lo que tú hablas de blindaje, es que sea un Acuerdo de la sociedad en su conjunto con los actores políticos, que sea la unidad y el consenso.

O sea que haya consenso, que haya unidad, casi, casi, que sean indiscutibles. Que los objetivos sean implacables. ¿Quién no quiere Estado de Derecho?, ¿quién no quiere seguridad?. Lo que pueden hacer si el derecho no es justo, si hay leyes no justas, que además se propone aquí simplificar para que se cumplan, no es tener más leyes. Nada más como crítica, siento que aquí resuelven muchas cosas con leyes. Ni los acuerdos ni las leyes resuelven los problemas, ni los enfrentan, se resuelven con acciones; para tener resultados hay que actuar.

Entonces, lo único que yo veo como básico es de que sean cosas implacables, de consenso, que todos estemos de acuerdo en que hay que crecer, que hay que crecer con empleo, que hay que tener políticas redistributivas, que hay que formar capital humano, que hay que formar capital físico, que hay que vivir en un Estado de Derecho con seguridad pública.

Yo creo que es lo que le da valor, que sea algo, me cuesta trabajo decirlo, indiscutible, que no lo discutiéramos mucho, que estemos de acuerdo todos, no puedes estar en diferencia, porque hay pluralidad de ideas y diversidad de intereses en una sociedad, puedes estar de acuerdo en que cada quien lo haga como piense e inclusive puedan ser opuestas las soluciones y los cómo, pero que los conceptos y los objetivos queden claros. Que lo que pueda hacer la diferencia sean los instrumentos. Que uno crea que por un camino y otro crea que por el otro, pero que los objetivos estén bien claros.

La segunda pregunta, no la entendí mucho. Yo creo que hay que irse a lo básico, los acuerdos comerciales no son buenos o malos, es cómo los hagas. Ahora que en la globalización hay que insertarse en esta nueva civilización, pero hay que ver cómo le conviene a cada país. Para mí el tratado con Estados Unidos es muy bueno aunque sería más bueno de tal forma. Los tratados por todos lados creo son un error, yo creo lo de los tratados, alguna vez dije, debería de negociarlos Isaac Saba, no un abogado que sale de la escuela con un doctorado en relaciones comerciales exteriores; es que es un tratado de comercio en que cada uno de los que está negociando va a buscar las mejores condiciones para su país.

Bueno, entonces yo diría, primero, el tratado con Estados Unidos ha demostrado ser excelente. Traemos 61 mil millones de superávit comercial con Estados Unidos. Bueno, el que pueda reclamar que sea malo con ese superávit comercial con Estados Unidos yo creo que está equivocado.

¿Qué cosa hubiera sido mejor? Bueno, hubiera sido mejor que incluyera un acuerdo migratorio para que se globalizara el comercio, pero también se globalizara el trabajo, eso hubiera sido muy importante, y que hubiera contado, como en la Unión Europea, con fondos de compensación para que los países más avanzados y las regiones más avanzadas hagan un subsidio cruzado a los países menos desarrollados, más rezagados y a las regiones más rezagadas, pero no solamente como un donativo, sino para impulsarlos a que se incorporen a la modernidad.

A Estados Unidos le conviene que en México en lugar de que seamos diez millones de clientes seamos 110, y le conviene que ya no vayan medio millón al año a trabajar allá; le conviene regular cuando van y como van, digo si no estuvieran esos mexicanos Estados Unidos no operaría, sería difícil.

Yo creo que es un error pensar que firmar tratados comerciales nos va a servir. Firmar por firmar tratados no nos va a servir. Aquí en el documento de ustedes, creo que lo han leído menos que yo, trae dos puntos curiosos, porque en la página 28 dice más acuerdos comerciales y en la 29 ya no hacer más acuerdos nacionales.

Entonces en la 28 está planteando que hagamos más acuerdos nacionales en particular con Brasil y Mercosur y acuerdos estratégicos con la Unión Europea. En la 29 dice que lo digiramos, que veamos, que nos esperemos y si es necesario no se debe firmar ningún tratado de comercio adicional ni modificar los calendarios de desgravación.

Estamos negociando con otros países que nos vendan cosas o que nos compren cosas, es una negociación comercial que no es buena per se, es qué te van a comprar y cómo y qué te van a vender y cómo. Entonces México ahí yo creo que nos hemos equivocado, porque los 61 mil millones de superávit que tenemos con Estados Unidos y con Centroamérica también, pues vamos, tenemos un déficit de 70 mil con los demás más el contrabando, tener un déficit de 70 mil millones con los demás afecta al aparato productivo, a la industria principalmente y provoca problemas de desempleo. Otro factor que se me olvidó hablar de Estados Unidos, es el agrícola, no nos hemos preparado para la apertura del 2008.

Entonces lo que deberíamos de estar haciendo ahorita es acelerar el proceso para prepararnos un poco al 2008, pero sobre todo renegociar esa parte, en base a que ellos están dando subsidios agrícolas. Como ellos dan subsidios agrícolas, decirle oye, pues estás dando subsidios agrícolas, vamos a echarlo más adelante. Si quieres seguir dando tus subsidios, pero déjame a mi organizar mi sector agropecuario porque el 25 por ciento de la población vive de eso y no puedes tú de la noche a la mañana quitarles el tapete, no sé si me explico.

Entonces en resumen, hay que negociarlos. Por ejemplo, el tratado con Estados Unidos es muy bueno, pero hacer tratados por todos lados es un error. Al final del día, no sé en cuantos años, pero antes de que estemos globalizados todos, pero ahorita cada quien debe de buscar con quien se negocie.

¿Por qué Brasil no ha querido entrar al tratado?, bueno pues porque así está muy bien, trae fronteras abiertas, desgravaciones arancelarias, por ejemplo de México a lo mejor, para qué quiere un tratado si ya está abierta la puerta del comercio.

China se está insertando con mucha inteligencia. Dice: el que quiera venderle cosas a China se viene a China, ya que se fue a China, quieres venderle a China tienes que exportar, entonces bueno, para China los niveles son muy altos, por eso cuando la ponen en el lugar 33 como competitividad, está mal ese dato. Bueno la realidad es que China lo está haciendo muy bien.

China está pasando de la sociedad agrícola y rural como México en el 32, a una sociedad no industrial sino a una sociedad tecnológica con un alto nivel educativo, que está jalando la investigación y el desarrollo de los países desarrollados a China, porque les cuesta 80 por ciento menos tener ingenieros y tener investigaciones y desarrollo.

Pregunta 4: Carlos, cada vez que te escucho aprendo más y no voy a decirte un halago, es una cosa que la he pensado muchas veces, igual que Isaac y otras gentes que conozco. Eres hombre generación, o sea, por generaciones no nacen muchas personas como ustedes, nacen algunas personas, y el mejor ejemplo es que no eres ni ingeniero ni ecónomo, ni nada, eres un hombre práctico que dices las cosas como las entiendes y que son totalmente inteligentes. Te quiero decir una cosa, yo soy parte de la comisión que escribió, que redactó el documento, porque tampoco no me voy a hacer irresponsable, lo único que he tenido en mi vida es que me hago responsable de todo lo que hago y puede tener errores, pero el documento lo vamos a continuar revisando, vamos a ajustarlo y vamos a ver por dónde van las cosas. Yo quiero hacer dos comentarios. Actualmente hay un sistema y está detenida la ley de compras por parte del gobierno, una forma de acabar con la corrupción que hay en el gobierno para las compras del gobierno, serían las compras por subasta, que dentro del documento por ahí está escrito, y la situación de las compras por subasta lógicamente que a mucha gente no le van a gustar, pero si le ponemos ciertas condiciones de que los productos que se vayan a comprar para el gobierno estén hechos con productos nacionales o con regla de origen de productos hechos en México, eso podría incentivar la producción y crear empleo en México, sería uno de los caminos para crear trabajo en México. Hay países en el mundo que han tomado ciertas medidas y están en la OMC, y nadie nos quiere entender que esos países toman ciertas medidas que cuando nosotros vamos al gobierno nos dicen que eso no lo pueden hacer porque vamos a tener problemas con la OMC y es falso. Brasil ahorita acaba de tomar medidas contra China, restringieron la entrada de productos y no hay ningún problema que vaya a tener con la OMC; igual lo podríamos hacer en México. Y yo estoy de acuerdo contigo o con usted, en que los productos y las cosas y las decisiones tienen que ser rápidas y que cada país o que cada decisión que se vaya a tomar es para la situación que se está discutiendo en ese momento, que no pueden estar las cosas escritas como un decálogo. Se necesita gente que pueda ser práctica, en la que haya honestidad para la toma de decisiones y que sepa tomar un camino lineal para poder llegar al final, y yo creo que sería una de las condiciones para que México saliera de esa situación. Y hablo de las compras en subasta y como esas hay muchas cosas que se podrían hacer. Por ejemplo, Mexicana empezó a comprar por subasta todos los productos, creo que abarató 50 o 60 por ciento sus compras porque ponen a subastar quien vende ese producto de esa calidad al mejor precio y se puede checar. Hay que tratar de implementar esas cosas cuando menos para el Gobierno, para que compren bajo ese esquema y no se puedan desviar las compras bajo ninguna situación y no es ningún control de nada ni es la falta de libertad de movimiento ni de compra. Gracias.

Respuesta. CSH: Te agradezco mucho tus comentarios, mucho de veras. Yo estoy convencido de eso, hay que hacer subastas inversas. Nosotros también en algún caso de algún apoyo de la Fundación, alguna institución, hicimos subastas inversas y acabamos comprando casi 40 por ciento más barato las cosas, hay que bajar la normatividad porque hay muchas normas que acaban por no funcionar.

En relación al consumo de productos nacionales, yo creo que hay acuerdos que hay que cumplir y respetar y en esos acuerdos tiene que estar abierta la subasta a proveedores nacionales o extranjeros, pero la manera de inducir qué hacen para que sea un proveedor extranjero en lugar que un nacional, es los Pidiregas, los financiamientos, los proyectos llave en mano, proyectos grandes concursados en paquete, en lugar de agregar el concurso en partes para que los nacionales puedan participar y por supuesto en donde no hay tratados, por eso no hay que hacer tratados nada más por hacer tratados, pues esos tendrían que estar gravados.

De acuerdo con la OMC, tengo entendido, no soy experto, que hay un impuesto máximo de 35 por ciento de los países, que yo creo que es bastante bueno, que es lo que a veces cobra Brasil, para inducir a que los productos, por ejemplo electrónicos, se produzcan en Brasil. Entonces yo creo que aranceles a países donde no tenemos tratados comerciales son indispensables.

Y en los concursos de proveeduría del Gobierno, a parte de que podría ser lo que hace Estados Unidos, que tiene ciertas leyes para favorecer a las minorías, se podría hacer aquí en México para empresas medianas y pequeñas, como allá lo consideran para ciertas comunidades étnicas o por género, hacerlo acá, pero en los concursos, cuando tú concursas proyectos muy grandes y que te tienen que financiar, pues salíamos del concurso los mexicanos. Afortunadamente, ya en los últimos años nosotros hemos buscado capitalizar a dos constructoras de manera importante, estamos entrando también nosotros y estamos teniendo ya posibilidades de concursar en estos proyectos.

Ahora, si tú aparte del financiamiento estableces lo que llamábamos la inversión privada, como complemento de la pública, entonces el gobierno lo que va a hacer es subastar abiertamente un proyecto de construcción de un hospital, de una escuela, de una carretera, de una cárcel, pero no está concursando el contrato de obra como ha sido tradicional, sino que está concursando la licencia por 15 o 20 años de que se le financie por 20 años el proyecto que son los llamados PPS. Bueno, en función de que el Gobierno haga esto, se le va a abatir el costo brutalmente de todos los concursos.

De hecho, en una carretera se bajó 100 millones de dólares el costo para el Gobierno que tenía que subsidiar. Acababa de concursar la transportación de agua de Mexicali a Tijuana y el concurso que ganó se fue al suelo, ya a niveles muy atractivos para la ciudad. Es lo que hay que hacer y que el que gane el concurso ya verá cómo le hace, pero él ya se comprometió a que va a cobrar dos pesos por transportar el agua durante 15 años y a los 15 años se revierte la propiedad de esa inversión tan grande que se hace en beneficio del Gobierno y lo vuelve a vender después.

Ahora, la Secretaría de Relaciones Exteriores que hicimos acá a una calle, que era la única forma de hacerla, en lugar de que salga del presupuesto federal y se gaste 100 millones de dólares en un año para concentrarse, se financió creo que es a 20 años, ganó el concurso BBV, lo ofreció en condiciones financieras atractivas y lo va a pagar en 20 años como renta.

Entonces, la posibilidad de que en lugar de invertir 3 por ciento del PIB se invierta 10 o 15 es muy rápida, no hay que esperar a subir 1 por ciento el PIB por año, es olvidarse de la recaudación.

Hay que hacer una reforma fiscal eficiente, lo dice aquí el Acuerdo, pero lo que hay que hacer es que la inversión privada llegue a complementar de manera importante al sector público. No con privatizaciones. Lo que hay que hacer es que para servicios públicos entre inversión privada y cuando hablo de inversión social o de ahorro social son los 100 mil millones de dólares que tenemos del SAR, de los fondos de pensión, que ahí están en pesos, que son los que han hecho que la tasa a largo plazo exista a bajas tasas, pues entre mejores rendimientos tengan esas inversiones mejor se van a jubilar las personas.

Pregunta 5: Raúl Picart, Presidente de la Comisión de Comercio Interior de CONCAMIN. Hay dos conceptos que tocaron y quisiera abundar en ellos. Uno es la importancia de las compras de gobierno. Efectivamente es importante y de hecho en Estados Unidos, para poder entrar a un concurso grande de gobierno, es a base de puntos y estos puntos se obtienen por el número de pequeñas empresas que están integradas a los procesos de producción; es un esquema de jalar. La otra es el concepto de la subasta, porque luchamos mucho para echar atrás en este último cambio de ley que mandó el Presidente Vicente Fox; porque era muy difícil proteger a la pequeña y mediana empresa. Vemos, por ejemplo, en estos momentos, que para poder presentar un concurso de gobierno, tiene que haber una fianza. La Comisión Nacional de Valores acaba de dar un mandato a las afianzadoras de que la única manera que otorgan la fianza es con una garantía dura, hipotecaria, de tres a uno; es muy difícil aguantar un valor tan fuerte, sobre todo para la pequeña y mediana empresa. Yo lo que creo es que es una cuestión de actitud, pero que tenemos que tener una visión de cómo hacer que los jugadores pequeños le entren a este juego. Está lo que son obras grandes, estoy de acuerdo en la subasta, la subasta es muy distinta en carreteras, en obras de la Comisión Federal de Electricidad, pero en la parte en donde todos pueden jugar es el grandote quien puede a la hora de la hora comprar el mercado. Hay empresas que sí pueden comprar mercados y no importa si ganas o pierdes, simplemente es el estar ahí. Pero eso es lo menos peligroso y ojalá y pudiéramos tener ese concepto de que todos jueguen, y como decía Carlos, en el aspecto de que en Estados Unidos existen porcentajes donde esto obliga a que todos le entren. Hoy en día la situación es muy difícil para poder decir qué empresa mexicana puede tener un porcentaje y de qué tamaño, porque ya dependemos mucho de las importaciones. Entonces, el concepto de compras de gobierno es muy importante y ojalá que ese cambio de actitud podamos lograrlo, porque en esta conversación que hemos tenido el día de hoy, donde escuchamos a los funcionarios públicos, estoy escuchando a empresarios y a la hora de la hora decimos: “Por qué ellos, si piensan igual que nosotros, no se hacen las cosas como nosotros pensamos” y eso también es un gran defecto en cuanto a la ley. Nosotros, los empresarios, cuando tomamos una decisión, hacemos el cambio, no consultamos a nadie, creemos en ella y así lo hacemos; pero estando los funcionarios públicos, son secretarios de Estado, resulta que solamente pueden hacer aquello que está permitido y todas las innovaciones no las pueden llevar a cabo porque como son innovaciones, todavía no están permitidas. Entonces, se la pasan con los brazos amarrados y no pueden actuar libremente a las grandes oportunidades que el mercado da. Ojalá que pudiéramos cambiar esta parte y, la otra, que pudiéramos seguir pensando en cómo jalar a los que no pueden jugar, porque no son competitivos, no lo son ni lo van a ser en algunos años.

Respuesta. CSH: Discúlpame que no esté de acuerdo contigo. En lo que se refiere a las afianzadoras, no es nuevo. Las afianzadoras siempre han tenido la obligación de tener una contra-garantía para dar fianzas, pero no es de tres a uno, es que sea satisfactoria. Entonces se puede dar fianza sin tener garantía específica pero va contra el capital y la garantía no es tres a uno, sino simplemente que esté garantizado.

Ahora, yo creo que tiene que comprarse al que mejor precio dé en condiciones semejantes y obviamente de proveedores calificados previamente. Podemos aceptar que hay que comprarle al que más barato dé, el que pudiera haber los derechos para proteger a la pequeña empresa como hay los derechos de minorías en Estados Unidos, en eso estaría totalmente de acuerdo.

En lo que no estoy de acuerdo es que alguien se sienta mal porque vendió en 65 y otro cotizó a peso y se pudo haber ganado más; eso no se vale. Si tú fueras empresa privada buscarías comprar lo más barato, por qué el dinero de la sociedad va a tener que pagar más en las compras que haga. Yo creo que podría haber protección de minorías, de acuerdo, pero además la subasta inversa no es de que se abren los sobres, sale alguien a ver quién da menos, se dice: se va a subastar esto, califican tales proveedores, se abre en Internet, se cierra el martes a las 10:00 de la noche y el que para el martes a las 10:00 de la noche esté dando el mejor precio ese es el que lo provee.

Para calificar a los proveedores podría protegerse a los pequeños. Pero lo que no se vale es tratar de venderle lo más caro, sea pequeño, mediano o grande, a la sociedad los bienes o servicios que se le den, porque esta institución, no sé, pues si tiene un presupuesto de cien pesos y le venden a 65 en lugar de a dos pesos, pues va a ser tres veces más. Yo creo que ahí, ahí sí discúlpame, yo creo que hay que buscar proteger a la pequeña empresa con esos derechos de ciertas proveedurías, sólo ser dedicados a ellos y tenerlos calificados y registrados, etcétera, y vender en las mismas condiciones de calidad y de servicio de los mejores precios.

Pregunta 6: Oscar Álvarez de la Cuadra, Generación 57. Una aclaración. Nosotros hemos estado peleando como Cámara de empresa y consultoría, precisamente la subasta en reversa. La subasta en reversa lo que nos ha traído es el poder dejar la discrecionalidad para el otorgamiento de los contratos, tratando de disminuir el valor, ha llegado esta corrupción. Tenemos una estadística de la Secretaría de Hacienda de que hay un 20 por ciento de los trabajos suspendidos por otorgárselos a los de menor precio, la necesidad de obtener el trabajo te hace disminuir el precio y no cobrar lo que justamente se requiere, hay un 30 por ciento de obras también con un 10 por ciento de corrupción al saber cuál es la oferta de más bajo precio, se trata, a través de esta discrecionalidad y para tratar de evitar de caer en las contralorías, de otorgárselo al de menor precio. La subasta en reversa, para nosotros, en la Cámara de Consultoría y de los Ingenieros, realmente es un riesgo muy elevado, ya que propicia la corrupción y esto da opción a que se tenga ese tipo de obras suspendidas, mal ejecutadas y que tengamos problemas. La experiencia que tenemos en nuestra Cámara, de todos los años que tenemos, es que el precio justo es el tratado de dar en base a calidad. Gracias.

Respuesta. CSH: O sea que hay que ir al más alto o qué. Yo lo que dije es que se califique a los proveedores y de los proveedores calificados, dárselo al mejor. Es que, para qué nos hacemos tontos, nosotros también compramos cosas, tú calificas a tus proveedores y si hay cinco o seis proveedores, primero los calificas, luego te dan garantías, y se lo das al que te dé mejores condiciones. Pero ahí estoy de acuerdo en que hay que eliminar normatividad y en algunos casos poder hacer algunas cosas sin concurso, porque resulta que mañana hay una accidente en la conducción de gas o de petróleo o de no sé qué, en tal lado, pues hay que corregirlo, no puedes hacer un concurso para ver quién gana y llevarte la normatividad que después, por habérselo dado a alguien para componerlo de inmediato, se tarde más tiempo. Por eso hablo de que tenga autonomía de gestión, para que le respondan al consejo, que tengan una normatividad distinta, que no tengan los techos presupuestales, que no tengan la camisa de fuerza, las limitaciones del presupuesto y también para poder decidir en los concursos.

Yo creo que en las empresas lo que hacemos es que cuando tenemos ciertos proveedores, pues buscamos no depender de uno solo, aunque nos dé más barato que todos, buscas tener tres o cuatro o dos, para tener seguridad en tu suministro, etcétera. Entonces no es de a rajatabla de blanco o negro o del todo o nada, es calificar a los proveedores, aunque sean de asesoría o de consultoría, que es más subjetiva porque es quien te va a dar el mejor consejo, ahí no es cuestión ni siquiera de dinero. Por eso los tienes que calificar bien.

Pregunta 7: Es un comentario último, bueno, soy Pablo Kuri, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, a mí me encantó el Acuerdo de Chapultepec creo que le llaman, me encantó porque se está manejando algo muy lógico. Sin embargo, yo creo que podríamos incluir el nacionalismo, no estoy en contra de la oferta y la demanda ni del mercado, pero yo creo que tenemos que hacer que la gente de México consuma lo mexicano, que se ponga de moda lo mexicano, hablo de todo lo que se fabrica en México. Entonces, de alguna forma te recomendaría, Carlos, o lo recomendaría, que incluyeran esta forma de explotar lo mexicano y tratar de que la gente compre lo mexicano, no imponiéndoselo, sino haciendo que se ponga de moda lo mexicano. Gracias.

Respuesta. CSH: Pues es un Acuerdo Nacional para la Unidad; creo que más nacionalismo que eso es difícil. Hay un artículo interesante que me mandó don Pepe Iturriaga, que tiene 93 años. Nos habla de que nacimos en la discordia y que el Acuerdo es un llamamiento a la concordia, y que cuando hemos vivido en discordia, fueron 56 años después de que se acordó la Independencia, de guerras civiles, pérdida de territorio, confrontación, enfrentamiento, invasiones, luego la Revolución y que cuando hemos vivido en concordia las cosas cambian.

Yo creo que lo más fuerte que podemos tener desde un punto de vista nacionalista es ponernos de acuerdo los mexicanos, tener consensos, definir nuestros objetivos y todo eso queda implícito. Porque el darle legislación para que haya gestión autónoma en PEMEX, pues es quitarle la presión a que tenga que ser la inversión extranjera la que lo haga. El que formemos capital humano es tener gente preparada para investigación, desarrollo, ingeniería, consultoría. Yo creo que está implícito todo eso, gente con nutrición, salud y educación, el poder tener desarrollo acelerado, sostenido y sustentable, con capital humano y físico es lo que está implícito.

Hacerlo más explícito podría no tener consenso, pensaría que vamos para atrás, pensaría que nos queremos cerrar, la xenofobia, podría tener sus inconvenientes. La base de lo que platiqué hace un rato de la campaña nacionalista y su lema era consuma lo que el país produce. Pero viene luego ligada con un proteccionismo que hoy no hace necesariamente sentido, porque antes era pasar de una sociedad agrícola a una sociedad industrial, ahora queremos pasar a una sociedad moderna y una sociedad moderna debe tener un sentido nacionalista.

La parte de soberanía ya cambió, ahora es cultura y economía, antes era frontera, ya no les interesa quedarse con el territorio, era moneda, eran leyes, ya hay leyes internacionales, ya las monedas también se están internacionalizando. Entonces yo creo que implícitamente tiene un alto contenido, pero tampoco dentro de ese consenso el buscar ser incluyentes sería excluir la inversión extranjera, que es muy importante, el comercio, la apertura, una serie de elementos que creo que no sería conveniente dar pasos atrás en esa dirección.

Yo les agradezco mucho la atención, nada más que tengo que comentarles algo, si no me voy a sentir mal después. Aquí en la página 78 y 158 de su documento, vienen algunos comentarios que quisiera yo acotar dice: “Telecomunicaciones, competencia y calidad en el mercado de telecomunicaciones y una política pública de promoción del número de celulares y líneas fijas”.

Bueno, yo creo que la persona que escribió esto no está muy enterado, es alguno de los que le quiere dar sus trancazos a TELMEX constantemente. Tenemos a la fecha 70 por ciento de penetración, el crecimiento de dos dígitos entre telefonía fija y móvil es de lo más avanzado; de hecho en todos los países en los que estamos ya estamos llegando a niveles de 50 por ciento de penetración de la móvil y yo creo que aparte de que haya penetración, de lo que debería de estarse hablando, porque esto ya es muy rezagado, no sólo de la tecnología y de la realidad, sino que hasta de los reguladores, está ya muy viejo, lo que hay que hacer es una política pública de promoción de la Banda Ancha, de la convergencia, de avanzar, de que no esté hablando nada más de dos, porque aquí está hablando nada más de dos, entonces yo creo que eso debería de ser más avanzado.

En la otra página que habla de Banda Ancha, la 158, aunque obviamente yo creo que está escrito por la CANIETI o por los “cableros”, dice así, se los voy a decir de memoria, el cable, pues todos sabemos, del cable, son monopolios regionales desde hace 40 años, que no han invertido, están rezagados y ahora, a pesar de ser monopolios regionales, quieren ventaja de tiempo para competir.

Yo creo que lo que tiene que haber en la Banda Ancha, es lo más que se pueda invertir y crecer en ella, es lo mejor para el país, porque toda la red de telecomunicaciones del país es el sistema nervioso de la nueva civilización. Que no solamente se maneje la voz, sino los datos y el video, que pueda haber videoconferencia, que pueda haber, para los negocios y para las familias y que pueda haber entretenimiento y lo que hay que hacer ahí, no es decir: Voy a subir a diecisiete mil empleos para el 2005, pues son los empleos que debió de haber dado antes, se rezagó mucho y lo digo con conocimiento de causa porque nosotros fuimos socios de Cablevisión y tenemos participación en la administración.

Pero yo creo que lo que debe haber es competencia, debe haber más participantes. En la página anterior, cuando habla de competencia, pues no se les olvide cómo eran las telecomunicaciones hace 15 años y que hace diez u ocho competimos con el más grande del mundo AT&T, con MCI y hoy los dos están quebrados, no nada más en México, sino internacionalmente.

Luego siguió el problema con Banamex, con Bancomer, con Telefónica y ahí está entrando hasta CFE, que se queja que no tiene dinero para la electricidad y ahora resulta que va a crear telecomunicaciones, a subsidiar a los que participen, yo creo que eso ojalá y le sirva como una fuente de ingresos adicional. Pero el que hable de hacer políticas públicas para aumentar la penetración y para crear competencia, por cierto que la conexión de TELMEX hacia los competidores les cobra cero, para los que prestan servicio local no hay un cobro por eso. No podía dejar de hacer comentarios de este tipo, pero les agradezco mucho la invitación.

Muchas Gracias.

Moderador: Muchísimas gracias ingeniero. Antes de finalizar queremos comentarles a todos los asistentes que en la entrada principal se encuentra la mesa de firma del Acuerdo de Chapultepec, por lo que invitamos de manera voluntaria a las personas que deseen pasar a firmar.

A todos los presentes, muchas gracias y con eso damos por concluidos los trabajos de la firma.